Revista Fusión

 Subscripción RSS

FUSION también eres tú,  por eso nos interesan tus opiniones,  tus reflexiones y tu colaboración  para construir un  mundo mejor

Recibe nuestras noticias en tu correo

 


 

El Ventano

Vista la alternativa creo que no me queda otra: estoy empezando a mirar a Rajoy con mejores ojos. Ahora que se ha hecho adalid de la nueva derecha (ja), y ha tumbado a la vieja guardia (así, a la gallega: como quien no quiere la cosa), estoy empezando a observarle con curiosidad, a ver si resulta que este hombre incluso va a tener la capacidad de sorprenderme.

MAYO 2008

EL VENTANO
OTROS VENDRAN
POR ELENA F. VISPO

Hay que ver lo mal que me cae Mariano Rajoy. Reconozco que tiene mucho (o todo) que ver con sus ideas políticas, claro, pero es que además el tío me cae mal. Es algo visceral, no puedo evitarlo: esas eshes arrastradas, esa barba, esa mirada perdida, esa incoherencia al hablar… Vamos, que es verle en la tele y cambiar de canal por sistema, independientemente de lo que esté contando, porque no sé si ha quedado claro, pero es que me cae muy mal. Fatal.
Otro que está en mi lista de indeseables, salvando las distancias, es el Papa. El Papa así, en general: cualquier Papa. Un jefe de un Estado diminuto que nadie sabe muy bien cómo funciona pero al que todo el mundo, no sé muy bien por qué, le tiene un respeto alucinante. Porque el tío va de visita a cualquier país, le dice a la gente lo que tiene que hacer, y todos agachan la oreja, en vez de decirle que se meta en sus asuntos, como si en su casa no tuviera mucho que arreglar. Pero no, el tío venga a dar órdenes y consejos. Y menudos consejos: desde el genocidio encubierto del SIDA en África hasta la política sobre la mujer (yo es que veo una monja y me pongo de mala leche, qué puedo hacerle), hasta… todo.
El asunto es que últimamente estoy descubriendo que es muy válido el refrán de "otro vendrá que bueno me hará". Porque, por ejemplo, a mí Juan Pablo II como que no. Otro para la lista. Nada personal, era más por cuestiones de su cargo, pero el caso es que ahora, visto el sustituto, me sorprendo recordándolo con cierto cariño. El antiguo Papa tenía un punto naïve, era un Papa buenrollista, "Juan Pablo Segundo te quiere todo el mundo", el Papa de los jóvenes, y tal. Ahora, en la distancia, me parece recordar a un abuelete casi entrañable, al que nadie le hace mucho caso cuando desgrana batallitas, porque son las mismas siempre y ya nos las sabemos, pero bueno, ahí está. O estaba. Pero es que el amigo Benedicto Dieciséis, además de tener una rima mucho más difícil, tiene otra cualidad envidiable: hace bueno a cualquiera. Incluso a otro Papa.
Y con Mariano Rajoy me pasa lo mismo. Es un poco aterrador, pero le estoy cogiendo un poco de cariño. Poco, pero lo justo para asustarme de mí misma. Pero es que sólo imaginarme a Esperanza Aguirre en su puesto ya me entran las siete cosas. Ahí está ella, como los leones del Serengeti, acechando a su presa, y encima con el morro de decir: "a mí la verdad es que no me apetece nada presentarme a Presidenta, dónde va a parar, pero bueno, si es por el bien de España…". Vamos, que si hay que ir, se va. Pero, siguiendo con la frase hecha, como ir para ná es tontería, primero se dedica a tocar las narices, a tantear el terreno, a crispar al personal (¿dan unas clases especiales de mal rollo en ese partido? ¿les hacen un examen antes de darles el carnet?). Y todo con esa sonrisa sempiterna de "mira qué buena que soy", pero con los dientes afilados. A mí siempre me ha dado miedito la gente que no sonríe con los ojos.
Total, que vista la alternativa creo que no me queda otra: estoy empezando a mirar a Rajoy con mejores ojos. Ahora que se ha hecho adalid de la nueva derecha (ja), y ha tumbado a la vieja guardia (así, a la gallega: como quien no quiere la cosa), estoy empezando a observarle con curiosidad, a ver si resulta que este hombre incluso va a tener la capacidad de sorprenderme. Que lo dudo, pero ya me gustaría. La alternativa, de momento, me da sudores fríos.
Así que voy a decir lo que nunca pensé: Aguanta, Mariano. Que a ver si ahora resulta que eres el mal menor. §

   

   
INDICE:   Editorial Nacional, Internacional, Entrevistas, Reportajes, Actualidad
SERVICIOS:   Suscríbete, Suscripción RSS
ESCRÍBENOS:   Publicidad, Contacta con nosotros
CONOCE FUSION:   Qué es FUSION, Han pasado por FUSION, Quince años de andadura

 
Revista Fusión.
I  Aviso Legal  I  Política de privacidad 
Última revisión: abril 07, 2011. 
FA