.

Quién está en línea

Tenemos 436 lectores conectados
Editorial Editorial Debemos apoyar a Grecia. No todos somos Rajoy

Debemos apoyar a Grecia. No todos somos Rajoy

Escrito por Fusión 02 Marzo 2015
( 11 Votos )
Imprimir
Debemos apoyar a Grecia. No todos somos Rajoy 4.2 out of 5 based on 11 votes.
No compartimos la actitud del gobierno español con el pueblo griego, un pueblo que ha elegido democráticamente luchar por su dignidad, por sus derechos, por su libertad, ante la opresión dictatorial de un 'matón', Alemania, que los está utilizando para dejar claro ante los demás países-peleles, de la mal llamada Unión Europea, quien manda aquí.

Grecia fue la cuna de la Democracia, y ahora ha sido la primera de Europa en levantarse contra la dictadura económica impuesta por Alemania con la colaboración del Banco Central Europeo y de otros "lameculos", como el gobierno español, que quieren aprovechar la ocasión para sacar pecho y jugar a ser poderosos, cuando en realidad dan pena y provocan vergüenza ajena por como se posicionan ante un pueblo, el griego, a quien deberíamos coger de la mano y ofrecerles nuestro ánimo y apoyo, porque están demostrando la valentía que otros no tienen y porque quieren salvar, recuperar, la democracia, algo que Alemania, una vez más en la historia de Europa, se pasa por el forro y aplasta con su bota imperialista.

En el proceso de negociación con el presente y democrático gobierno griego, Alemania dijo que "exigía a Grecia sumisión". Estas palabras, surgidas de lo más profundo, autoritario y despótico de quien sabe de qué va este "pulso", porque ellos lo crearon, son un reflejo fascista del pasado de un país que no olvidó su sueño imperialista, sueño que tanto daño causó a Europa y al mundo.

Esta vez el método es la dictadura económica, aplastar a los pueblos libres con el estrangulamiento económico, robándoles su dignidad, su orgullo y, de paso, su vida y su futuro. Una vergüenza permitida por los que se denominan "Unidad Europea".

Con ello, Alemania da un golpe encima de la mesa y dice a los europeos quien manda aquí, estrategia que venía preparando desde el principio para hacerse con el control absoluto de Europa y que consiste en hundir primero en la miseria a los países con una economía más "pobre" y luego someterlos a la humillación de la total dependencia de ellos y de su forma de ver las cosas, claro está, con la colaboración del Banco Central Europeo y del FMI.

Y para refrendar su autoridad se convierte a sí misma en la encargada de negociar con Putin el asunto de Ucrania. Eso sí, llevando consigo a un perrito faldero llamado Hollande, tratando de dejar la impresión de que es Europa la que negocia, no Merkel y su gobierno.
Y Hollande le sigue el juego porque está en horas bajas y pretende así ganar prestigio acompañando a Merkel, siendo su secretaria y su "lameculos".
Claro que lo que hace es tirar por los suelos la dignidad de Francia, cuyo lema "Libertad, Igualdad y Fraternidad" sería muy apropiado ahora para aplicarlo a la relación con Grecia y con su pueblo, a quienes dieron la espalda cuando el nuevo gobierno griego acudió a ellos buscando apoyo a sus pretensiones de enfrentarse a los que han convertido a Europa en su prostíbulo particular.

Sería interesante conocer qué piensan los franceses, siempre amantes de la libertad, ante la realidad de convertirse en los lacayos de Merkel.

Porque también está siendo utilizada Grecia para dar un aviso a otros países donde la indignación se transformó en partido político y este a su vez en potencial y creciente peligro para la continuidad en el poder de los "lameculos" de Merkel y los suyos.
Esto pasa precisamente aquí, en España, donde el gobierno, a través de la mentira, el autoritarismo, el despotismo, la carencia de humanidad, la supresión sistemática y progresiva de derechos y libertades, ha escogido la vergonzosa forma de decirle a Alemania que sí, que cumplimos sus exigencias, que nos sometemos y nos arrodillamos ante su poder y su superioridad, que somos sus fieles vasallos y aliados sumisos.

Pero, sabiendo aquello de que el poder ciega, Rajoy y su gobierno han infravalorado la capacidad de reacción del pueblo español, quien, junto al pueblo griego, dirá un rotundo NO al hecho de convertirse en una colonia de Alemania y lanzará un grito de rebeldía a Europa y al mundo exigiendo sus derechos y recuperando su libertad.
Y lo hará gracias a algo que nació en Grecia que se llama Democracia, algo que los griegos están luchando por recuperar, por dignificar, ante el acoso de los que sólo pretenden la sumisión y la erradicación definitiva de la libertad y de los derechos ciudadanos.

Estamos ante un año crucial para optar por un futuro u otro, porque este es un año electoral, donde debemos reflexionar sobre si queremos más de lo mismo o si debemos unir fuerzas y quitarnos de encima esta lacra de fascistas, corruptos, sinvergüenzas y lacayos de quien aspira, una vez más, a anular y someter la libertad y la dignidad de los pueblos de Europa.

Y digámosle a los griegos que no todos los españoles somos Rajoy ni los impresentables que le besan el culo. Existen españoles que aplaudimos la valentía de pueblo griego, que reconocemos sus derechos y pronto nos uniremos a su lucha por recuperar la verdadera democracia. No están solos.

Y sabemos que los problemas que ahora están teniendo para levantar su cabeza es la consecuencia del sometimiento y la bajeza moral que sus gobernantes anteriores han mostrado ante la bota alemana y sus métodos fascistas, apoyados por los que sueñan con dominar el mundo.

No es nada nuevo, ha ocurrido siempre, es la historia que se repite.

Sólo la unidad de los ciudadanos, de los pueblos de Europa, los grandes sacrificados siempre, podrá cambiar definitivamente esta situación.
Son tiempos de definición. Son tiempos de unidad. Son tiempos de decisiones valientes.

Ellos recurren a las amenazas, al miedo. Pero los demás tenemos la fuerza de la razón y de la libertad, y sobre todo, la visión clara sobre la realidad de las consecuencias de sus métodos para los ciudadanos,...el pueblo griego en la miseria y el español viendo como cada día se cierra más su futuro, sus derechos, sus libertades.

Es el momento, es el tiempo del cambio.

La verdadera Democracia permite, a través de las urnas, expulsar del poder a aquellos que lo utilizan para sus objetivos personales y también para volver a atrás en el tiempo, devolviéndonos al autoritarismo, a la represión y a la pérdida de derechos y libertades.

Grecia puede estar ahora pagando el precio de su valentía, pero si somos más los que seguimos su camino, los que nos sacudimos de encima los restos fascistas que pretenden brotar en Europa, las cosas pueden cambiar, sencillamente porque la Democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

Grecia no estará sola. Somos muchos los que ahora somos Grecia. Δ

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar