.

Quién está en línea

Tenemos 93 lectores conectados
Otros Libros Donde no habite el miedo

Donde no habite el miedo

Escrito por José Carlos García Fajardo. CCS. 27 Enero 2012
( 5 Votos )
Imprimir
Donde no habite el miedo 4.2 out of 5 based on 5 votes.
En este poemario de Federico Mayor Zaragoza y María Novo Villaverde, la palabra cobra vida y se convierte en un mensaje de amor, esperanza, confianza y sobre todo coraje. Una llamada a la movilización y a la resistencia. 'Liberados del miedo... para alzar el vuelo'.

Federico Mayor Zaragoza y María Novo. Litoral.Esta obra aborda en clave poética la situación de crisis global que sufre el planeta y que afecta a nuestra historia personal y colectiva. En una secuencia de poemas a dos voces, los autores reflexionan sobre lo que se desmorona y lo que pretende aprisionar nuestra libertad mediante el miedo, pero también sobre la necesidad de construir la resistencia, de volver a situar la vida en el centro de nuestras sociedades, de abrazar el compromiso que moviliza las utopías y da sentido a la vida. El texto se estructura en tres partes: la latitud del dolor; el viaje hacia los sueños y territorio de esperanzas.
Donde no habite el miedo. Federico Mayor Zaragoza y María Novo.
Federico Mayor Zaragoza es Doctor en Bioquímica con una larga trayectoria científica e investigadora a la que se une su gran experiencia social y educativa como Director General de la UNESCO en el período 1987-1999 y, en la actualidad, como Presidente de la Fundación Cultura de Paz.

María Novo es Doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación, escritora y artista plástica. Catedrática de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible de la UNED, desde hace varias décadas trabaja sobre cuestiones ambientales y sostenibilidad. Dirige el Proyecto ECOARTE sobre los vínculos entre la Ciencia y el Arte.

Dice un antiguo proverbio que "la medida de amar es amar si medida". Hoy, a lo ancho del mundo, ese amor no deja de manifestarse, en la entrega de tantas y tantas personas que se atreven a acercarse al dolor, que escuchan las llamadas de la fraternidad, que se dejan alcanzar por un sentimiento tan humano como es el de mirar al otro y hermanarse con él.

Vida humana, vidas humanas en riesgo, en situaciones de exclusión, de guerra, de exterminio...

Y también esa otra vida, la que nos sostiene, una naturaleza generosa contra la que hemos emprendido una batalla que, finalmente, se está volviendo contra nosotros.