Revista Fusión

 Subscripción RSS

FUSION también eres tú,  por eso nos interesan tus opiniones,  tus reflexiones y tu colaboración  para construir un  mundo mejor

Recibe nuestras noticias en tu correo

 


 

Puerta Dimensional

ESPACIO-TIEMPO

El hombre es un prisionero del tiempo en un espacio creado para su evolución y desarrollo.

El hombre vive recorriendo un espacio construido para su desarrollo y en un tiempo sometido a los ciclos menores y la inercia, que es la forma inferior del verdadero movimiento.Existe un tiempo mayor, o tiempo origen, que es el tiempo vinculado a la Mente del Creador, del Uno. Y existe un tiempo menor, o tiempo forma, que es el tiempo que rige los ciclos de vida y muerte del hombre y de todas las criaturas que existen en la manifestación.
Ambos tiempos funcionan independientemente, o sea, los ciclos menores del tiempo forma no afectan ni condicionan al tiempo origen, ya que éste existe sólo en función del Principio y del Fin, del nacimiento de la idea y de su perfecta realización, no de las múltiples circunstancias que se suceden en el recorrido entre ambas.
Pero el recorrido entre ambas, entre Origen y Fin, es el espacio, y ese espacio es parte del Creador mismo, su misma sustancia, preparada por El para que los hombres aprendan a crear en unión al Origen, aprendan a desarrollar sus facultades superiores y convertirse así en Dioses, objetivo fundamental de la idea del Uno.
Así, el hombre vive recorriendo un espacio construido para su desarrollo y en un tiempo sometido a los ciclos menores y la inercia, que es la forma inferior del verdadero movimiento.
En ese espacio y en ese tiempo nace, vive y muere, volviendo de nuevo a nacer para repetir y desarrollar un nuevo ciclo, siempre con la finalidad de aprender, de experimentar y de conseguir vencer la eterna rueda de la vida y de la muerte, para que, una vez vencida, una vez superadas todas las pruebas y trampas de este espacio en este tiempo menor, salir a una nueva dimensión y comenzar un nuevo ciclo en un nuevo espacio, bajo un nuevo tiempo.
El planeta Tierra es tan sólo un espacio dentro de un espacio infinitamente mayor, sometido a un tiempo forma que le convierte en una prisión para la evolución humana por estar sometido a la eterna repetición, al círculo vicioso de la dualidad, del bien y del mal, de la vida y de la muerte.
Toda la creación se desarrolla dentro del espacio mental del Creador, del Uno, pero en esa esfera mayor existen infinidad de esferas menores, de mundos, de espacios donde la vida se desarrolla en multitud de formas, algunas inconcebibles para nuestra comprensión, porque todo es multidimensional, todo es infinitamente rico, variado y en permanente movimiento y transformación.
Cuando el hombre, criatura excepcional en esa vasta creación, logre superar su actual estado evolutivo, logre vencer la dualidad, descubrirá la magia de la unidad presente en toda la creación, y entonces su mente se abrirá a la comprensión de la verdad y con ello su vida dará un vuelco total.
Para todo ello, la comprensión del espacio, del tiempo y de la relación entre ambos, es fundamental, porque en ello está depositado el misterio de la vida, la victoria sobre la muerte y la verdadera libertad.
Porque sólo es libre quien logra atravesar la puerta del tiempo, saliéndose del espacio menor y entrando en un espacio mayor donde no existen fronteras ni limitaciones.
Este espacio mayor es la auténtica Mente, la del Uno.

K

 

   

   
INDICE:   Editorial Nacional, Internacional, Entrevistas, Reportajes, Actualidad
SERVICIOS:   Suscríbete, Suscripción RSS
ESCRÍBENOS:   Publicidad, Contacta con nosotros
CONOCE FUSION:   Qué es FUSION, Han pasado por FUSION, Quince años de andadura

 
Revista Fusión.
I  Aviso Legal  I  Política de privacidad 
Última revisión: abril 07, 2011. 
FA