.

Quién está en línea

Tenemos 69 lectores conectados
Otros Las recetas del Cuñao Caracoles en salsa picante

Caracoles en salsa picante

Escrito por Cuñao 02 Junio 2008
( 5 Votos )
Imprimir
Caracoles en salsa picante 3.8 out of 5 based on 5 votes.

Ingredientes (como pá 10 personas):

- 300 caracoles
- 100 grs. tocino
- 100 grs. chorizo
- 200 grs. jamón
- 200 grs. magro de cerdo
- 6 cucharadas de cebolla picada
- 1500 grs. tomate
- 10 cucharadas aceite de oliva
- 2 ajos
- 2 pimientos verdes
- 3 huevos cocidos y 2 guindillas


logo_recetas.jpgEste mes estoy cambiando de casa y en el jardín hay una verdadera plaga de caracoles, así que me dije: “si no los puedes vencer, cómetelos”. Así que llamé a Jordi que, como buen catalán, me dio una receta de caracoles.
Tengo que contaros que Jordi es algo feo. Cuenta su padre que al nacer era tan rematadamente feo que su madre buscó la cámara oculta. Y la cigüeña fue dos veces: una para llevarlo y otra para pedir perdón. Pero él se defiende, dice que sólo tiene un defecto, pero que le coge todo el cuerpo.

Colocamos los bichitos en un puchero con mucha agua fría y salamos. Arrimamos el puchero al fuego y, según van sacando la baba, con una espumadera se va quitando. Añadir la guindilla y dejar cocer unos setenta y cinco minutos.

Pero su mujer no se queda atrás, y como dice mi abuela: “Los feos mejor están en pareja porque así sólo estropean una casa”.
En su trabajo le llaman el legionario, porque como sabéis los legionarios son los novios de la muerte. Y le costó mucho echarse novia. Un día llamó una chica a su casa diciéndole: “Ven a mi casa que no hay nadie”. Cuando llegó, efectivamente no había nadie.

Pero como él siempre saca la parte positiva, dice que un novio feo es para toda la vida: “eso no te lo quita nadie”.

En otra cazuela calentamos el aceite y añadimos el tocino cortado en pedacitos. Cuando haya cambiado de color, retirarlo y reservar. En el mismo aceite, echamos el chorizo en pedacitos y sacamos al minuto. Echar el jamón también un minutillo, sacarlo al mismo plato y reservar, y lo mismo con el magro de cerdo.

La vida de Jordi ha estado marcada. Recuerdo que de adolescente cuando fue de campamento los lobos hicieron una hoguera por la noche para que no se acercara. Y ya de más mayor, de lo feo que era, una vez en el aeropuerto le dieron a oler las maletas…

En el mismo aceite echar la cebolla, los ajos y los dos pimientos. Cuando esté bien pochado, añadir el tomate bien picado y dejar que cueza a fuego lento durante veinte o treinta minutos. Pasar todo por el pasapurés y añadirle lo reservado en el plato. Dejar que hierva todo junto durante diez minutos, luego añadir los caracoles y dejar cocer quince minutos. Por último, al servir espolvoréalos con huevo duro muy picadito.

Por ahora no me enrollo más que ha llegado Álvaro para invitarme a un vino. Como os dije, un día os tengo que hablar de él… a ver para la próxima.

Os cuento una anécdota que le pasó hace poco cuando fue a Barcelona y entró en una tienda de deportes:
-¿Me da un traje del Real Madrid, por favor? (Álvaro es del Madrid por supuestísimo).
-¿Cuál quiere, el de jugador o el de árbitro?, le pregunta el dependiente. §