.

Quién está en línea

Tenemos 192 lectores conectados
Opinión Opinión Grexit: La gran estafa de Alemania y Francia a los pueblos de Europa

Grexit: La gran estafa de Alemania y Francia a los pueblos de Europa

Escrito por Antonio San Román Sevillano 24 Julio 2015
( 5 Votos )
Imprimir
Grexit: La gran estafa de Alemania y Francia a los pueblos de Europa 5.0 out of 5 based on 5 votes.
El propósito de Merkel-Schauble es utilizar a Grecia como chivo expiatorio y expulsarla del euro.

¿Chivo expiatorio de qué?
De la gran estafa que, entre las finanzas alemanas y francesas, están realizando a los pueblos de Europa. Incluidos los pueblos alemán y francés.

¿Qué estafa?
Vayamos por partes:

Desde el inicio de la crisis en 2008 se produjo el impago de deudas privadas a los bancos alemanes y franceses. Fundamentalmente a los alemanes, que se habían expuesto irresponsablemente en numerosos países a las burbujas inmobiliarias respectivas. Empezando por aquellos paquetes basuras que financiaban la burbuja inmobiliaria de Estados Unidos, y que se crearon en el parquet de Walt Street.

Lo mismo hicieron con diversas burbujas inmobiliarias europeas, como las de España, Irlanda, Portugal, Grecia…

Con el estallido-hundimiento de Lehman Brothers, el flujo internacional del crédito se congela.

En Europa, el primero en sufrirlo es Grecia, la economía más débil de la zona euro. En 2010, el Gobierno griego se declara incapaz de pagar sus deudas. Primariamente a los bancos alemanes y franceses, sus principales acreedores, y a los fondos institucionales –compañías de seguros, fondos de pensiones, que habían invertido en deuda griega. Un Gobierno que, apoyándose en y dejándose dirigir por Goldman Sachs, había falsificado las cuentas nacionales para entrar en el grupo del euro.

Este movimiento de nacionalización de la deuda privada, ponía en peligro los sistemas financieros privados alemán y francés. Al peligrar Francia y Alemania, peligraba la Zona Euro.

Entre 2011 y 2012, el BCE presta un billón de euros a los bancos europeos al 1%. Como subsidiarios de la deuda privada de estos bancos rescatados por el BCE, salen los distintos gobiernos nacionales. Se convierte la deuda privada en deuda pública. Irlanda recibió 85.000 millones; Portugal, 79.000; España 100.000. Los bancos privados pagaron sus deudas con los bancos alemanes, principalmente, y con los bancos franceses. Los contribuyentes europeos habían prestado a estos bancos privados, mientras ellos pagaban los intereses (al 1%, no olvidemos).

Grecia, de los 284.000 millones recibidos, sólo destinó a su población el 8%. El resto fue a las instituciones financieras europeas, alemanas y francesas fundamentalmente, a través de la banca griega. Al mismo tiempo, se daba dinero a los gobiernos griegos, mientras se les obligaba a comprar armamento para el ejército. Armamento que servían, fundamentalmente, Alemania y Francia.
El futuro de los pueblos de Europa no es otro que la obediencia ciega al sistema financiero y al dios mercado. Si no lo remediamos.
A cambio de endosar a las cuentas nacionales las deudas privadas, se impuso a los pueblos el famoso austericidio. Se ha desmantelado el Estado del Bienestar. Las rebajas salariales han provocado una gran recesión ante la falta de demanda interna. Los derechos humanos han sido recortados con la imposición de recortes económicos impuestos desde la Cancillería alemana.

En el caso griego, lo que se le daba con una mano, con la otra se le retiraba para cubrir las pérdidas de las bancas alemanas y francesas y de fondos instituciones de dichos países. En lugar de solucionar el problema económico griego, se agravaba incrementando su deuda pública hasta los 300.000 millones. No es cierto que los alemanes hayan dado miles de millones a los griegos. Se los han dado a sus bancos privados y algunos estatales a través de la electrónica de los bancos y del Gobierno griegos. Es decir, dinero de contribuyentes de toda Europa para las bancas privadas alemanas y francesas.

Alemania y Francia han salvado sus respectivas bancas y sus principales fondos institucionales, endosando a los países del sur, los PIGS, sus deudas privadas como deudas nacionales, públicas, de todos los ciudadanos.

Esto es una estafa.

Se está discutiendo el último rescate a Grecia. Cuando el gobierno griego inicie nuevas privatizaciones y deje a Grecia en manos de las empresas alemanas, es posible que se comience a negociar en el parlamento alemán el tema del dinero a Grecia. Será el parlamento alemán quien tendrá la última palabra. Al pueblo griego no le queda más que esperar… su expulsión del euro. El pueblo alemán no está dispuesto a dar más dinero a los “vagos” griegos. Los políticos alemanes no harán más que “seguir” la opinión pública alemana.

Con la expulsión de Grecia, se inicia la segunda parte de la estafa alemana a los pueblos de Europa.

Países como España, han dado dinero y, principalmente, han avalado con miles de millones la deuda griega. Lo han hecho porque así se lo ha impuesto la cancillería alemana de Merkel-Schäuble.

Al salir Grecia del euro, el país se declarará en bancarrota. No habrá nadie que pueda cobrar. Los euros prestados por España, entre otros, más los avales, quedarán sin cubrir. No olvidemos que estos dineros entregados así como los avales, son de deudas públicas de las respectivas naciones. Los acreedores de España querrán cobrar. ¿Quiénes son los acreedores del pueblo español?

¿Quién pierde?: Los pueblos cuyos gobiernos han entregado esos miles de millones en efectivo y en avales. Incluidos los pueblos alemán y francés.

¿Quién gana?: Las bancas privadas que provocaron la crisis y los gobiernos neoliberales, que han reducido a sus pueblos a la pobreza.

¿Quién organizó esta inmensa estafa ante la vista de todo el mundo? Con la expulsión de Grecia del euro, las culpas y condenas que lanzarán nuestros políticos y gurús neoliberales irán contra los griegos. Así taparán la gran estafa a que nos están sometiendo los gobiernos Merkel-Schäuble y Hollande. El futuro de los pueblos de Europa no es otro que la obediencia ciega al sistema financiero y al dios mercado. Si no lo remediamos. Δ

 
 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar