.

Quién está en línea

Tenemos 165 lectores conectados
Mujer El Arbol del Buho Carta a una amiga adolescente

Carta a una amiga adolescente

Escrito por Elena G. Gómez 24 Julio 2009
( 51 Votos )
Imprimir
Carta a una amiga adolescente 4.7 out of 5 based on 51 votes.
Siempre me llamó la atención que dejaras que ese flequillo tan largo te tapara más de la mitad de tu cara. Tú me decías que era porque no eras bonita, porque tu cara no te gustaba.
Hijos de la necesidad¡Qué absurdo! Te decía yo, si al taparte la cara eres tú la que sólo ves la mitad del mundo que te rodea, todos los demás te vemos tal y como eres, y cada uno te acepta o no, te quiere o no, independientemente de tu flequillo, porque un flequillo por sí sólo no tiene la capacidad de ocultar nada.
Sin embargo, tu actitud aparentemente adolescente, encierra en su interior una forma de enfrentarse a la vida, y puede ser una forma de decir muchas cosas…
Hay quien, como tú, se oculta en un personaje que se ha creado, tú eres la chica del flequillo, pero seguro que conoces a la chica pija, o a la pasota, o a la simpática, o a la listilla, etc. etc. Todas y cada una se han creado un personaje que cuidan y alimentan cada día, pero que les hace estar prisioneras de tener que comportarse de una forma predeterminada. Por ejemplo, una chica pasota no puede mostrar en realidad sus sentimientos, la listilla no puede reconocer que no sabe nada, la pija vive prisionera de presumir ante los demás.
En el fondo, querida amiga, la realidad es que hay cosas que no dependen de la edad, que da igual tener 16, 36 ó 66 años, porque todo el mundo quiere ser el centro de atención, quiere ser el protagonista de la película, quiere que todo sea como a él o a ella le gusta, y se encierran tras sus flequillos invisibles, y miran sólo la mitad del mundo, esa mitad creada con las cosas que les agradan, que les hacen sentir bien, y no se dan cuenta que sólo si miramos de frente a las cosas, y especialmente a aquellas que no nos gustan, podremos superarnos.
No te pases la vida suspirando por lo que no tienes, o por lo que no eres. Piensa en todo lo que posees, en todas las posibilidades de tu vida. Piensa, actúa y cambia.
La vida en realidad es muy sencilla. Pero vivir es todo un arte.
Por eso, ahora que estás empezando tu vida, es muy importante que sepas aprender a conocerte, aprender a quererte tal y como eres, que no busques fuera sino dentro de ti la auténtica belleza, la que no depende de la estatura, ni del tamaño de tus ojos, porque efectivamente cuando conocemos por primera vez a una persona lo que llama la atención es su físico, pero cuando va pasando el tiempo, lo que realmente importa son sus cualidades, si es una persona cariñosa, dialogante, valiente, aventurera, fuerte, inteligente, dispuesta, colaboradora, alegre, positiva, etc.
Sé valiente, córtate el flequillo, demuéstrate a ti misma que no tienes miedo a nada, que te aceptas y que formas parte ya de la mujer del futuro, la que no es prisionera de modas, ni de apariencias, ni de su físico.
Encuéntrate con la belleza, la belleza de disfrutar de todo lo que te rodea pero, sobre todo, de aprender a vivir.
Y, por favor, no estés tan pendiente de ti, mira a tu alrededor, siempre hay cosas que hacer, siempre hay personas a las que ayudar, siempre hay cosas que aprender y descubrir, siempre hay situaciones que superar.
Si aprendes, desde ahora, a sentirte una gota más de este infinito océano que es la vida, estarás abriendo la mente y un día podrás darte cuenta que en realidad es el amor, la sensibilidad, la ternura, la llave mágica que abre la puerta de la mente. Una mente que percibe y conoce.
Posiblemente ahora pienses que aún eres muy joven, que tienes mucho futuro, pero te puedo asegurar que sólo tienes el presente, un presente que si eres inteligente, debes aprovechar.
No te pases la vida suspirando por lo que no tienes, o por lo que no eres. Piensa en todo lo que posees, en todas las posibilidades de tu vida. Piensa, actúa y cambia.
La vida en realidad es muy sencilla. Pero vivir es todo un arte. Δ

­