Revista Fusión

 Subscripción RSS

FUSION también eres tú,  por eso nos interesan tus opiniones,  tus reflexiones y tu colaboración  para construir un  mundo mejor

Recibe nuestras noticias en tu correo

 


 

FEBRERO 2006

LAS RECETAS DEL CUÑAO
Eres el visitante
Tranquilos... entrad de uno en uno...

REVUELTO DE AJOS TIERNOS
Y GAMBAS

Ingredientes (como pá 6 personas): 600 grs. de gambas peladas • 12 huevos • 6 manojos de ajos tiernos • aceite • sal

Sí, ya sé que es una receta sencilla y económica, pero me la dijo Fredo, un amigo que lo está pasando mal desde que llegó el euro porque como desaparecieron las moneditas de cinco duros -esas del agujerito-, ya no puede mirar por el dinero...
Comenzamos cortando los ajos tiernos y cociéndolos en abundante agua hirviendo con sal, y los reservamos.
Y es que ha tenido problemas con el dinero; primero le pilló lo de Gescartera. Me contaba:
-¿En qué se parece Gescartera a un entierro?
-Pues que son cuatro los que se llevan la caja y los demás van detrás llorando.
A continuación pelamos las gambas crudas y también las separamos. Como veis, esta receta es muy entretenida, mientras pelas gambas se te pasa todo en un suspiro... Pero como te decía, Fredo quedó muy tocado con lo del dinero. El otro día se le acerca su mujer:
-¡¡Cariño, cariño, quiero Fornicar!!
-¡¡Uy sí, mira: tienes la Clavecar, tienes la MasterCar y ahora quieres la Fornicar!! ¡¡Es que lo quieres todo!!
Batimos en un bol los huevos y en una sartén ponemos un par de cucharadas de aceite para saltear los ajos. Cuando estén medio salteados, ponéis las gambas para que también se salteen y ¡hala, todo salteado...!
Pues con Fredo coincidí en el entierro de un millonario que había dejado una inmensa fortuna a sus herederos. Fredo lloraba desconsoladamente, y le pregunté:
-¿Eres de la familia?
-No, no lo soy. ¡Por eso lloro!
Cuando las gambas y los ajos están salteados, añadimos los huevos ya batidos y comenzamos a remover con un poco de arte.
Parece que 2005 le fue mejor:
-Este año me ha ido tan bien, que no sé cuánto he ganado.
-¡Qué suerte!
-No tanta...
-¿Por qué?
-Porque Hacienda sí lo sabe.
Sazonar con sal y seguir revolviendo hasta que el revuelto se "semi-cuaje". Lo sirves inmediatamente y menuda cenita más rica.
Bueno, al final Fredo me convenció para invertir en Bolsa con él y claro, no nos fue tan bien. Le dije:
-Desde que compramos aquellas acciones no duermo, perdimos más de la mitad de nuestros ahorros.
Fredo me contesta:
-Pues yo duermo como un niño chico.
-¿Cómo es eso?
-Sí, me despierto cada media hora llorando. / El Cuñao

   

   
INDICE:   Editorial Nacional, Internacional, Entrevistas, Reportajes, Actualidad
SERVICIOS:   Suscríbete, Suscripción RSS
ESCRÍBENOS:   Publicidad, Contacta con nosotros
CONOCE FUSION:   Qué es FUSION, Han pasado por FUSION, Quince años de andadura

 
Revista Fusión.
I  Aviso Legal  I  Política de privacidad 
Última revisión: abril 07, 2011. 
FA