.

Quién está en línea

Tenemos 650 lectores conectados
Otros Imágenes para reflexionar

Imágenes para reflexionar

Otros mundos

Imprimir
( 22 Votos )
15/02/09
IMÁGENES PARA REFLEXIONAR
Imágenes para reflexionar - OTROS MUNDOS
FOTO: (C) STEPHANE VAN PRAET / MSF

Alguien dijo un día: “Hay otros mundos pero están en éste”. Mundos que no se tocan, mundos que se ignoran, mundos que tampoco se envidian, porque los que para unos no cuentan para otros no existen.
Este mundo de refugiados no cuenta para casi nadie, excepto para unos pocos que hicieron de sus vidas el compromiso de ayudarles, de cuidarles y, de paso, aprender de su pureza y su sentido de la dignidad.
Pero para ellos no existe nuestro mundo, con sus problemas, con sus prisas, con sus desequilibrios, con sus mentiras convertidas en normas de vida, con su hipocresía y su permanente insatisfacción.
Ellos permanecen al margen del derrumbe económico y moral que nuestro mundo sufre. Como mucho puede repercutirles en la mísera ayuda que ahora reciben, pero a diferencia de nosotros, ellos ya saben lo que significa pasar hambre, no tener trabajo, no tener medicinas, arreglarse con casi nada.
La muerte prematura es su compañera de existencia. La vida, su vida, es otra cosa muy diferente a lo que nosotros entendemos por vida. La mayoría no la comprenderíamos. Y mucho menos la soportaríamos.
En nuestro mundo preferimos no mirar para su mundo, porque sabemos que son una consecuencia de nuestra soberbia, de nuestro egoísmo, de nuestra falta de amor.
Creemos que ignorándoles nos libramos de su presencia, pero no sólo no podemos hacerlo sino que tenemos que reconocer que son ellos los que nos ignoran a nosotros. Tal vez por eso, y a pesar de todo, tienen esa expresión de alegría y esa brillante sonrisa.
¡Qué pocos niños se ven en nuestras ciudades que tengan esa sonrisa!

 

Infancia Perdida

Imprimir
( 30 Votos )
13/01/09
IMÁGENES PARA REFLEXIONAR
Infancia perdida
FOTO: (C) STEPHANE VAN PRAET / MSF

Sí, es un niño. No es un hombre, ni un soldado, ni un militar. Tampoco es un mercenario, de esos que tampoco son hombres, ni soldados, ni militares, sino unos buitres sedientos de sangre y de dinero.
Este es un niño, como los que en nuestra sociedad van al colegio, juegan al recreo, sienten la primera atracción hacia una compañera y sueñan con ser mayores para hacer cosas.
Pero este niño no tiene sueños. Alguien se los robó a cambio de un arma y de un cursillo acelerado para matar, para no tener escrúpulos, para ver a los demás como a enemigos a los que hay que exterminar en nombre de alguna filosofía extraña.
Y además de ser un niño, es el futuro, la nueva generación, la que deberá en su momento tomar el relevo de la que ahora marca las pautas.
Se supone que es, como todos los niños, la esperanza de un futuro mejor.
¿Qué estará pensando? ¿En la mirada de su última víctima? ¿En cuál será la próxima? ¿En el sentido que tiene su existencia? ¿O estará intentando comprender la razón por la que no está jugando o estudiando? Nunca lo sabremos.
Por si acaso comprueba el filo de su cuchillo. A lo mejor de él depende su vida.
Lo terrible es que como él hay cientos, miles, a los que se les ha robado la infancia, a los que se les ha enseñado que la vida es matar o morir, sin otras alternativas, sin otras expectativas.
Cuando una humanidad sacrifica a sus niños, cuando hipoteca su futuro privándole de la pureza, de la alegría, de la renovación que las nuevas generaciones aportan, entonces esa humanidad está condenada.
Y la nuestra apesta a muerte.

 

Infancia Perdida

Imprimir
( 4 Votos )
12/01/09
IMÁGENES PARA REFLEXIONAR
Imágenes para reflexionar - Olvido
FOTO: (C) STEPHANE VAN PRAET / MSF

Sí, es un niño. No es un hombre, ni un soldado, ni un militar. Tampoco es un mercenario, de esos que tampoco son hombres, ni soldados, ni militares, sino unos buitres sedientos de sangre y de dinero. Este es un niño, como los que en nuestra sociedad van al colegio, juegan al recreo, sienten la primera atracción hacia una compañera y sueñan con ser mayores para hacer cosas. Pero este niño no tiene sueños. Alguien se los robó a cambio de un arma y de un cursillo acelerado para matar, para no tener escrúpulos, para ver a los demás como a enemigos a los que hay que exterminar en nombre de alguna filosofía extraña. Y además de ser un niño, es el futuro, la nueva generación, la que deberá en su momento tomar el relevo de la que ahora marca las pautas. Se supone que es, como todos los niños, la esperanza de un futuro mejor. ¿Qué estará pensando? ¿En la mirada de su última víctima? ¿En cuál será la próxima? ¿En el sentido que tiene su existencia? ¿O estará intentando comprender la razón por la que no está jugando o estudiando? Nunca lo sabremos. Por si acaso comprueba el filo de su cuchillo. A lo mejor de él depende su vida. Lo terrible es que como él hay cientos, miles, a los que se les ha robado la infancia, a los que se les ha enseñado que la vida es matar o morir, sin otras alternativas, sin otras expectativas. Cuando una humanidad sacrifica a sus niños, cuando hipoteca su futuro privándole de la pureza, de la alegría, de la renovación que las nuevas generaciones aportan, entonces esa humanidad está condenada. Y la nuestra apesta a muerte.

 

Olvido

Imprimir
( 15 Votos )
21/11/08
IMÁGENES PARA REFLEXIONAR
Imágenes para reflexionar - Olvido
FOTO: FUSION

Fíjate bien, porque lo que estás viendo en realidad no existe.
Si, es un hombre y está pidiendo ayuda, mendigando caridad, pero no existe.
Para los poderosos no existe. Para las estadísticas del paro no existe. Para la Iglesia no existe. Para su familia no existe. Para los antiguos amigos no existe. Para los que pasan a su lado no existe.
En realidad, si estuviera muerto, en ese lugar y en esa posición, nadie se enteraría hasta que fuera evidente.
Luego le recogerían y le conducirían al lugar donde se certifica su no existencia.
Pero nada cambiaría, nada se alteraría, nadie le lloraría ni le echaría en falta.
Su imagen sirve para recordarnos que la frontera entre existir y no existir es muy sutil, y muy fácil de ser cruzada.
Solo que existir, aquí, en esta sociedad que creamos entre todos, es sinónimo de poseer, no de ser.
El es, pero como no posee, para los efectos no existe.
Algún día, todos tendremos que elegir entre poseer y ser.
Algún día, seguro…

 
<< Inicio < 1 3 > >>

Página 3 de 4