Revista Fusión

 Subscripción RSS

FUSION también eres tú,  por eso nos interesan tus opiniones,  tus reflexiones y tu colaboración  para construir un  mundo mejor

Recibe nuestras noticias en tu correo

 


 

LUIS ARANCIBIA
COORDINANDO SOLIDARIDAD
TEXTO: Marta Iglesias

Comenzó en la lucha solidaria en sus tiempos de estudiante. Pero pasaron años hasta que comprendió que sus estudios de Economía iban a estar mejor invertidos en el Tercer Mundo, y se lanzó de cabeza a solucionar problemas.
Su plataforma es la Coordinadora de ONGD, de la que fue presidente durante un tiempo. Actualmente ocupa la vocalía de Relaciones Internacionales.


Foto: Intermon

Una espera encontrarse con un maduro cincuentón cuando tiene intención de entrevistar a una persona como Luis Arancibia, con un amplio currículum dentro de la Coordinadora de ONGD. Experiencia y edad se unen proporcionalmente en mi cabeza y me sorprendo con la juventud de Arancibia. La organización a la que dedica su trabajo se encarga de coordinar a todas las ONG’s de Desarrollo. Su logro más reciente es la elaboración de un Código de Conducta para todas las ONGD, que determina los principios que han de seguir.

Luis Arancibia-¿Por qué fue necesaria la elaboración de un Código de Conducta entre las ONG’s?
-Porque hay una cierta confusión con lo que son las ONG’s, debido a una manipulación por parte de algunas de ellas y también por parte de otros sectores externos. Es importante que las ONG’s nos pongamos de acuerdo y definamos un poquito el marco mínimo en el que todos nos movemos: qué entendemos por desarrollo, cómo entendemos nuestro trabajo, cómo lo queremos hacer y también algunas cuestiones prácticas de gestión. El código marca diez rasgos que definen a una ONG. Uno de ellos es la independencia, no sólo con relación a los poderes públicos sino sobre todo con relación al mundo de la empresa, que cada vez más encuentra en las ONG’s un espacio de lavado de imagen.
-¿Quién está obligado a cumplir ese Código?
-Ahora estamos en un proceso de ratificación por parte de las distintas ONG’s, pero la idea es que todas las que son miembros de la coordinadora están obligadas a cumplir. Y para eso nos hemos dotado de una comisión de seguimiento que se encargue de velar por el cumplimiento del Código.
-¿Qué leyes españolas ralentizan la cooperación?
-Los problemas de la cooperación española son por la ausencia de una ley específica sobre temas de cooperación para el desarrollo. Ahora está en el Senado, en la última fase de discusión parlamentaria, un proyecto de Ley de Cooperación para el Desarrollo. Con el contenido tenemos algunas discrepancias, pero el hecho de que haya una ley sobre el tema es algo que venimos defendiendo desde hace tiempo.
-¿Hasta qué punto la labor de las ONG’s se ve limitada a que los gobiernos ratifiquen los acuerdos?
-Una de las cosas de las que tenemos más consciencia las ONG’s, es que una parte importantísima de nuestro trabajo consiste en convencer y en presionar a los gobiernos para que adopten medidas en favor de la justicia, de la paz, del medio ambiente... Nuestra experiencia con los gobiernos es que sólo toman medidas en estos sentidos cuando sienten que hay una presión fuerte por parte de organizaciones, de ciudadanos, de medios de comunicación... que les están exigiendo.
-¿Qué tendrían que aprender los gobiernos de las ONG’s, que son capaces de coordinarse para seguir una campaña mundial conjunta?
-Parto de la base de que las ONG’s en ningún caso vienen a sustituir a partidos políticos ni pueden hacerlo. Pero yo creo que sí pueden mostrar a los gobiernos que los partidos políticos no deben perder la atención a los problemas de la gente, especialmente de la que tiene menos voz. En segundo lugar, las ONG’s son gente que aporta puntos de vista nuevos, más frescos, hecho del que también deberían tomar nota. Los partidos políticos tienen que recoger el guante, pero en la medida en que sigan frenados por estructuras no avanzarán.

"Las ONG´s muestran a los gobiernos que no deben perder la atención a los problemas de la gente, especialmente de la que tiene menos voz"

-¿Se ha descuidado el Cuarto Mundo, de tanto prestar atención al Tercero?
-Mi impresión es que quizás los temas de Tercer Mundo tienen una atención en los medios de comunicación superior, pero de hecho la mayor parte de las ONG’s trabajan en temas de Cuarto Mundo. En general las ONG’s nunca intentan plantear el aumentar los gastos del Tercer Mundo a costa de los gastos sociales. Más bien defienden el aumentar las ayudas al Tercer Mundo a la vez que se aumentan los del Cuarto.
-¿Ser ejecutivo o voluntario de una ONG será la profesión del futuro?
-(Se ríe). Yo creo que cada vez hay más gente que está interesada por estos temas, que se plantea qué puede hacer. A veces las ONG’s hemos caído durante un tiempo en el error de casi limitar nuestra oferta a la colaboración económica y creo que un paso importante es pensar que la colaboración económica es un camino, pero un nivel de compromiso mayor es dedicar parte del tiemp de cada uno, por ejemplo.
-¿Es contraproducente un voluntario que escapa de sus problemas o que busca aventura? ¿Qué cualidad se pediría a un voluntario?
-Ahí lo que es muy importante es que las ONG’s hagan procesos de selección y procesos de formación de la gente voluntaria. No sé qué características debe tener un buen voluntario, pero algunas cosas importantes son una sensibilidad por este tipo de cosas, una disponibilidad para el trabajo en equipo y para el trabajo coordinado con otros, y un alto sentido de la responsabilidad. A veces la gente da el paso de apuntarse voluntario con una cierta buena voluntad pero quizás con una insuficiente reflexión y eso hace que al poco tiempo empiece a descuidar la responsabilidad.
-Gracias a las ONG’s, ¿qué valores perdidos está empezando a recuperar la sociedad?
-Yo no sé si están perdidos, pero por lo menos sí más ocultos. Yo reivindico el valor de la solidaridad, aunque es una palabra que empieza a gastarse, que empieza a descuidarse. Por ejemplo vemos algunos programas en la televisión que se venden como programas solidarios y a mí se me saltan las lágrimas de pena. Y luego yo destacaría el valor de la gratuidad en una sociedad en la que todo se compra y se vende.

   

   
INDICE:   Editorial Nacional, Internacional, Entrevistas, Reportajes, Actualidad
SERVICIOS:   Suscríbete, Suscripción RSS
ESCRÍBENOS:   Publicidad, Contacta con nosotros
CONOCE FUSION:   Qué es FUSION, Han pasado por FUSION, Quince años de andadura

 
Revista Fusión.
I  Aviso Legal  I  Política de privacidad 
Última revisión: abril 07, 2011. 
FA