.

Quién está en línea

Tenemos 121 lectores conectados
Opinión Opinión Dejad al pueblo ucraniano en paz. Dejad vivir al mundo.

Dejad al pueblo ucraniano en paz. Dejad vivir al mundo.

Escrito por Juan Carlos Sánchez del Barco 04 Abril 2014
( 0 Votos )
Imprimir
¿Qué está ocurriendo en esas zonas del mundo llamadas Ucrania, Siria, Libia, y un largo etcétera? ¿Qué sucede en nuestro querido Planeta Tierra?

La Historia se repite una y otra vez, siguiendo una predecible trayectoria circular y, dominada por el frenesí innovador, intenta reconducirse de forma natural, cuando su protagonista es el pueblo, hacia caminos nada o escasamente explorados, pero sabemos que son caminos libertarios porque llevan a la felicidad y satisfacción inmateriales plenas, no mostrándolos el poder por esta razón. En otras palabras, la duda, la curiosidad, la razón y, en última instancia, el conocimiento, así como las emociones, solidaridad y bonhomía constituyen el eje vertebrador de nuestra esencia como humanos. Los demás comportamientos vienen determinados en función de la lógica capitalista que fuerza una mala praxis entre nosotros y el medio que nos rodea.

En no pocas ocasiones, ese transcurrir histórico circular discurre con una gran velocidad, ocasionando una fuerza centrífuga en la que la trayectoria tiende a escapar de la dictadura circular y establecer una recta. En esta analogía, pretendo analizar el devenir histórico protagonizado por el sistema del capital y padecido por los pueblos de la Tierra, siendo la consecuencia directa el establecimiento de unas estructuras sociales y de poder que en nada tienen relación con la esencia natural humana, ya que plantean una competitividad que destruye lazos de hermandad entre las personas y las aleja, en consecuencia, de sí mismas, fomentando el egoísmo y el "apáñese quien pueda", estableciendo asimismo comportamientos nefastos que producen insatisfacción y, en consecuencia, infelicidad.
La obstinación de la Historia por mostrarse reiterativa es la consecuencia que ha de pagarse por la incomprensión y escasa meditación de la misma.
Insatisfacción inmaterial debido a la escasa o nula dedicación del individuo a su propio autoconocimiento y al cultivo intelectual que conlleva una exhaustiva, profunda y, en consecuencia, objetiva preparación ante las circunstancias adaptativas con la que la Naturaleza nos ha impregnado.
El pasado, conveniente interpretado, enseña al presente debido a que el segundo es consecuencia del primero. Así pues, si no se sabe leer la enseñanza que nos proporciona el razonamiento y reflexión de la Historia, se tiende a la reiteración de los mismos errores que la han convertido en trágica y funesta.

Uno de los mejores ejemplos de ello es todo cuanto está ocurriendo en lo que suele llamarse Ucrania, Siria o Libia, entre otros.

La autodenominada "comunidad internacional", es decir, el sistema capitalista y todos sus compinches y acólitos, con su típica desvergüenza eufemística, está "muy preocupada" por el cariz "violento e insostenible" que está tomando la situación que la avaricia y ansia de poder de los mismos poderosos que se "extrañan" está provocando. Aquí se analizará concretamente para el caso del pueblo ucraniano, aunque extrapolable a infinidad de casos a lo largo de la historia.

Yendo a la raíz del problema, la idea central es la estúpida y manipuladora división de la cual nuestros hermanos ucranianos están siendo objeto. En realidad, toda la Humanidad, a lo largo de la longeva y execrable existencia del sistema fascista y capitalista mundial, hemos padecido y padecemos esta división en razas (concepto absurdo desde el punto de vista científico y aún lo es más desde el moral, social y cultural), religiones, estados, fronteras, clases sociales, regiones, etc.
Lo que se está cociendo en este bello lugar del mundo no es más que una lucha entre imperialismos, entre fascismos, entre la cara y cruz del mismo poder ignominioso. Por una parte, el incipiente poderío imperial ruso (recuperándose del fin de la extinta y fascista URSS), y de otro, el imperialismo europeo-estadounidense (el cual no desea renunciar a lo conseguido durante décadas de golpes de estado, dictaduras, asesinatos, etc.). Ambos, utilizando al pueblo ucraniano y a todos los de la Tierra como armas y escudos. ¡Cobardes y asesinos aquellos que se aprovechan de la ignorancia que han sembrado en el pueblo para luego utilizarla en su beneficio!

La situación del mundo no ha variado sustancialmente a lo largo de la Historia, y prueba de ello es la situación descrita en este artículo. La formación de bloques de poder que compiten entre sí por los recursos naturales, mano de obra e influencia es una coyuntura harto conocida en las páginas de la Historia: la I guerra mundial, la segunda, la guerra de sucesión de principios del siglo XVIII, las guerras entre romanos y cartagineses, las cruzadas, y un larguísimo etcétera. La obstinación de la Historia por mostrarse reiterativa es la consecuencia que ha de pagarse por la incomprensión y escasa meditación de la misma. ¡Por eso, leamos, aprendamos meditemos, reflexionemos, porque esta es la única forma de luchar contra este sistema cruel y atroz! Δ

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar