Revista Fusión

 Subscripción RSS

FUSION también eres tú,  por eso nos interesan tus opiniones,  tus reflexiones y tu colaboración  para construir un  mundo mejor

Recibe nuestras noticias en tu correo

 


 

PUERTA DIMENSIONAL
Texto:
Elena G. Gómez

EL HOMBRE Y SUS CUERPOS
El hombre y sus cuerpos

"Conocer al hombre es conocer a Dios.
Conocer a Dios es conocer al hombre.
Estudiar al Universo es estudiar a Dios y al hombre; porque el Universo es la expresión del pensamiento divino y el Universo está reflejado en el hombre.
El conocimiento es necesario para que el Ser quede libre y se conozca como Sí Mismo únicamente".

Annie Besant.

Existen muchos mundos que permanecen invisibles para la mayor parte de los humanos, debido a que el medio por donde se pueden percibir son sentidos más sutiles y elevados que los que se está acostumbrado a utilizar. Pero el hecho de que no seamos conscientes de ellos no quiere decir que no existan. De la misma forma que una persona que ha nacido ciega es incapaz de percibir la luz y el color aunque estos le rodeen, la inmensa mayoría de los mortales son incapaces de ver los planos que superponen y compenetran el plano físico.

Pero alguno puede preguntarse ¿para qué estudiar algo que no se ve? ¿para qué sirve conocer otros mundos si no tengo consciencia de ellos? La respuesta es muy sencilla, para poder comprender realmente el Mundo Físico, que es el mundo de los efectos, hay que comprender los mundos superiores, que son los mundos de las causas.
Para una persona que nunca ha leído o estudiado nada sobre la existencia de sus otros cuerpos o vehículos, puede resultarle este tema demasiado abstracto y difícil de comprender, pero, en realidad, los mundos superiores y los cuerpos que en ellos se mueven son mucho más reales de lo que nos podemos suponer.

Hay un ejemplo que puede ser muy útil para comprender lo que se está exponiendo:
Un arquitecto para construir una casa nunca empieza por juntar a los obreros y que estos empiecen a construir ladrillo sobre ladrillo sin una idea clara de lo que él quiere hacer.
Lo que hace, en primer lugar, es pensar en la casa. Este pensamiento, que al principio es sencillamente la casa, poco a poco se incrementa con las características que quiere que tenga: su forma, los materiales con los que será construida, la dimensión, etc. hasta que la casa posea una forma clara en su mente.
Luego esta idea, que hasta ahora sólo estaba en su mente, siendo invisible para todos, toma forma y se vuelve objetiva cuando el arquitecto la dibuja en un papel. El plano que crea servirá para que los obreros den forma y construyan la casa tal y como él la pensó.
La idea se convierte en realidad, pero, ¿cuál es más real, la casa física o la mental? La casa no podría haber sido construida si antes no existiera un pensamiento. Es más, si hay un terremoto y la casa se destruye, en la mente del arquitecto la casa sigue existiendo. Es tal el poder que tiene un pensamiento que, siguiendo con el ejemplo, incluso si el arquitecto muere, otra persona puede volver a construir otra igual.

La existencia de los mundos superiores, por extraño que parezca, es mucho mas permanente y real que cualquier forma u objeto que exista en el plano físico.

Representación gráfica de los cuerpos del hombre.LOS SIETE CUERPOS

De la misma forma que poseemos un cuerpo físico creado con sustancias físicas para movernos dentro del mundo o plano físico, tenemos otros cuerpos creados a su vez con la sustancia propia de otros planos de existencia que nos permiten movernos dentro de ellos.
Los cuerpos, tal y como se representan en el gráfico, son siete. Empezando por el más denso, el Cuerpo Físico, que a su vez está compuesto por físico denso y etérico. A continuación está situado el Cuerpo Astral o el cuerpo de los sentimientos, deseos, pasiones, etc. Después está el Cuerpo Mental Concreto, lugar donde se forman las ideas concretas y donde los pensamientos toman forma. Estos tres cuerpos son también conocidos como tríada inferior o personalidad.

Luego pasamos a la tríada superior y lo primero que tenemos es el Cuerpo Mental Superior o Abstracto o el lugar del Pensador. Este cuerpo constituye el auténtico objetivo evolutivo del hombre actual, el lugar más desconocido y que encierra muchos de los poderes que el hombre busca.
Después está el Cuerpo Búdico o el lugar donde se genera el Amor, la Unidad y donde se mueven energías tan importantes como la del Magnetismo.
El Cuerpo Atmico, es el cuerpo que canaliza la energía de la Voluntad. En él están depositados los objetivos y la razón por la cual un Ser decide encarnarse. Luego tenemos el Cuerpo Monádico, primera manifestación del Ser. Y por último el Cuerpo Logoico, lugar donde el Ser permanece, libre del tiempo y del espacio.

Es importante tener en cuenta que el que cada uno posea siete cuerpos distintos no quiere decir que éstos estén separados, ya que el principio de interpenetración nos permite comprender el hecho de que diferentes planos de la Naturaleza no estén separados en espacio, sino que existen a nuestro alrededor, de modo que para poder estudiarlos no hay que desplazarse a ningún lugar sino desarrollar los sentidos por medio de los cuales los podamos conocer.
Un ejemplo que puede ser muy gráfico es imaginarse una esponja que está en un recipiente que, a su vez, está mediado de agua. La esponja representa el cuerpo físico, lo más denso y compacto. El agua que está en el recipiente y que también impregna a la esponja representa el cuerpo astral. Y, por último, en el recipiente también hay aire que compenetra el agua y a la esponja. Este aire representa el cuerpo mental. La imagen más correcta es visualizar unos cuerpos dentro de otros, siendo el cuerpo físico denso el más visible pero también el que menor tamaño posee.
La razón por la que los átomos del agua, del aire y de la esponja están unidos obedece a la energía que parte del cuerpo Búdico, la energía de la Unidad. Y por último, la razón de que existan, posean vida y movimiento cada una de las células, procede de la energía que el cuerpo Atmico les transfiere.

CUERPO A CUERPO

Es imposible resumir todo el conocimiento que existe de los cuerpos en unas pocas palabras, pero en los próximos números trataremos de exponer algunas de las cosas que son más interesantes y que se relacionan con cada uno de los cuerpos. De esta forma, podremos entender mejor que todo lo que uno hace en el plano físico tiene un origen en un cuerpo superior.

Cuerpo Físico: A pesar de que es el único cuerpo que podemos ver y tocar no es el más ni el mejor conocido.
El estudio que en él realizaremos se basará, fundamentalmente, en conocer las energías que en él se mueven, los centros energéticos o chakras y la importancia que tiene aprender a escuchar a nuestro propio cuerpo.
También veremos lo imprescindible que es mantener nuestro cuerpo sano y equilibrado y lo miraremos desde el punto de vista de algo que muy pocas personas tienen presente: las vidas que dentro de nosotros hay.

Cuerpo Astral: Es el cuerpo donde nacen y viven los sentimientos, deseos y emociones. Es el cuerpo que más activo está en las personas y el que condiciona la mayor parte de los actos.
En él estudiaremos lo importante que es conocer y controlar los sentimientos. Estudiaremos la ley de Atracción y Repulsión. E, inevitablemente, hablaremos de la inercia y la comodidad, ya que constituyen grandes trabas para la evolución de cualquier persona.

Cuerpo Mental: El estudio de la Mente concreta y la Mente superior o abstracta nos permitirá viajar por el apasionante y desconocido mundo de la Mente. Profundizaremos sobre la importancia de conocer la naturaleza de nuestros pensamientos, su origen y su fin. También hablaremos de la relación de los pensamientos con el cuerpo astral y de cómo convertirnos en auténticos creadores.
Hablaremos sobre los pensamientos, los ángeles, y, sobre el gran desconocido Pensador.

Cuerpo Búdico: Con el estudio del cuerpo Búdico nos introduciremos en mundos más sutiles donde nacen las auténticas energías que mueven nuestras vidas. Estudiaremos el significado de la Unidad, del Sacrificio, de la Entrega y de la Fuerza. Veremos cómo el manejo de estas energías nos abre una forma distinta donde experimentar formas nuevas.

Cuerpo Atmico, Monádico y Logoico: Estos cuerpos los estudiaremos a la vez porque realmente son muy pocas las cosas que de ellos se pueden ahora expresar y que sean realmente útiles en el estudio de uno mismo.
En el Cuerpo Atmico hablaremos de la Voluntad como energía motor de todas las vidas. También veremos lo importante que es tratar de conocer la razón por la que un Ser se expresa, su propósito, su meta.
Nuestro objetivo, con este trabajo, es ayudar a que cada lector comprenda que, en realidad, él es mucho más de lo que realmente conoce, y que la mayor aventura que uno puede vivir está en viajar y descubrir su interior y el potencial que en él existe.

 

   

   
INDICE:   Editorial Nacional, Internacional, Entrevistas, Reportajes, Actualidad
SERVICIOS:   Suscríbete, Suscripción RSS
ESCRÍBENOS:   Publicidad, Contacta con nosotros
CONOCE FUSION:   Qué es FUSION, Han pasado por FUSION, Quince años de andadura

 
Revista Fusión.
I  Aviso Legal  I  Política de privacidad 
Última revisión: abril 07, 2011. 
FA