Revista Fusión

 Subscripción RSS

FUSION también eres tú,  por eso nos interesan tus opiniones,  tus reflexiones y tu colaboración  para construir un  mundo mejor

Recibe nuestras noticias en tu correo

 


 

SUPLEMENTO ASTURIAS   -  MARZO 2005

JOSE ANTONIO FERNANDEZ
Foto cedida por J.A. Fernández


JOSE ANTONIO FERNANDEZ

Autor de "Occidente de Asturias"


Han sido siete años de meticuloso trabajo. Siete años recorriendo el occidente asturiano a través de sus albergues, tras lo cual ha publicado la que es, posiblemente la mejor y más completa guía de albergues y rutas de montaña en el occidente asturiano. Sin subvenciones. Sin ayudas. Y en sus tiempos libres. Ahí queda eso.

La primera edición, publicada el año pasado, fue un éxito de ventas, lo que indica que los aficionados a la naturaleza saben valorar las cosas bien hechas. Un libro pensado para que cualquiera se pueda aventurar con garantías en una zona tan bella como desconocida de Asturias.

-¿Cómo surgió la idea de este libro y por qué te decidiste a hacerlo?
-La idea surgió precisamente en un albergue. Me di cuenta de que no había ninguna guía que englobara los albergues de la región, salvo la de la Consejería, que era, la verdad, bastante insuficiente. A raíz de eso, empecé a recorrer el occidente, de concejo en concejo, alojándome en los albergues, y con los años fui completando la información y descubriendo albergues que ni siquiera yo sabía que existían. El libro en principio comenzó como una guía de albergues y luego le añadí una ruta de montaña, la mayoría de ellas desde el mismo albergue, sin necesidad de coger el coche. También lo acompaño con alguna foto, un mapa y una descripción general de cada ruta.

-¿El trabajo de campo es lo más difícil?
-Sí. Yo soy montañero aficionado y lo he hecho todo en mis ratos libres. No me dedico a ello profesionalmente y lleva mucho trabajo si quieres hacerlo bien. Primero debes informarte de la zona donde vas; luego hay que recorrer la ruta e ir tomando nota de forma detallada de los atractivos turísticos y culturales que vas encontrándote por el camino: un molino, una fuente, una casona, una cueva, cualquier detalle importante que llame un poco la atención. Sin olvidar la descripción en sí de la ruta, porque tienes que pensar que puede hacer la ruta mucha gente que a lo mejor es la primera vez que sale de monte, y si no lo detallas se pierden seguro.

"Los albergues actuales son auténticas oficinas de información y modernos centros de turismo activo, donde se desarrollan toda clase de actividades en la naturaleza, de aventura y culturales"

-¿En eso se diferencia un libro "de campo", de cualquier guía oficial?
-Yo cojo cualquier libro de los que salen ahora en cantidad, y nada más empezar a leer ya sé cómo está hecho: si recorriendo la ruta de caleya en caleya o sentado en el salón, porque los hay hechos desde casa. Tienen una descripción de la ruta a grandes rasgos, con cuatro pinceladas que destacan y ya está.

-¿Has recibido algún tipo de ayuda?
-No, sólo el interés que mostró la editorial. Los gastos fueron por mi cuenta. Intenté solicitar una ayuda en Turismo y en Cultura, pero no hubo apoyo de ninguna clase.

-Una guía como ésta sería necesaria en toda Asturias. ¿Por qué la hiciste de Occidente?
-Es una zona de la que se dice que está olvidada, que está incomunicada, porque para acceder a ella tienes que meterte dos o tres horas de coche, pero gracias a eso también está muy bien conservada, es un paraíso de tranquilidad.
Puedes ir por allí un domingo y, te podría decir que casi no encuentras a nadie. En cuanto te metes de Navia para abajo, carretera de Boal, o de Villayón, apenas encuentras coches; y por el monte, y los pueblos puedes no ver absolutamente a nadie. Esto contrasta con otras rutas de oriente o del centro, porque muchas son una verbena.

-¿Cómo es la belleza de occidente?
-Es muy variada, muy rica en paisajes. Está la zona de la cordillera, en Cangas, Degaña o Illas con cotas importantes, de más de dos mil metros. Tiene también muchos bosques preciosos, aparte del superconocido Muniellos. Son manchas boscosas totalmente desconocidas como Valdebueyes, por ejemplo, y como éste hay cuarenta más en la zona de Oscos, Vegadeo o Villayón.
Luego está toda la franja costera, con cotas mucho menores pero no por ello menos buenas para visitar.

-¿Qué puedes decir de la gente del Occidente?
-La gente que vive en zonas rurales, suele ser gente abierta y como en esos pueblos no hay apenas vecinos, si te encuentras con cualquiera puedes estar allí dos horas con él de charla. En cuanto a los albergues, el encargado suele ser de la zona y puede informar de todo lo que se necesite, bastante mejor que cualquier oficina de turismo.

-Con el libro, ¿pretendes reivindicar un poco el tema de los albergues?
-Sí, porque ya no son los típicos albergues de hace quince o veinte años, donde sólo te daban alojamiento y comida. Ahora son auténticas oficinas de información y modernos centros de turismo activo, donde se desarrollan toda clase de actividades en la naturaleza, de aventura y culturales. Y cuentan con todas las comodidades: una buena habitación, duchas, calefacción, y además buena comida. En definitiva, no tienen nada que envidiar a cualquier hostal o alojamiento rural de los que hay ahora, con la ventaja de que los precios son accesibles para cualquier bolsillo.
/ G.C.

   

   
INDICE:   Editorial Nacional, Internacional, Entrevistas, Reportajes, Actualidad
SERVICIOS:   Suscríbete, Suscripción RSS
ESCRÍBENOS:   Publicidad, Contacta con nosotros
CONOCE FUSION:   Qué es FUSION, Han pasado por FUSION, Quince años de andadura

 
Revista Fusión.
I  Aviso Legal  I  Política de privacidad 
Última revisión: abril 07, 2011. 
FA