Revista Fusión

 Subscripción RSS

FUSION también eres tú,  por eso nos interesan tus opiniones,  tus reflexiones y tu colaboración  para construir un  mundo mejor

Recibe nuestras noticias en tu correo

 


 

DICIEMBRE  2003

LAS RECETAS DEL CUÑAO
Eres el visitante
Tranquilos... entrad de uno en uno...

TIRAMISU

Ingredientes (como pá 4 personas): 1/2 litro de leche • 150 grs. de azúcar • 4 yemas • 50 grs. de maicena (almidón de maíz) • 1 cucharadita de extracto de vainilla • Chocolate en polvo • 14 bizcochos de vainilla o trozos de bizcochuelo
Para humedecer los bizcochos: 1 taza de leche, café o vino dulce

Ya lo sé, todos esperáis una receta de Navidad, pero me he cansado de llamar a todos mis contactos y sólo me encuentro contestadores:
Ring, ring.
-Usted está cansado. Sus párpados se están volviendo pesados y se cierran lentamente. Usted tiene sueño y está perdiendo gradualmente su voluntad y su capacidad de resistir sugestiones. En cuanto oiga el bip sentirá una necesidad irrefrenable de dejar su nombre y teléfono.
Ring, ring.
-Hola. Este es el contestador automático del centro de control para almacenamiento y lanzamiento de misiles nucleares intercontinentales de las fuerzas aéreas de los Estados Unidos. Ahora mismo no podemos atenderle, pero cuando oiga el bip deje una lista con los objetivos que quiere destruir y ya lanzaremos los cohetes cuando podamos. Muchas gracias.
Empezamos hirviendo la leche con el azúcar y el extracto de vainilla. Aparte batimos las yemas con la maicena.
Pues varios días más llamando y nada. Los tíos muy simpáticos, pero en estas fiestas no trabaja nadie:
Ring, ring.
-Hola, este es el contestador automático de Manolo. Ahora mismo no puedo atender el teléfono porque unos marcianos están comiéndose mi cerebro, pero deje su recado y su número de teléfono y cuando uno de ellos haya replicado mi cuerpo le llamará.
Se agrega la leche al batido de las yemas, muy lentamente y batiendo enérgicamente. Se lleva al fuego nuevamente unos segundos hasta que se espese, pero sin que llegue a hervir.
Al final llamé a Anxini, un amigo italiano que precisamente venía de hacer una visita al Vaticano y me contó una anécdota sobre el Papa. Iba éste por la calle, pasa al lado de un club y sale una moza muy sugerente que le dice:
-Hola, chato. ¿No me vas a invitar a una copa?
-¿Pero tú sabes quien soy, pecadooora?
-¡Anda! ¡Chiquito de la Calzada!
En una fuente ponemos los bizcochos, previamente remojados, uno al lado del otro, y los cubrimos con la crema.
Pues nada, Anxini (Angeliño en italiano) estaba en medio de una boda cuando le llamé. Está trabajando el tacto a la hora de dirigirse a la gente. No es mal chico, pero se fija poco:
-Oiga, ¿se ha fijado lo fea que va la novia?
-No se pase, mucho cuidado, que es mi hija.
-¡Huy! ¡Perdone! Nunca me hubiese imaginado que usted fuera el padre.
-No, ¡¡¡soy la madre!!!
Repetimos una vez más el mismo proceso para que haya dos capas de bizcochos y luego lo espolvoreamos con el chocolate rayado. Recuerda que debe de enfriar como mínimo cuatro horas antes de servirlo.
Pues nada, que sobrevivas a las fiestas. Me despido con la última anécdota que Anxini me contó desde la boda. Son dos amigas que hacía mucho que no se veían.
-¡Hola! ¿Qué tal? ¡Cuánto tiempo sin verte! Ha sido tu cumpleaños. ¿Qué te han regalado?
-Pues me han regalado unos patines.
-¡ANDA!
-Unas gafas de sol.
-¡MIRA!
-Unos walkman.
-¡OYE!
-Y unas bragas.
-¡COÑO! .
/ El Cuñao

   

   
INDICE:   Editorial Nacional, Internacional, Entrevistas, Reportajes, Actualidad
SERVICIOS:   Suscríbete, Suscripción RSS
ESCRÍBENOS:   Publicidad, Contacta con nosotros
CONOCE FUSION:   Qué es FUSION, Han pasado por FUSION, Quince años de andadura

 
Revista Fusión.
I  Aviso Legal  I  Política de privacidad 
Última revisión: abril 07, 2011. 
FA