Otros Voces Las Habitaciones Perdidas

Las Habitaciones Perdidas

El desván

Imprimir
( 5 Votos )
Escrito por José Manuel Vilabella   
05/03/09
Hace años que no subimos al desván porque ahora las viejas maletas y los chirimbolos inservibles los dejamos en el trastero, que es un cuartucho sórdido, un habitáculo sin grandeza donde nunca se escribirán obras maestras de la literatura universal, como ocurría antes en las buhardillas parisinas o parisienses, que uno no sabe muy bien cómo debe llamarse a los palomares donde los románticos del otro lado de la frontera se pegaban un tiro en la sien.
Leer más... [El desván]
 

El cenador

Imprimir
( 7 Votos )
Escrito por José Manuel Vilabella   
09/02/09
El otro lado del comedor de los domingos, el envés del salón, el revés de la cocina, la habitación más lejana de las mansiones señoriales era, siempre, el cenador.
Leer más... [El cenador]
 

El recibidor

Imprimir
( 4 Votos )
Escrito por José Manuel Vilabella   
22/01/09
En el recibidor se recibía, sí, pero se recibía a medias, provisionalmente, de mala manera, de pie. "Dice el señorito que no puede recibirle; que venga usted otro día", decía la sirvienta con una insultante sonrisa en los labios y con una solemne reverencia  invitaba a salir al visitante y le daba con la puerta en las narices.
Leer más... [El recibidor]
 

El cuarto de la plancha

Imprimir
( 14 Votos )
Escrito por José Manuel Vilabella   
30/12/08
Las camisas se siguen planchando como entonces pero las planchadoras y las planchas ya no son las mismas. Todo ha cambiado a nuestro alrededor y los tergales han sustituido a los percales, las fibras sintéticas a los algodones de confianza y las sábanas de Holanda han muerto a manos de la ropa de colorines de Portugal.
Leer más... [El cuarto de la plancha]
 

El Descansillo

Imprimir
( 9 Votos )
Escrito por José Manuel Vilabella   
17/09/08
Revista FUSION - Las Habitaciones Perdidas | Page 3 El descansillo no era una habitación de nuestro piso pero nos pertenecía en cierto modo. "Niño, vete a jugar al descansillo", se decía en los años cuarenta y el niño salía y se sentaba en la puerta de su casa a merendar el bocadillo de membrillo.
Leer más... [El Descansillo]
 
<< Inicio < 1 3 5 > Fin >>

Página 3 de 5