Revista Fusión

 Subscripción RSS

FUSION también eres tú,  por eso nos interesan tus opiniones,  tus reflexiones y tu colaboración  para construir un  mundo mejor

Recibe nuestras noticias en tu correo

 


 

PUERTA DIMENSIONAL
Texto:
Elena G. Gómez

PSICOLOGIA ESOTERICA. LOS 7 RAYOS (V)

Cuarto Rayo. Armonía a través del conflictoCUARTO RAYO.
ARMONIA A TRAVES DEL CONFLICTO

"Me encuentro a medio camino entre fuerzas opuestas. Anhelo armonía, paz y belleza como resultado de la unidad. Veo a ambas. Veo fuerzas opuestas alineadas, y yo, el uno, permanezco en el centro del círculo. Demando paz. Mi mente está decidida a lograrla. Busco la unicidad con todos, sin embargo, la forma divide. Por todos lados enfrento guerra y separatividad. Permanezco solo y lo estoy. Sé demasiado.
El Amor por la Unidad debe predominar. Pero no el amor basado en el anhelo de alivio para el yo o porque contiene lo que agrada.
La palabra va del alma a la forma. Ambos bandos son uno, no hay guerra, diferencia ni aislamiento. Las fuerzas bélicas parecen luchar desde el punto en que te encuentras. Avanza un paso. Ve verdaderamente con el ojo abierto de la visión interna y descubrirás no dos, sino uno, no la guerra sino la paz, no el aislamiento sino un corazón que descansa en el centro. Así brillará la belleza del Señor. La hora ha llegado".

Uno de los grandes errores que se comete con relación a la Energía del Cuarto Rayo es encasillarlo bajo las palabras belleza y armonía, lo que hace que se tenga una visión distorsionada de lo que realmente son sus cualidades.
El Cuarto Rayo es, ante todo, la Energía del Conflicto, de la lucha, y como consecuencia, de la belleza y de la armonía.
No existe, en este momento evolutivo por el que pasamos, ni una sola forma de vida que no viva en conflicto o en lucha. Desde el mismo momento en que existen fuerzas opuestas se crea la oposición y el conflicto, y es precisamente el resultado de este conflicto lo que hace que la vida y la evolución nunca se detengan.

La Energía del Cuarto Rayo está presente en todos los reinos, pero es el Cuarto reino, el humano, el que vive con más intensidad sus efectos.
Desde el estado más primitivo de la conciencia humana en el que se manifiesta a través de la lucha del hombre contra el hombre, hasta el punto más elevado de la línea evolutiva donde el hombre comprende que la lucha interna forma parte de su camino de evolución, la energía del Cuarto Rayo está presente para recordar siempre que existen dos fuerzas antagónicas, y que de su lucha, de su conflicto, se extrae el Poder.
La energía del Cuarto Rayo es tan imprescindible para la humanidad como lo es el agua para la supervivencia física. Si el hombre no viviese conflicto, si la lucha y la necesidad no estuvieran activas, al hombre le sucedería como a las aguas de un río que se detienen y se estancan: se pudriría.
Cada rayo está vinculado esotéricamente a un elemento, así, el Primer Rayo se le relaciona con el Fuego, al Segundo Rayo con la Tierra, el Tercer Rayo con el Aire y el Cuarto Rayo con el Agua.
Cuando la energía del Cuarto Rayo es correctamente utilizada se convierte en una Fuerza impulsora y activa que no reconoce obstáculos y que lleva vida, movimiento y alegría a todo cuanto le rodea.
La Fuerza poderosa de la energía del Cuarto Rayo surge como consecuencia de haber vencido la dualidad. Quien logra manejar la energía del Cuarto Rayo se convierte en un auténtico maestro del arte de mover, trasmutar y dirigir las energías correctamente por encima del bien o del mal.
Es muy importante tener presente que la armonía, tal y como se vive bajo el Cuarto Rayo, no es un estado de quietud sino que es la consecuencia del dominio de las fuerzas menores por la conquista de la Fuerza interna.

Características de la energía de la persona de Cuarto Rayo

Una persona Cuarto Rayo es inconfundible y única. Un Cuarto Rayo es capaz de ser la persona más maravillosa del mundo o la mas insoportable. Cuando menos te lo esperes, y sin que tú le digas nada, estará a tu lado con una sonrisa de oreja a oreja, o con una frase de aliento, porque su intuición le permite saber cuándo se la necesita. Pero no te confíes, porque si algo no le gusta es capaz de congelar en un segundo su sonrisa y ser más fría que un hielo.
Es capaz de darte todo cuanto tiene o no darte ni la hora.
Se la reconoce también muy bien porque le encanta reñir y protestar, aunque ninguna de las dos cosas las haga realmente en serio, más bien es un hábito, una parte de ella misma sin la cual se siente desnuda, por ello, no es de extrañar que antes de que termine de reñir o de protestar se esté riendo de sí misma porque en el fondo sabe que está dispuesta a cumplir tus deseos.
Otra peculiaridad de una persona Cuarto Rayo es que le encanta "confundir" y "liar" a las personas, y lo hace sin gota de maldad, simplemente como una pequeña travesura que, en el fondo, y si no se pasa, da un toque de color a la vida de cuantos le rodean.
Una persona Cuarto Rayo nunca será mentirosa, pero sí poseerá mucha imaginación por lo que le encantará soñar despierta e inventarse historias que algunas veces le alejarán de su propia realidad.
Es también una persona cariñosa y afable, siempre y cuando no se le cruce ningún cable.

Cuando la energía del Cuarto Rayo es correctamente utilizada se convierte en una Fuerza impulsora y activa que no reconoce obstáculos y que lleva vida, movimiento y alegría a todo cuanto le rodea.

A pesar de que no existen rayos masculinos o femeninos, sí debemos tener en cuenta que una persona encarna bajo un determinado rayo según sea su objetivo a cumplir o su meta a superar, por ello podemos decir que el Cuarto Rayo es un rayo predominantemente femenino, y cuando un hombre está bajo su influencia nos encontramos con que destaca por su sensibilidad y la necesidad de captar y llenarse de la vida que le rodea, en él el efecto del Cuarto Rayo, en lo que respecta al conflicto, está dirigido hacia dentro, hacia sí mismo, siendo para él muy importante aprender a tomar decisiones y llevarlas hasta el fin.
Pero, en cualquier caso, sea hombre o mujer, el que esté bajo la energía del Cuarto Rayo tendrá una razón fundamental para haber escogido su energía: la necesidad de dar un paso evolutivo y hacerlo de forma rápida, aunque ello lleve implícita la lucha y con ella el peligro de la confusión que muchas veces se vive.

Virtudes de las personas: pureza, simpatía, intuición y percepción, Fuerza

Pureza: Es una de las cualidades más destacadas de este rayo. Una persona del Cuarto Rayo no tiene doblez ni es rencorosa y en su mirada siempre estará reflejada la pureza. Es capaz de reconocer las cualidades de otra persona de una forma limpia y sin envidias.
Simpatía: La simpatía que despierta una persona Cuarto Rayo está relacionada con la ternura que emana debido a su capacidad de percibir las necesidades de las personas y su afán de que todo el mundo se sienta cómodo a su lado.
Intuición y percepción: Es con mucho una de sus mayores cualidades. Una persona Cuarto Rayo es capaz de sentir e intuir muchas cosas antes de que sucedan, pero esto que es una gran cualidad se suele encontrar con un gran obstáculo o defecto: la falta de confianza en sí misma.
Fuerza: Un cuarto rayo es, sobre todo, fuerte. Sin embargo, normalmente la imagen que una persona Cuarto Rayo tiene sobre sí misma es de debilidad, pero ello es así porque de esta forma enmascara su mayor defecto, la comodidad. Si una persona Cuarto Rayo reconoce que es fuerte sabe que, inmediatamente, desaparecerán todas las disculpas de su vida y tendrá que enfrentarse y aceptar la responsabilidad. Por ello, la Fuerza es la cualidad mas importante para una persona Cuarto Rayo y marca la diferencia entre la persona que está dominando su energía o es víctima de su comodidad.

Vicios del rayo: comodidad, negatividad, posesividad

Comodidad: Es el gran enemigo de una persona de Cuarto Rayo. Es el gran obstáculo que tiene que superar. Y no debe engañarse, la comodidad se refleja a muchos niveles. Puede ser una persona super activa físicamente pero ser incapaz de tomar una decisión. O ser muy decidida y luego no realizar nada porque es muy cómoda. Puede ser cómoda para pensar, para actuar o para definirse, pero, inevitablemente, tendrá que vencer la comodidad para poder dar cualquier paso.
Negatividad: Comodidad y negatividad están muy entremezcladas haciendo difícil poder decir qué influye en que. Lo cierto es que la primera tendencia de una persona Cuarto Rayo es ver lo negativo, lo difícil, lo complicado. Esta tendencia le perjudica notablemente porque le hace crear problemas donde no los hay, y le distorsiona la auténtica dificultad o sencillez de las cosas.
Posesividad: Una persona Cuarto Rayo que no confía en sí misma es insegura y trata de paliar su inseguridad a través de alguien mas fuerte a quien querrá dominar y manejar.
Cuando una persona Cuarto Rayo es posesiva se convierte en una persona con miedo, con mucha negatividad, y muy difícil de entender.
La forma de vencer este sentimiento que la hace prisionera de sí misma es confiando en ella misma, así dará más valor a las personas que tiene a su lado.

Método de trabajo para una persona de Cuarto Rayo

Existen una serie de claves que, si se utilizan, facilitarán mucho los cambios que una persona Cuarto Rayo puede realizar.
Confianza: Es muy importante que aprenda a valorar sus actos y adquiera confianza en sus posibilidades y para ello debe ponerse objetivos y metas cercanas, no grandes cosas, sino la lucha pequeña y cotidiana que va fortaleciendo la confianza en uno mismo.
Es también imprescindible que no se compare con nada ni con nadie, puesto que cada persona es un mundo.
Debe aprender a conocer sus propias cualidades para, desde ellas, desarrollarse.
Disciplina: Es imprescindible para vencer la inercia y la comodidad. La disciplina, sobre todo cuando es autocreada, fortalece la valoración y la confianza.
Aplicar la disciplina en el plano físico es relativamente sencillo puesto que sólo hay que mirar para algo que no le guste hacer y proponérselo, pero tan importante como la disciplina física es la mental, y para ello hay que educar la mente para tener pensamientos positivos, y para estar activa y creativa.
Superación: Es una forma de enfrentar la vida dándole un sentido. La inercia y la comodidad son las grandes enemigas de la evolución y sólo pueden ser vencidas si se tiene claro el objetivo de la vida.
En todos los terrenos, bien sean afectivos, laborales, personales, etc. hay siempre un reto mayor, algo que perfeccionar, algo que cambiar.
Muchas veces la insatisfacción que se vive proviene precisamente de esta falta de estímulos que nada ni nadie te podrá dar si no es uno mismo el que se los crea.

Por último, no quisiera terminar sin mencionar algo muy importante para una persona de Cuarto Rayo: la sonrisa.
La sonrisa para un Cuarto Rayo es su oxígeno, si aprende a sonreír ante las dificultades verá que éstas no son tan grandes. Si descubre el poder que tiene su sonrisa sobre las personas que la rodean comprenderá que detrás de ella se abre una puerta infinita, porque el futuro lo crean aquellas personas que son positivas, que luchan, que confían y que también saben sonreír.?

   

   
INDICE:   Editorial Nacional, Internacional, Entrevistas, Reportajes, Actualidad
SERVICIOS:   Suscríbete, Suscripción RSS
ESCRÍBENOS:   Publicidad, Contacta con nosotros
CONOCE FUSION:   Qué es FUSION, Han pasado por FUSION, Quince años de andadura

 
Revista Fusión.
I  Aviso Legal  I  Política de privacidad 
Última revisión: abril 07, 2011. 
FA