.

Quién está en línea

Tenemos 179 lectores conectados
Opinión Opinión Del espectáculo de la política a la política espectáculo

Del espectáculo de la política a la política espectáculo

Escrito por Carlos Martínez 24 Julio 2015
( 0 Votos )
Imprimir
Hace tres años desde la política se nos daba un atroz espectáculo de corrupción, acomodo, aburrimiento e incluso hastío. Las Mesas de Convergencia hace ya cinco años y el propio 15M poco después fueron el revulsivo imprescindible y la ruptura de un cántaro lleno de agua podrida.

Las gentes volvimos a las calles y a las plazas y de repente algunos creativos descubrieron un nuevo filón de negocio en unos novedosos –en España- “realitys” televisivos. Con formato tipo “salsa rosa” e imitando a la factoría Berlusconi en España, surgieron nuevos tertulianos que se han acabado convirtiendo en actores y líderes políticos. Cierto es que la brecha había que aprovecharla e hicieron bien, aquellas y aquellos a los que las empresas privadas televisivas eligieron, imagino que siguiendo unos modelos determinados de marketing comercial. Pero la elección de los líderes no la hicieron las plazas, la hicieron empleados del señor Lara.

Es lícito y correcto utilizar la rendija. Sí. Lo mismo que de lícito expresar esta opinión, por otra parte contrastada.

Tras la transición o tras los primeros años de la transición, desaparecen los liderazgos sociales y políticos forjados en las luchas, la resistencia, las huelgas y luego ya con la democracia dinástica, en los ayuntamientos o las instituciones. Personas forjadas en la brega institucional y callejera al alimón. Sindicalistas curtidas y curtidos, alcaldes fogueados y parlamentarios que lo mismo hablaban desde la tribuna que encabezaban una manifestación, son sustituidos en y sobre todo desde el bipartidismo, por cachorros de aparato y personas forjadas en la política profesional desde siempre, desde muy jóvenes conspirando en los despachos y en esta faceta el PSOE se convierte en un gran experto. Sin ir más lejos, cuando el joven Zapatero llega a presidente su curriculum, son años de pisar bancada en las Cortes, sin intervenir casi nunca ni ampliar su formación o su experiencia. Las juventudes socialistas se convierten en una magnifica escuela de obtener el poder o mantenerlo a costa de los que sea, pero jamás en lugar de experiencia en la lucha de clases vivida en primera persona.
A quien una empresa de comunicación, le ofrece entrevistas, artículos y tertulias, puede luego exigir su cuota de poder político.
Tras los falsos y construidos liderazgos en los que valen más diez minutos en televisión, que acumular experiencia laboral, social y sindical o en estudiar y prepararse concienzudamente, participando al mismo tiempo de forma activa del movimiento estudiantil o del movimiento antiglobalización, muy activo esos años. Aparece una nueva hornada de dirigentes. No todos, claro, -generalizar es malo-, pero si con más oportunidades. Me explico, a quien una empresa de comunicación, le ofrece entrevistas, artículos y tertulias, puede luego exigir su cuota de poder político, que siempre será superior al de un joven o una joven, dirigente estudiantil de una facultad de Albacete, que participa en la calle evitando desahucios, cortando calles en una huelga general, mal viviendo con una beca y militando activamente en política. A pesar de que su compromiso esté labrado a base de multas gubernativas, algún empujón de un guardia o la mirada de reprobación de transeúntes o conductores conservadores.

La política espectáculo, la dirigen empresas de entretenimiento. La política espectáculo se ha impuesto. Ya no es un timbre de orgullos ser un sindicalista que se la juega o una luchadora constante, en un barrio, por evitar el cierre de una biblioteca pública. Eso ya no importa, importa salir en la tele.

Decir y escribir esto es peligroso y requiere cierta dosis de valor, pues puede enfadar a fans y a hooligans, que ya no correligionarios, compañeros o seguidores. Se puede decir que si envidia, etc. etc. pero no es eso y me arriesgaré. Es denunciar la injusticia de que sacralicen las empresas a nuestros líderes y esto evite que miles de personas jóvenes y no tan jóvenes puedan tener la más mínima opción de demostrar su capacidad, su entrega y su esfuerzo. Claro, si habláramos de su sangre otro gallo cantaría, pero ya no estamos en eso.

Desde Attac hace unos pocos años se habló mucho de “desmercantilizar” la política. De sacarla de la esfera privada, de evitar que personas no electas democráticamente rijan nuestros destinos, como los poderes financieros. Pero ahora las izquierdas y los alternativos corren el riesgo, de que mercantiles de la comunicación, impongan a los líderes incluso anti-sistema.

Esto ¿Qué antídoto tiene? La militancia social y política. El activismo social que permita que de forma natural y democrática, desde las luchas sindical y social, Las asambleas y las primarias no trucadas aúpe a personas luchadoras, sacrificadas y abnegadas y posibilite salgan a la luz y si encima luego, también salen en la televisión mejor. Como el caso de Ada Colau, que la portavocía en luchas sociales, pero también su participación activa les haga salir a la luz.

Bueno no generalizo y pido perdón a alguien si se siente mal tratado, además tranquilo yo no salgo en la Sexta. Pero uno echa de menos a líderes como Marcelino Camacho, Lula, Evo Morales, Múgica, pero también como Allende o Tierno Galván, forjados en la adversidad, las luchas y conocidos previamente por su acción. Pablo Iglesias, nunca salió en la tele, ni en la radio siquiera. Eran otros tiempos, claro que sí y estos son mejores para la difusión de las ideas, evidente. Pero el sistema urde sus trampas. Sin un pueblo organizado en y por una izquierda política organizada y con ideas de izquierda y de transformación social, en una partido de origen eurocomunista, socialista y ecologista de izquierdas, Syriza, el pueblo griego hubiera votado si en el referéndum. Las ideas sirven para resistir, pero también para construir y para gobernar. Δ

Carlos Martínez. Politólogo. Socio de ATTAC-España. http://portuarioenexcedencia.com


 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar