.

Quién está en línea

Tenemos 160 lectores conectados
Mujer La Hora Violeta El cine y las mujeres

El cine y las mujeres

Escrito por Isabel Menéndez 21 Octubre 2009
( 4 Votos )
Imprimir
El cine y las mujeres 4.8 out of 5 based on 4 votes.
La nueva Ley del cine, que el gobierno pretende tener lista a finales de noviembre, incluye una clausula de discriminación positiva hacia las mujeres.
violeta.jpgTodos los proyectos se someterán a los mismos criterios de valoración para determinar su calidad, presupuesto y viabilidad pero, en igualdad de condiciones, el proyecto presentado por una mujer pasará delante del presentado por un hombre. Es una medida que, no obstante, sólo será de aplicación en el 50 por ciento de los proyectos presentados para obtener ayudas. Esta clausula es una aplicación de la Ley de Igualdad Efectiva que está vigente en nuestro país desde 2007.
Los datos son obstinados: el último estudio encargado por la Asociación de Cineastas de Medios Audiovisuales (CIMA), y que llevó a cabo la profesora Fátima Arranz de la Universidad Complutense de Madrid, demuestra que la presencia femenina en la industria del cine es minoritaria. En los últimos diez años, sólo un 7 por ciento de las películas han sido dirigidas por mujeres (y se han rodado más de mil). Además, la edad en que ellas acceden a la dirección del primer largometraje supera en cinco años a la edad de los varones. En cuanto a las guionistas, éstas han ocupado sólo un 15 por ciento. Y en la producción, apenas se encuentra una mujer por cada cinco productores. Se trata de una presencia masculina abrumadoramente mayoritaria y que, según la Inés París, presidenta de la CIMA, va en aumento.
Sin embargo, la crítica no se ha hecho esperar y la prensa ha recogido un verdadero huracán de opiniones. Quienes se manifiestan en contra de las cuotas, suelen aducir que las películas no dependen del sexo de quien las realiza; o que el público elige las obras que le interesan o que tienen calidad sin tener en cuenta quien las firma; o que si alguien tiene talento su sexo no tendrá ninguna influencia en su carrera. Pero son argumentos falsos. La discriminación positiva es aquella acción que, en igualdad de condiciones, favorece a un colectivo determinado que está en desventaja respecto a la media de la ciudadanía. Hay que enfatizar que se trata de medidas cuya vocación es temporal pues deben desaparecer cuando se corrige el desequilibrio.El concepto de la discriminación positiva intenta, precisamente, incidir en la diferencia que existe entre la igualdad formal (lo que dicen las leyes) y la real (lo que ocurre en la sociedad). Por eso, se trata de una forma de tratar de forma desigual a quienes no son iguales, para favorecer su igualdad. ¿Galimatías lingüístico? No. La discriminación positiva es aquella acción que, en igualdad de condiciones, favorece a un colectivo determinado que está en desventaja respecto a la media de la ciudadanía. Hay que enfatizar que se trata de medidas cuya vocación es temporal pues deben desaparecer cuando se corrige el desequilibrio. ¿Alguien duda, tras analizar la presencia estadística de las mujeres en el cine, de que existe desigualdad?
Afortunadamente, se han alzado voces en otro sentido. En un reportaje del diario “El País”, la productora Beatriz de Gándara se manifestaba sorprendida por el revuelo que había causado esta información. Para ella, igual que se protegen otras creaciones, como las de nuevos realizadores o las lenguas minoritarias, es necesario incorporar acciones que permitan superar el desequilibrio de las mujeres como profesionales en la cinematografía. Álex de la Iglesia, actual presidente de la Academia de Cine, reconoce que desde este puesto ha tenido conocimiento de la discriminación de las mujeres en el negocio cinematográfico, algo que le era ajeno anteriormente. Para él, “hay que aclarar que no se trata de dar más dinero a las mujeres, sino de repartirlo de manera más justa”. De forma parecida se ha expresado el director de cine Agustín Díaz Yanes: “la discriminación de las mujeres se da en todas partes” ha reconocido en el reportaje citado.
Termino con las palabras de Gemma Lienas, que anima a los medios de comunicación a revisar el enfoque que eligen para este tipo de noticias pues, a su juicio, la información no sólo es tendenciosa (para favorecer la polémica) sino que se queda en lo superficial, al no ser capaz de explicar en qué consisten las acciones positivas: “Son mecanismos correctores que pretenden que una mujer capacitada y competente, a pesar de ser mujer, pueda alcanzar el mismo nivel que un varón”. Δ