.

Quién está en línea

Tenemos 293 lectores conectados
Otros Imágenes para reflexionar

Imágenes para reflexionar

Luz y Movimiento

Imprimir
( 58 Votos )
Escrito por Fusión   
29/10/10
IMÁGENES PARA REFLEXIONAR
luz y movimiento

Estamos rodeados de Luz, es más, somos parte de la Luz, estamos hechos de Luz.
También estamos inmersos en el Movimiento continuo, permanente, de la Vida. Nos rodea, nos compenetra, nos permite vivir en la Vida, estar vivos.
Somos Luz y Movimiento.
Tan sólo tenemos que ser conscientes de ello, porque los problemas que vivimos son consecuencia de la inconsciencia, de vivir en la oscuridad, y de generar movimientos que no sintonizan con el Movimiento original de la Vida.
Por ser Luz somos creadores, pero como también poseemos una relativa libertad, podemos crear sin partir de la Luz. Entonces nuestras creaciones se vuelven contra nosotros y contra nuestro entorno.
Si nos faltara la Luz no podríamos vivir. Si se detuviera el Movimiento todo quedaría suspendido en la nada.
Pero también podemos existir en la Luz y estar muertos en la vida, en la expresión, porque no generamos Luz, porque no transmitimos Luz.
No hay mayor engaño que creer que se está vivo cuando en realidad no nos comportamos como hijos de la Vida, como exponentes de la Vida, como vidas que emiten Luz, porque la realidad es que se está prisionero de un movimiento circular basado en la inercia y provocado por una actitud egoísta.
Estamos rodeados de ejemplos que nos sirven de referencia.
Una bombilla está “viva” cuando emite luz, cuando es consecuente con la razón de su existencia. Por su interior circula el movimiento de la electricidad y, como consecuencia, emite luz. Si deja de emitir luz es porque en su interior se rompió la unidad.
¿A quién le interesa una bombilla que no emite luz? ¿Para que sirve?
Estamos hechos de Luz, pero podemos anularla con nuestro comportamiento egoísta.
Entonces la Vida, en nosotros, se transforma en muerte.
Debemos observar a nuestro alrededor, en la Naturaleza, el movimiento de la Vida.
Porque somos parte de esa Naturaleza, de esa Vida, y estamos sujetos a las mismas Leyes.
Somos un Todo en permanente Movimiento en la Luz.
No existe la parte separada, excepto en la mente egoísta e individualista del hombre. Δ

 

La ventana de la mente

Imprimir
( 68 Votos )
11/06/10
IMÁGENES PARA REFLEXIONAR
La ventana de la mente

El ojo humano. Una maravilla de diseño. Una ventana que enlaza dos mundos, que comunica el exterior y el interior, que los relaciona, que los implica, que los enriquece.
Su estructura, compleja y a la vez sencilla, nos muestra un sin fin de paralelismos con el Cosmos y sus misterios.
Si nos fijamos en la pupila, vemos un sol, una estrella, pero que en vez de luz radiante posee luz oscura, que es la luz del interior, que es la energía que predomina en el Universo.
También podría ser un agujero negro que se traga todo lo que hasta él llega, incluida la luz, pero… ¿No es eso lo que hace el ojo? ¿No convierte la luz en impulsos eléctricos que envía al cerebro?
En el iris se refleja una ventana, pero esa es otra ventana, la que comunica con el mundo externo, el mundo donde la Vida experimenta, el mundo donde hacemos las prácticas y donde aprobamos o suspendemos.
Y el ojo nos guía a través de ese mundo siempre cambiante, siempre en transformación, recogiendo imágenes, grabando experiencias, transmitiendo sensaciones.
Alrededor del sol negro, o del agujero negro, existe un universo cambiante, una sinfonía de colores, de brillos, de matices, de misterios.
Si actúa como sol, irradia hacia el mundo externo la vida, la esencia, la inteligencia, la expresividad de quien existe detrás, en la profundidad.
Si actúa como agujero negro absorbe hacia el interior todo lo que le rodea, siendo luego la mente la que clasifica, la que separa lo útil de lo inútil, lo que interesa de lo que no.
Y ese movimiento dentro-fuera, fuera-dentro, se produce en un tiempo sin tiempo, sin pautas ni esquemas, automático.
Es la mente la que lo dirige, la que lo maneja.
Podríamos decir que el ojo es la ventana de la mente, el instrumento por excelencia de la mente.
Pero también es una copia en miniatura del funcionamiento del Cosmos, porque somos un microcosmos, unas criaturas hechas a imagen y semejanza del Creador.
Y estamos aquí para aprender, para enriquecernos y tratar de hacernos sabios.
Aprender, por tanto, implica saber utilizar el ojo y sus funciones, saber dirigir la mirada hacia aquello que nos atrae para extraer de ello su esencia, la sabiduría implícita en todo lo creado.
Implica saber observar.
Saber Mirar para saber Ver. Saber Ver para saber Comprender.
Pero saber Ver es captar lo que Es en lo que miramos, no lo que suponemos, interpretamos, creemos o deducimos.
Aprender a Ver es aprender a Observar. Sin condiciones. Sin poner en ese acto nuestros prejuicios. Sin “manchar” la visión con nuestro criterio.
Observar con Pureza para Ver con Verdad.
Y aprender también significa saber emitir a través de nuestra mirada la energía que somos, nuestra esencia, nuestra naturaleza, nuestros sentimientos, nuestra fuerza.
A través de una mirada se puede transmitir el alma, y también los infinitos matices de la mente.
Y todo ello puede ser porque existe esa maravilla que llamamos ojo.
Pero aun hay más, mucho mas, oculto en esa preciosa máquina y en su correcto uso como ventana de la mente.
Búscalo, observa tus ojos como nunca lo hiciste, descubre el poder que hay en ellos, pero, sobre todo, quieras o no, ten presente que siempre te delatarán, que te mostrarán tal como eres, tal como piensas, tal como sientes.
Así es y está bien que así sea. Δ

 

'Y sin embargo, amanece'

Imprimir
( 73 Votos )
26/03/10
IMÁGENES PARA REFLEXIONAR
Imágenes  para reflexionar - 'Y sin embargo, amanece'

Sí, amanece todos los días. Y, lo más importante, lo hace sin tenernos en cuenta, sin depender de cómo hemos pasado la noche, sin contar con nosotros, vamos. Lo que ES funciona solo.
Pero, es curioso, no nos paramos a reflexionar sobre ello. Lo consideramos normal y punto.
Solo que si eso es lo normal, lo que entonces es anormal es que no tengamos en cuenta que tenemos una nueva oportunidad de renovarnos, de aparcar aquello que no nos beneficia, de comenzar aquello que tantas veces nos propusimos comenzar, de mirar a nuestro alrededor y ver, de VER, no de mirar, a los demás, de reconciliarnos con la vida y de reflexionar si la nuestra, la de cada uno, es auténtica.
El Sol, nuestra estrella de la vida, y la Tierra, nuestro barco para navegar por el océano cósmico, nos ofrecen, un día más, todo lo que son, que es mucho, todo lo que necesitamos para vivir.
Pero, ¿Dónde están nuestras mentes? ¿Están sintonizadas con la fuente de la vida o están errantes, prisioneras y esclavas de nuestras ambiciones, deseos o miedos?
¿Cómo serían nuestras vidas si cada amanecer sintonizáramos nuestras mentes con el Sol y con la madre Tierra? Seguro que mejores, más equilibradas, más serenas y más auténticas.
Pero la realidad no es esa, por eso amanece pero no se hace la luz en nuestro interior como se hace en nuestro entorno planetario. Vivimos encerrados en nuestra burbuja egoísta y aislada.
Hay luz fuera, pero seguimos a oscuras dentro.
A pesar de todo siempre amanece. El Sol y la Tierra no se cansan de darnos oportunidades para conectar con la verdadera Vida, la que parte de ellos, la única que nos sirve.
Como somos libres por diseño, tomamos nuestras decisiones y decidimos seguir a oscuras. Y ni siquiera nos paramos a pensar si es lo correcto. Eso si, siempre nos quejamos, como si alguien tuviera la culpa de lo que nos sucede.
No nos paramos a pensar que el Sol sale para todos y que la Tierra no hace diferencias entre sus hijos.
Pero, a pesar de todo, amanece todos los días.
¡Cuánta generosidad por su parte a pesar de no ser correspondidos! Δ

 

Desequilibrio

Imprimir
( 69 Votos )
10/01/10
IMÁGENES PARA REFLEXIONAR
Imágenes para reflexionar - Desequilibrio

Equilibrio es sinónimo de armonía, de salud, de que todo funciona correctamente.
Lo contrario, el desequilibrio, indica enfermedad, nos avisa de que algo no funciona, es una señal de alarma.
El planeta lleva mucho tiempo con la luz roja encendida. El desequilibrio es manifiesto, y no en lugares concretos, sino en todas partes.
El planeta está enfermo, muy enfermo. Los científicos lo saben, hace mucho tiempo que lo saben, pero la mayoría, o los que más pueden hacer y decir, están comprados por los que sólo miran sus intereses. Han vendido su alma al diablo, o mejor, su dignidad al dinero.
Los ciudadanos también lo sabemos, o al menos una parte de los ciudadanos, porque otra prefiere esconderse en la simpleza, en la banalidad.
También existe un grave desequilibrio en la especie humana, la que se supone que debería cuidar su planeta, su único mundo.
Pero la humanidad está enferma. Unos por el desequilibrio del planeta, otros por el desequilibrio que produce el egoísmo, la falta de amor, de compromiso, de responsabilidad.
Demasiado desequilibrio para recuperarse a tiempo, para restablecer la armonía, para curar al planeta y a quienes lo habitan.
Un catastrofista diría que se acerca el fin del mundo.
Un realista diría que la humanidad va a recibir una lección de consecuencias impredecibles.
En cualquier caso, cada uno debería de revisar su equilibrio personal, puede ser más importante de lo que nos imaginamos. Δ

 
<< Inicio < Prev 1 3 4 > Fin >>

Página 1 de 4