.

Quién está en línea

Tenemos 116 lectores conectados
Otros ¡Mira que Guay...! La opinión de un 'sin criterio'

La opinión de un 'sin criterio'

Escrito por A.F. 21 Junio 2012
( 8 Votos )
Imprimir
La opinión de un 'sin criterio' 5.0 out of 5 based on 8 votes.
Dice Del Bosque que quienes no opinamos como él, respecto a la selección y sus planteamientos, no tenemos criterio. También dice que "no sabemos valorar lo que tenemos" y que "ahora vamos de ricos cuando hace poco éramos pobres", aquí supongo que se refiere únicamente al fútbol, porque es evidente que el país no está para presumir de riqueza.

Pero ciñéndonos al "criterio", la definición académica de la susodicha palabra es "Juicio o discernimiento" y también... "norma para conocer la verdad".

Siendo así, resulta que como aficionados al fútbol no tenemos "juicio", o sea, que mejor que nos callemos, vamos, que dejemos las opiniones para los "expertos".

Resulta curioso el hecho de que esa opinión de Del Bosque está cada vez más extendida en nuestra sociedad. Rajoy y su gobierno nos dicen que callemos y confiemos. Los altos responsables de la justicia dicen que las opiniones de los ciudadanos son ataques contra la justicia. Y lo mismo dice, como no, la Iglesia, ese modelo de honradez, de ética, de transparencia y de "criterio" espiritual.

Todos nos exigen silencio y confianza en ellos. ¿No les suena a fascismo?

Claro que si uno se sienta con un gin-tonic a disfrutar con el juego de la selección, y se encuentra con un planteamiento de partido cobarde, rácano y no acorde a lo que debe mostrar, por sentido de la responsabilidad, una campeona del mundo, lo más normal es que uno opine que es lamentable lo que está viendo, que la selección está haciendo el ridículo y que Del Bosque la está convirtiendo partido a partido en una caricatura de si misma.

Y si uno escucha a Rajoy mentir constantemente y escurrir el bulto pues no puede evitar pensar y decir que esta democracia es una mierda. Y si además oye al Dívar ese hablar de la justicia y los peligros que la acosan, entonces apaga y vámonos.

Pero claro, opinar sobre esas cosas es ser antipatriota, es no apoyar, y además no tenemos "criterio" para hacerlo. Vamos, que somos tontos del culo y lo que vemos y oímos no lo sabemos interpretar.

Volviendo al fútbol, tampoco debemos olvidar que nuestros laureados futbolistas representan a un país al borde del precipicio económico, que para muchos españoles son, o deberían ser, un balón de oxígeno emocional, un respiro, una alegría en medio de tanta basura cotidiana. Eso sin tener en cuenta que para ellos la crisis económica es algo lejano, muy lejano, y aunque fuera sólo por dignidad y respeto a los suyos, deberían meterse en el campo y hacer bien lo único que saben hacer bien.

Pero parece ser que no están muy dispuestos a valorar las críticas, a escuchar las opiniones de los aficionados e, incluso, de otros profesionales del fútbol, como Mouriño o Luis Aragonés, que opinan lo que muchos opinamos. ¿Tampoco tienen "criterio" Luis y Mouriño, ni los periodistas deportivos que siguen a la Roja?

Lo peor que le puede ocurrir a una persona, a un grupo o a un país entero, es que le resbalen las opiniones de los demás y, además, que descalifiquen a quienes las dan.

El juego de España ante Italia y ante Croacia fue penoso, lamentable, nada que ver con lo que esta selección sabe y puede hacer, y la culpa de eso la tienen los planteamientos, la lentitud en los cambios y el "criterio", sí, el criterio en los cambios.

Que la afición exija lo que la selección sabe y puede hacer es, además de un derecho, una cuestión lógica. ¿No se dice que la afición es el jugador número 12? ¿Solo lo es para animar y decir amén a todo?

Cuando un entrenador empieza a menospreciar y a descalificar a aquellos que señalan sus errores, ese entrenador está en la cuesta abajo, porque la humildad es eso, escuchar y reflexionar, no creerse un "dios" que lo sabe todo y todo lo hace bien.

Pero si algo me jode de todo esto, no es el fútbol en sí, sino que alguien más, alguien de la élite, nos mande callar. Como dijo un minero de Asturias hace poco "no es que estemos indignados, es que estamos hasta los cojones".

Todos nos mandan callar, todos son sabios, todos nos piden confianza. Pero todos los que lo hacen están "vacunados" contra la crisis, están en "otro mundo", en el mundo de los intocables. Además, para pedir confianza hay que habérsela ganado.

Somos la mayoría silenciosa, o eso pretenden que seamos. Que estemos calladitos, que no opinemos, que confiemos en ellos, que no pongamos en peligro su autoridad. Dicho de otra forma, que seamos unos borregos, que acatemos sus razones, que admitamos que no tenemos capacidad para comprender las cosas que ellos cuecen en sus "lúcidas" mentes. Que nos dejemos conducir por sus mastines. Pero eso es lo que siempre se hizo, y así nos luce el pelo.

Da igual que España gane la Eurocopa o que caiga en el próximo partido, lo que queda claro es que los "dioses" del balón están 'subiditos', que ya no aceptan las críticas y que nos consideran a los demás unos ineptos que no sabemos de qué hablamos.

Pues si eso es así, ha comenzado su caída, porque sólo permanece en la cumbre quien es humilde y quien sabe escuchar a los demás y corregir sus errores, porque todos los tenemos.

Y que conste que aquí no se cuestiona a las personas en sí, sino a los deportistas, a Del Bosque entrenador, a sus planteamientos, a su "criterio", porque heredó una selección con el espíritu de Luis Aragonés, y también con su mala leche, y los está convirtiendo en una pandilla de señoritas, prisioneros de su éxito y cegados por su cansino toque de balón. Y es evidente que ya llegó la hora de hacerle algún retoque al método, al planteamiento de la selección.

También es cierto que todos hemos colaborado en elevar al olimpo de los dioses a unos deportistas que basan su existencia en pegarle mejor o peor al balón. Tal vez lo hacemos porque necesitamos "dioses" a quienes adorar, mitos en quienes disimular nuestras miserias, triunfadores que eleven la moral derrotista ciudadana.

Pero bueno, todo esto debe ser considerado como la humilde opinión de un "sin criterio". Uno más que no entiende nada de fútbol, ni de política, ni de economía, ni de religión, ni de nada de nada.

Por eso, precisamente por eso, no me voy a callar.

Que les den a todos. Δ


 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar