Revista Fusión

 Subscripción RSS

FUSION también eres tú,  por eso nos interesan tus opiniones,  tus reflexiones y tu colaboración  para construir un  mundo mejor

Recibe nuestras noticias en tu correo

 


 

JUNIO 2004

LAS RECETAS DEL CUÑAO
Eres el visitante
Tranquilos... entrad de uno en uno...

ALMEJAS A LA MARINERA

Ingredientes (como pá 4 personas): 1 kg. de almejas • 1 vasito de aceite de oliva • 2 dientes de ajo • 1 vaso de caldo de pescado • 1 puñado de perejil  • 1 copa de vino fino de Jerez o vino blanco

Ayer me encontré con "Franchesco", en realidad se llama Francisco pero todos le llamamos así por su afición a la "pasta"... y a viajar a Italia:
-¿Qué tal tu viaje por Italia?
-Muy bien, estuve en Roma, en Milán, en Temeo.
-¿Temeo? Nunca había oído hablar de esa ciudad.
-Pues es grandísima.
-¿Sí?
-Sí, y muy famosa.
-¿Estás seguro de que se llama Temeo?
-¡Ah, no! Perdona, era Torino.
Para comenzar con la receta lo primero que hay que tener es cabeza, porque el día anterior hay que acordarse de poner las almejas en un recipiente con agua y sal para que expulsen la arena. Aunque "Franchesco" es un poco duro de oído, venía muy contento con un trasto que había comprado en Italia, "última tecnología":
-Tío, me acabo de comprar un aparato para la sordera que es una maravilla, me lo puedo meter en la oreja y nadie se da cuenta.
-Jo, qué cosas... ¿Y cuánto te ha costado?
-Las dos y cuarto.
Lo primero que hacemos antes de empezar es tirar el agua y reservar las almejas. Ponemos una sartén con aceite de oliva, picamos el ajo y lo echamos en ella, teniendo cuidado de no requemarlo porque después da mal sabor.
Pues cuando volvió de las vacaciones italianas de este año le pregunté:
-¿Y qué? ¿En qué lugar de Italia has estado: en la playa o en la montaña?
-Pues mira, en la playa.
-¿Y has ligado mucho?
-El doble que el año pasado.
-¡Pero si el año pasado no ligaste nada!
-Ya, pues éste, nada de nada.
Luego echamos el caldo de pescado y cuando vemos que ha reducido un poco, añadimos las almejas bajando el fuego.
Pero lo de la sensibilidad no es lo suyo... Cuando estábamos hablando en la calle se encontró con un amigo al que no veía desde hacía varios años. Le pregunta qué tal le va y aquel, muy apesadumbrado, le contesta:
-Se acaba de morir mi padre y vengo del entierro.
Franchesco, para tratar de consolarle y aliviar su pena, le dice: -Vamos hombre, no te lo tomes así... a lo mejor ni era tu padre.
Echamos el vino y el perejil, y cuando vemos que las almejas están abiertas les damos unas vueltas girando la sartén. En tres minutos como mucho las sacamos del fuego, porque sino nos quedan más tiesas que el peinado de la Duquesa de Alba. Las echamos en una fuente, y a mojar pan como locos que está muy rica la salsa.
Bueno, os espero el mes que viene. No faltéis...
Por cierto, ¿sabéis cómo se llama la maquina de hacer Antonios?
-Antonio Machín. 
/ El Cuñao

   

   
INDICE:   Editorial Nacional, Internacional, Entrevistas, Reportajes, Actualidad
SERVICIOS:   Suscríbete, Suscripción RSS
ESCRÍBENOS:   Publicidad, Contacta con nosotros
CONOCE FUSION:   Qué es FUSION, Han pasado por FUSION, Quince años de andadura

 
Revista Fusión.
I  Aviso Legal  I  Política de privacidad 
Última revisión: abril 07, 2011. 
FA