.

Quién está en línea

Tenemos 150 lectores conectados
Opinión Opinión Pobreza para el futuro

Pobreza para el futuro

Escrito por Irene Casado Sánchez 19 Agosto 2013
( 2 Votos )
Imprimir
Pobreza para el futuro 1.5 out of 5 based on 2 votes.
Miles de niños se encuentran bajo el umbral de la pobreza como consecuencia de la crisis y las políticas de "austeridad". Los más frágiles son también los más desprotegidos por una situación económica sin precedentes.

La crisis económica pone en riesgo la infancia de millones de niños. Despidos, desahucios, reducciones salariales, políticas de austeridad, tienen un importante impacto en la vida de los más pequeños. La pobreza infantil en España ha aumentado un 10% en apenas dos años. Más de dos millones de niños viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza.

La infancia es el grupo de edad más afectado por la pobreza en España, afirma el último informe de UNICEF. Cerca de 760.000 familias cuentan con sus dos progenitores en paro. Sin trabajo y sin ingresos en el núcleo familiar, aumenta el riesgo de pobreza y se tambalea la calidad de vida de los más pequeños.

La crisis repercute en la vida de los niños de diferentes maneras. El desempleo, los desahucios, o la disminución de los ingresos familiares tienen un impacto directo en la infancia. Disminuye la calidad de la alimentación de los menores, empeoran las condiciones del hogar y el ambiente familiar se deteriora. La consecuencia es el desgaste de la convivencia y de las relaciones familiares. Cientos de familias se enfrentan a un cambio de domicilio forzado, a la falta de medios para pagar el comedor escolar, ropa o material educativo necesario para los niños. La crisis económica ha empobrecido a cientos de familias de "clase media", además de empeorar la situación de los hogares más desfavorecidos.
Parece que nuestra sociedad y nuestros políticos han olvidado que los más pequeños son nuestra responsabilidad presente.
Las políticas de austeridad impuestas por el Gobierno también son responsables del aumento de la pobreza infantil. El recorte del gasto público destinado a la ayuda a las familias, la reducción de las becas escolares para cubrir los gastos del comedor o libros de texto, el aumento de los impuestos, y la reducción de las prestaciones sociales a nivel educativo y sanitario son medidas que inciden en la pésima situación de la infancia.

El nivel de pobreza infantil ha alcanzado la cifra del 24% en España. Dato que remarca la necesidad de tomar medidas inmediatas para proteger a nuestra infancia, a nuestro futuro. Sin embargo, el gobierno ha pospuesto un plan destinado a afrontar el problema de la pobreza infantil. El Ejecutivo español ha decidido llevar a cabo este plan a través de una proposición de ley, lo que requiere un periodo estimado de seis meses. Esta demora supone que cientos de niños no coman caliente en el periodo estival; pues muchos menores se alimentan con lo que se les ofrece en los centros escolares ante la falta de poder adquisitivo de sus familias.

"Ahora más que nunca debemos prestar atención a los más vulnerables, que se ven injustamente afectados por la crisis. Es imprescindible que las medidas que se tomen analicen antes sus consecuencias para la infancia", señaló la Directora Ejecutiva de UNICEF España en el debut de la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para 2013. Sin embargo, pocas han sido las medidas políticas tomadas para hacer frente a la pobreza que amenaza y afecta a nuestra infancia.

Las consecuencias de la crisis económica recaen sobre niños y niñas que de ninguna manera han contribuido a ella. "Los niños son los primeros en sufrir los problemas sociales antes incluso de que la sociedad tome conciencia de ellos y por eso los niños son el sismógrafo más sensible del progreso de los pueblos", ha señalado el sociólogo Fernando Vidal. Si los más pequeños representan el futuro de los pueblos, el porvenir de cientos de ellos está en peligro. Millones de niños en todo el mundo acuden a la escuela con el estómago vacío, estudian en salas sin calefacción ni material escolar; parece que nuestra sociedad y nuestros políticos han olvidado que los más pequeños son nuestra responsabilidad presente. Apostar por la infancia, proteger a los más pequeños mediante planes nacionales e internacionales, invertir en su desarrollo y formación es imprescindible pues nuestros pueblos dependerán de ellos cuando sean adultos. Δ

Irene Casado Sánchez. Periodista. CCS.


 

Comentarios   

 
0 #1 Tarsila 25-08-2013 10:06
La verdad es que es muy triste que el gobierno no sea consciente del daño que está creando en nuestra sociedad, los niños son el futuro y estamos retrocediendo a pasos ajigantados, esto me recuerda a mi infancia cuando solo podían estudiar los ricos, y cuando nadie se importaba por la infancia de millares de niños que ni siquiera teníamos para comprar un lápiz o una goma y teníamos que pedirlas emprestados a los compañeros de pupitre, nadie venía en nuestras casas a ver si teníamos que comer, el hecho de tener una casita en propiedad ya era un motivo para no tener ninguna ayuda, uno de estos días una alcaldesa, no recuerdo de donde, decía que había familias que pedían ayudas y sin embargo tenían una cuenta en Twuiter, que poca verguenza, como si tener Internet fuera un lujo. Este gobierno está corrupto hasta la coronilla y lo únco que le interesa es el poder, no tiene la mínima dignidad, todo es tan evidente y ellos se quedan ahí tan panchos como si nada fuera, y lo más sorprendente es que hay cantidad de gente que los apoya.
Citar | Reportar al moderador