.

Quién está en línea

Tenemos 61 lectores conectados
Opinión Opinión ¿Y si no voy a la mesa electoral?

¿Y si no voy a la mesa electoral?

Escrito por Jaume Vidal 05 Septiembre 2016
( 1 Voto )
Imprimir
Ante la posibilidad de unas terceras elecciones, el 'miedo' a ser designado como presidente o vocal de Mesa electoral aparece de nuevo. Y esta vez lo hace con mucha más fuerza, ya que en caso de repetición de comicios, estos se celebrarían ni más ni menos que el 25 de diciembre, día de Navidad.

Ante las molestias que pueden suponer a los elegidos pasarse todo el día (y parte de la noche) del día de Navidad en la Mesa electoral, no está de más explicar las consecuencias legales de la omisión de acudir a la constitución de dicha Mesa, así como analizar unos cuantos casos curiosos.

El artículo 143 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General castiga el abandono o incumplimiento en las Mesas electorales. En efecto, "El Presidente y los Vocales de las Mesas Electorales así como sus respectivos suplentes que dejen de concurrir o desempeñar sus funciones, las abandonen sin causa legítima o incumplan sin causa justificada las obligaciones de excusa o aviso previo que les impone esta Ley, incurrirán en la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses."

Así pues, no presentarse a la constitución de la Mesa electoral, aún siendo suplente, puede suponer una condena por la vía penal. Ciertamente, la Ley electoral permite al juez optar entre imponer una pena de prisión de entre tres meses y un año (que será suspendida o sustituida en caso de que se cumplan los requisitos del artículo 80 del Código Penal) o una multa, fijada a través de una cantidad diaria a determinar en función de la gravedad del delito y de la capacidad económica del condenado, que se abonará durante entre seis y veinticuatro meses.

Precisamente, este tipo de delito electoral es uno de los que más jurisprudencia ha generado en España. El primer caso a comentar es el abandono de la Mesa electoral por parte de sus miembros. El Tribunal Supremo, en la STS 353/2013, absuelve a una presidenta de una Mesa electoral que, ante la imposibilidad de cuadrar el recuento del número de papeletas del interior de las urnas con el número de votantes que habían acudido a su Mesa, abandonó el colegio electoral en el segundo intento de recuento, a pesar que el resto de los miembros de la Mesa siguieron efectuando sucesivos recuentos hasta las dos de la mañana sin que finalmente se llegaran a cuadrar los resultados. El TS consideró que se produjo un "error de prohibición" por parte de la acusada, es decir, que creyó erróneamente que su conducta no era ilegal. Consideró el tribunal que el hecho de que la presidenta cumpliera sus funciones durante toda la jornada electoral, sumada a la situación generalizada de desconcierto por la imposibilidad de cuadrar los resultados, provocó que la presidenta de la Mesa tomara la decisión considerada correcta y legal (aunque realmente no lo fuera) y diera por terminado el recuento.
En caso de ser designado, hay que pensarse dos veces no acudir a la constitución de la Mesa electoral y tener una excusa realmente fundada, ya que en caso contrario el resultado será una condena penal.
Aún así, en la STS 27/2008, el tribunal no aceptó el argumento de una acusada que alegaba desconocer que la omisión de acudir a la constitución de la Mesa electora habiendo sido designada fuera un hecho delictivo. Según el tribunal, la acusada "ya había sido convocada en otras ocasiones y que había concurrido, lo que no explica ni justifica su ausencia en el acto electoral para el que había sido convocada. No existió error de prohibición ni vencible ni invencible sino simplemente una superposición de sus intereses personales, absolutamente injustificados e injustificables, sobre el deber cívico de concurrir al llamamiento electoral. Por los antecedentes, tenemos la convicción de que tenía conocimiento de que su conducta no era ajustada a la norma que conocía a la perfección por sus anteriores llamamientos y sabía las consecuencias de su inasistencia." (FD 1).

En la STS 1003/2010, se enjuició la posible responsabilidad penal por parte de una vocal suplente primero que no compareció a la constitución de la Mesa electoral a la hora prevista, sino a las tres de la tarde, cuándo según la acusada, le hicieron efecto unos medicamentos que había tomado por una indisposición intestinal. Aunque se tratara de una suplente, y la Mesa se hubiera constituido correctamente, el tribunal consideró acertadamente que se había vulnerado el bien jurídico que protege el artículo 143 de la Ley Electoral General, consistente en "salvaguardar el buen funcionamiento y desarrollo de un evento tan importante en un sistema democrático como es las elecciones a las Cortes Generales" (FD 2). Así pues, se trata de un delito de simple actividad, de modo que la conducta típica (punible) se realiza al no presentarse a la hora indicada sin causa justificada (el tribunal no aceptó los argumentos justificativos de la acusada).

Finalmente, otro grupo de casos a comentar es el relacionado con las notificaciones de designaciones como miembro de la Mesa electoral. En la STS 599/2009, el tribunal absolvió a un presidente suplente segundo que no acudió a la constitución de la Mesa electoral porqué no quedó acreditado "que le fuera notificada la posibilidad de formular excusas para justificar su incomparecencia ni que fuera instruido de las consecuencias de su no presentación." (FD 1). Así pues, al no tener conocimiento formal de la existencia de supuestos en los que está justificada acudir a la constitución de la Mesa ni del procedimiento a seguir para hacer efectiva dicha justificación, el TS confirmó la Sentencia de la AP en la que ya había absuelto al acusado.

En el mismo sentido se pronunció la AP Barcelona (SAP 720/2001), donde la notificación se hizo a la madre del designado. La Audiencia consideró que el hecho que "la notificación del referido cargo no se produjo personalmente en el interesado, sino en la persona de su madre [...] sin que conste fehacientemente la fecha exacta en que, tuvo conocimiento de la misma el interesado, resulta evidente que no se han respetado los plazos legalmente establecidos para articular excusas, y por tanto para posibilitar a aquél la eficaz alegación de eventuales causas justificativas de su incomparecencia y a la Administración de resolverlas con las debidas garantías. Si a ello unimos que el hoy acusado alega que desconocía la forma en que las referidas excusas podrían haberse articulado, así como las consecuencias penales que la falta de asistencia a ese llamamiento podrían conllevar, debemos concluir que no se ha acreditado en este caso la concurrencia de los elementos integrantes del delito electoral por el que se formulaba acusación procedimiento por ello el dictado de una sentencia absolutoria con todos los pronunciamientos favorables."(FD1).

En cambio, en el auto 2310/2005 del TS (Sala Penal), el tribunal no admitió el recurso de casación presentado por una condenada por no acudir a la constitución de una Mesa, habiendo sido designada presidenta. En este caso, el tribunal no consideró creíble su alegación, basada en que la notificación de la designación fue entregada a su hijo y este no la informó, desconociendo por tanto la recurrente las consecuencias legales de su no presentación a la constitución de la Mesa.

Así pues, en caso de ser designado, hay que pensarse dos veces no acudir a la constitución de la Mesa electoral y tener una excusa realmente fundada, ya que en caso contrario el resultado será una condena penal. Δ

Jaume Vidal. Licenciado en Ciencias Políticas por la UPF. Debate21.es


 
 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar