.

Quién está en línea

Tenemos 173 lectores conectados
Mujer La Hora Violeta Medida corporal y moda

Medida corporal y moda

Escrito por Isabel Menéndez 30 Abril 2009
( 4 Votos )
Imprimir
Medida corporal y moda 4.8 out of 5 based on 4 votes.
La crisis económica ha incrementado las dificultades que los medios de comunicación tradicionales ya arrastraban desde hacía tiempo.
violeta.jpgEn España, revistas con buenas cifras de audiencia como “OK!” (dedicada a las celebridades y gente popular) o “Ragazza” (destinada a chicas jóvenes) tuvieron que echar el cierre, aunque esta última ha sido vendida y vuelve a los quioscos este mes, tras cuatro meses de desaparición. Sin embargo, y a pesar del negro panorama, la edición de revistas es un campo abierto a la experimentación en el que, en ocasiones, se afrontan riesgos editoriales. Es el caso de Condé Nast, la editora de cabeceras tan importantes como “Vogue” o “Vanity Fair” que ha decidido poner en la calle (en Reino Unido) una nueva y lujosa revista sobre tendencias, lujo y moda. De aparición semestral, ha sido bautizada con el nombre de “Love” y está pilotada por la famosa estilista Katie Grand, que antes se encargó de “Pop”, otra influyente publicación.
Esperada con expectación en los círculos especializados, su debut ha sido un éxito, agotándose la tirada. Sobre “Love” sus creadores/as han enfatizado la voluntad de usar el Photoshop, la técnica de edición fotográfica, de forma moderada, volviendo a una imagen más real sobre las modelos y la moda. En este sentido, es un paso adelante pues hace tiempo El uso indiscriminado del Photoshop ha contribuido a la aparición del canon de belleza contemporáneo, irreal y exigente para las mujeres de verdad, a las que se anima a parecerse a esas otras mujeres de papel, aún siendo imposibles. que se ha denunciado que el uso indiscriminado de estos artificios ha contribuido a la aparición del canon de belleza contemporáneo, irreal y exigente para las mujeres de verdad, a las que se anima a parecerse a esas otras mujeres de papel, aún siendo imposibles.
La portada del primer número, cuyo hilo conductor es la exhibición de los iconos de una generación, es llamativa. Hay quien la califica de provocadora pues es, sin duda, lo más arriesgado que ha aparecido en mucho tiempo, además de un trabajo excepcional. Muestra a Beth Ditto desnuda sobre un fondo verde pálido, bellamente fotografiada por Mert and Marcus. Ditto es la cantante del grupo punk The Gossip, elegida hace un par de años como la persona viva más “cool” del rock and roll, según la revista “New Musical Express”. Se trata de una mujer que se autodefine como lesbiana, feminista y gorda. Alternativa y reivindicativa, fulmina cualquier estereotipo sobre la feminidad; asegura que la gordura no le molesta porque es parte de su personalidad, de ahí que prefiera el término “gorda” al uso de cualquier otro eufemismo. Todo ello explica que se haya convertido en un auténtico ídolo para mujeres de todo el mundo.
Así, la novedad de “Love” es, precisamente, elegir para su primera portada a una protagonista muy alejada del canon de belleza (y, además, atreverse a mostrarla desnuda). El cuerpo de Beth Ditto es curvilíneo, excesivo y rotundo, un cuerpo cercano a las esculturas de Botero y no a las maniquíes de pasarela que se han convertido en iconos de la moda. La pregunta que podemos formularnos es, no obstante ¿por qué se considera provocativa la exhibición de un cuerpo de una mujer que existe?
La periodista Hannah Pool, del diario “The Guardian” ha expresado su opinión con claridad. Para ella, que Ditto sea celebrada como una musa de la moda es una hipocresía pues, en ese entorno, ni siquiera existe ropa que ella pueda utilizar (la que lleva en el reportaje fotográfico se hizo a medida). Es un mundo, dice Pool, donde las tallas grandes son un tabú. Recuerda esta redactora que fue la cadena de ropa “Evans” (la división de tallas grandes de “Dorothy Perkins”) la única que ha ofrecido a esta artista crear su propia línea de ropa.
Si estamos de acuerdo con Pool, la aparición del cuerpo desnudo de Ditto es sólo una excepción que no celebra la diversidad de cuerpos sino que se sitúa en la dinámica de lo excepcional, incluso de lo raro, aquello a lo que no se debe aspirar. Pero, en todo caso, no deja de ser una imagen esperanzadora ¿puede estar en peligro el mito de la belleza? Δ