España necesita un líder auténtico

Escrito por José Tomás Cruz Varela 14 Enero 2016
( 0 Votos )
Imprimir
Lo que verdaderamente persigue Rajoy denodadamente y hasta la pesadilla, consiste en garantizarse una segunda legislatura y eludir que se cumpla la maldita profecía que pesa sobre su persona consistente en pasar a la Historia con el cruel calificativo de 'Mariano el Breve', algo conseguido, inconcebiblemente, hasta por el inepto (políticamente hablando) Rodríguez Zapatero (PSOE).

Esta y no otra es la única verdad que le trastorna y le quita el sueño al presidente en funciones. El repetir machaconamente lo trascendental de la unidad de España y su estabilidad política y económica es totalmente obvio y no justifica la monserga de repetirlo hasta el aburrimiento, como otro mantra más de su repertorio..."todavía nos queda mucho por hacer", pero ni una sola palabra sobre la reforma del sistema electoral, de la Justicia, eliminación de la corrupción y un largo etc. Precisamente sobre esta lacra, nada como la definición del profundo pensador Varelokivich: "Colectivo de políticos españoles de los cuales unos persiguen el poder, otros el dinero, y la mayoría restante ambas cosas".

El gran problema radica en que Rajoy carece de discurso e ideas para convencer a aquellos que no tragan con su oferta maravillosa de conformar un nuevo Gobierno, integrado por el PP, PSOE y Ciudadanos, y todos ellos, lógicamente, bajo su santa bendición. Ya está bien de afirmar categóricamente que no existe otra opción mejor que se ajuste a la voluntad "mayoritaria" de los ciudadanos. Un tema tan sumamente delicado requiere, cuando menos, el escuchar las ideas y propuestas de los restantes partidos del arco parlamentario.
Un comienzo muy poco halagüeño para el próximo 2016 esencialmente en el terreno político, con la más que probable repetición de elecciones generales y los consiguientes perjuicios para nuestra precaria situación económico-financiera.
Dado lo crítico de la situación tras la incorporación de los llamadas formaciones emergentes, al parecer, el Jefe del Ejecutivo estaría dispuesto a aceptar coaliciones y pactos, asumiendo que participasen activamente en "su" Gobierno, pero que le garantice seguir ejerciendo de inquilino de la Moncloa hasta el 2020. Rajoy es incapaz de asumir que la perdida de votos y escaños obedece a sus limitaciones y ausencia de liderazgo. Si en efecto su mayor preocupación es lograr el bienestar de la ciudadanía ¿porque no aceptar su propuesta de coalición pero designándose otro candidato de su partido?

Ya son demasiados los españoles hartos de su forma de gobernar, incluidos los de su propio partido, que como es lógico terminaran vengándose con la única arma de la que disponen: el voto. Cuenta a su favor la manifiesta inoperancia que está demostrando el Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, político que ha resultado un fiasco y del que las bases y militancia esperaban infinitamente más. Nunca los socialistas contaron con un líder con menos carisma que el citado Sánchez con la Excepción de Zapatero que resulta incalificable.

La sociedad española en general se encuentra desmotivada y desmoralizada. Si Rajoy y Sánchez fracasasen en su tentativa de gobernar, nadie o muy pocos, con excepción de los que viven de la política, echarían de menos su caída pasando al olvido mucho más pronto de lo que imaginamos. Cuando algún despistado pregunta por el efecto y consecuencias que han producido los resultados del 20-D, lo más probable es que le tomen por un marciano, o bien interpreten que se dispone a contar un chiste a continuación, pero si insiste en averiguar la auténtica situación política de España, posiblemente le contesten alegando estar hasta las narices de ambos dirigentes, comenzando por responsables de sus respectivos partidos.

En realidad, prácticamente a muy pocos ciudadanos les ilusiona la posibilidad de que gobernasen alguno de los dos, aceptándose solo como mal menor. No son líderes naturales sino impuestos y sin la más mínima posibilidad de mejorar sus escasas habilidades. Del resto, por el momento. mejor no opinar porque lo que nos cuentan para nada coincide con la historia real. Lo que está ocurriendo solo genera desencanto y se nos ha quedado viejo e inservible.

Nuestro pesimismo obedece al fracaso rotundo de las recientes elecciones unido al temor producido por la incertidumbre. Un comienzo muy poco halagüeño para el próximo 2016 esencialmente en el terreno político., con la más que probable repetición de elecciones generales y los consiguientes perjuicios para nuestra precaria situación económico-financiera. Según don Mariano, somos los que más crecemos de la UE, ocurriendo otro tanto con la creación de empleo pero sin la menor alusión a la calidad del mismo ni nuestro elevado índice de paro que rompe moldes. Todos sabemos que las Bolsas de Valores son el termómetro que refleja la salud económica de los países. Pues bien, la española decreció un 7% mientras que las de los restantes países europeos crecieron un 10% ¿Nada que opinar sobre el tema presidente?...¡¡Que asco!! Δ

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar