.

Quién está en línea

Tenemos 153 lectores conectados
Otros ¡Mira que Guay...! La guerra es la guerra

La guerra es la guerra

Escrito por A.F. 17 Noviembre 2011
( 15 Votos )
Imprimir
La guerra es la guerra 4.9 out of 5 based on 15 votes.
En plena campaña electoral, y con la que está cayendo en Europa, los candidatos se afanan en vender humo, en prometer imposibles, en seguir creyendo que somos tontos, aunque por los aplausos que siguen a sus proclamas tienen sobrado fundamento para creérselo.
Rajoy dice que España le necesita, y lo más preocupante es que parece creérselo. Rubalcaba se empeña en borrar de las mentes la nefasta actuación del PSOE en estos últimos años. Animo no le falta.
Pero el problema es otro... ¿Están preocupados los mercados por si gana uno u otro? La verdad es que les da igual. Ellos van a lo suyo.
Y la razón es muy sencilla, una cosa es la economía y otra la política. Una cosa es gobernar y otra ganar dinero. Una cosa es la responsabilidad política y otra manejar el poder que da el dinero.
En cualquier caso, es evidente que la ruptura definitiva entre ambos poderes se ha producido ya. Y quien ha ganado ha sido el económico, aunque en realidad nunca había perdido, sólo que estaba agazapado detrás del político, usando a sus lacayos políticos para sus intereses. Con ello, la democracia vive sus estertores finales.
Ya no importa a quien votes, por que quien gobierne ya sabe de antemano que su programa político queda supeditado a las exigencias de los mercados, o sea, al poder económico. Es algo anunciado, algo previsible, algo que aún no ha sido, a pesar de lo que ocurre, digerido y asimilado por todos, especialmente los ciudadanos, que aún ponen sus esperanzas en las promesas de los políticos.
El mundo ha dado un cambio definitivo. El dinero se ha aupado, siempre lo estuvo pero disimuladamente, al máximo nivel de poder, de control y de dominio de todo lo que se mueve y respira en el planeta. Y lo peor es que los ciudadanos de a pie somos simples daños colaterales, como en todas las guerras.
Claro que existe un antídoto más poderoso que todo el poder económico mundial, y es la unidad de todos los pueblos, de los ciudadanos del mundo, para combatir y desmontar el monopolio del poder económico. Es conveniente recordar que cualquier poder, el político, el económico o el religioso, no son nada sin el "alimento" vital de los ciudadanos. Como los vampiros, su alimento es nuestra sangre, nuestra energía y, sobre todo, nuestra ignorancia y nuestra falta de unidad.
Sólo queda una fuerza que puede dar la vuelta a esta situación que no tiene límite, nunca se sacian, y es la fuerza que emana de la unidad de todos los que para ellos no contamos. Pero no una unidad manejada por los políticos, me refiero a una unidad de ciudadanos que se lo juegan todo, que son, somos, esclavos de la guerra entre los poderes. O se consigue eso, o resignémonos a vivir en una dictadura mundial regida por el poder económico, con sus lacayos políticos encargados de tener engañados, sumisos, a los ciudadanos, mientras ellos no conocen lo que es no cobrar a final de mes y no tener pan para tus hijos. En realidad, ellos deciden cuanto quieren cobrar.
Con todo, la realidad actual es muy sencilla de ver. Sólo hay que querer verla y entonces se percibe hacia donde va todo. Y el futuro que se ve no es precisamente optimista para los ciudadanos el mundo.
Pero algo se mueve en la calle que suena a nuevo, a limpio, a reacción popular ante la mentira y el abuso. No nos engañemos, la política tradicional ya se ha vendido al poder económico. Ellos no van a luchar. Es importante no olvidarlo.
Nos jugamos algo más que el puesto de trabajo, con ser este muy importante. Nos jugamos que los poderes puedan seguir actuando impunemente e incrementando sus exigencias, utilizando como disculpa una situación económica inventada por ellos, manipulada por ellos y pagada por los ciudadanos, y eso seguirá creciendo mientras el pueblo esté dormido, mientras no reaccione.
Seamos realistas, antes utilizaban a los militares para dar golpes de Estado y hacerse con el poder absoluto. Ahora utilizan intermediarios financieros para dar golpes económicos y sumir a los pueblos en una dictadura peor si cabe que las otras.
Todo es lo mismo, todos son los mismos. El único objetivo es el poder.
Es la eterna guerra por el poder absoluto, y en ella todos los demás somos prescindibles y solo contamos como daños colaterales.
No es problema de dinero, es problema de donde está centrado el dinero, en manos de "quienes" y para qué se utiliza.
Y nada de esto va a cambiar con unas elecciones, como mucho "otros perros con los mismos collares". Pero los "amos" serán los mismos.
Son tiempos de reflexionar y luego de actuar. Δ

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar