.

Quién está en línea

Tenemos 132 lectores conectados
Opinión Opinión Pensemos, luego no votemos.

Pensemos, luego no votemos.

Escrito por Juan Carlos Sánchez del Barco 14 Mayo 2014
( 0 Votos )
Imprimir
La abstención de colaborar de ninguna manera con los sinvergüenzas que pretenden 'legitimar' su poder con la alienación que ellos mismos han sembrado a lo largo de los últimos siete milenios, es una obligación de aquellos que pensamos que el Ser Humano puede ser dueño de su porvenir y su vida, tanto individual como colectivamente.

En definitiva, la alienación mencionada anteriormente no es más que un desconocimiento del individuo de sí mismo, se trata de que éste no sea consciente de sus propias capacidades para autogestionar su vida en el seno de la sociedad de la que forma parte.

El totalitarismo, y, por extensión, el capitalismo, necesita hacerse indispensable para el pueblo al que oprime, basando su poder antinatural en negación de la cultura y bases históricas necesarias al Ser Humano para eliminar completamente su lógica y natural curiosidad, de la cual deriva el aprendizaje, la reflexión y el análisis crítico hacia todo lo que cada persona considere oportuno.
Las elecciones no son más que un burdo instrumento que pretende hacer pensar a la población que ésta tiene el poder y libertad, cuando la realidad es muy distinta.
El parlamentarismo consiste en otorgar, como consecuencia de esa hipnosis social a la que aludíamos, nuestra responsabilidad y poder que tenemos sobre nosotros mismos a los políticos. Es una cesión establecida sobre la base de una estupidez adquirida que evita nuestro desarrollo intelectual y emocional. Además, el voto hace posible que la sociedad se despreocupe de la cosa pública debido no sólo a la propia naturaleza de este sistema, que fomenta la competitividad y, por ende, el individualismo, sino que fomenta o, expresado de una forma más real, ahonda y radicaliza el egoísmo y el repliegue de las personas sobre el concepto de propiedad privada, distorsionando la visión natural de cooperación y colaboración para crear sociedad, para crear ligazones, vínculos y cohesión.

Las elecciones no son más que un burdo instrumento que pretende hacer pensar a la población que ésta tiene el poder y libertad, cuando la realidad es muy distinta: el poder ha comprobado la nula o escasa eficiencia que ofrece la represión física. Es necesario, por tanto, el establecimiento, por parte del sistema, de una represión mental caracterizada por la falsa creencia, por parte del pueblo, de que éste tiene la sartén por el mango. La ignorancia juega un papel fundamental, cuasi absoluto, en la dominación hacia la especie humana. Combinada ésta con una seducción constante hacia un consumismo y materialismo que nos arrebata nuestro ímpetu espiritual mientras se vota a los políticos para no hacer frente a los problemas que ocasionan los poderosos para ser votados, el sistema ha encontrado la fórmula perfecta para perpetuarse hasta que la Humanidad despierte de este letargo y el sueño de la historia.

Otórgate un voto a ti mismo y a la Humanidad. No votes en las próximas elecciones del 25 de mayo ni en ninguna otra. Cuando aprendas que sólo tú eres el dueño de tu vida y destino, cuando entiendas que el destino se forja cada día, cada minuto, cada segundo y no está previamente establecido y, sobre todo, cuando comprendas que la libertad consiste en no caer en tentaciones antinaturales, sino en realizar las acciones para las cuales la naturaleza nos ha diseñado, y que la cultura, supremo bien común que nos proporciona el camino a la liberación, hace posible la revolución en nosotros mismos, seremos humanos libres.

No votes a la misma chusma que te oprime, te engaña, te roba y, si es preciso, te mata (existen muchas formas de matar a una persona). No pagues sus guerras, sus corruptelas, no financies su Iglesia, sus bancos, seguros y demás parásitos. Δ

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar