.

Quién está en línea

Tenemos 184 lectores conectados
Editorial Editorial Humano o inhumano

Humano o inhumano

Escrito por Fusión 16 Septiembre 2011
( 25 Votos )
Imprimir
Humano o inhumano 4.8 out of 5 based on 25 votes.
Saber de donde venimos y hacia donde vamos es vital para mantenernos en el camino sin desviarnos. El ser humano evolucionó del primate. Al desarrollar necesidades superiores fue necesario desarrollar un cerebro superior. En ese cerebro superior fue posible, a su vez, que una mente superior, más evolucionada, se activara, se abriera paso. Y en eso estamos.
El ser humano nació así y se diferenció de las demás especies por su mente, por su capacidad de pensar, de tomar decisiones y de hacer elecciones, de elegir lo que más le interesa.
Nos hace humanos la combinación de una mente más avanzada con unas emociones-sentimientos más desarrollados. Pero esto está aún en proceso de evolución, de consolidación.
Lo que hay, por el momento, es una mente que tiene más capacidad de crear y también de destruir, más un sistema emocional sin control que influye poderosamente en la mente y la puede impulsar a tomar decisiones negativas, egoístas, destructivas, para sí mismo y para la especie humana. También para las demás especies.
Por ello, lo humano y lo inhumano conviven malamente, creando una sociedad inestable, injusta y capaz de aniquilarse a sí misma e, incluso, destruir el planeta, su hogar en el cosmos.
Y a estas alturas es evidente que lo inhumano puede destruir a lo humano y viceversa. ¿Quién ganará al final?
Ahora mismo, una parte de la humanidad está preocupada por la marcha de la economía, de los mercados, de las bolsas, de la banca, de su propio dinero. Todo ello son creaciones  de la parte inhumana de la especie, creaciones que parecen abarcarlo todo, poseerlo todo, incluso a la parte humana. Es como si el mundo entero y la vida misma girasen en torno a la situación económica, y eso es falso, rotundamente falso.
Ahí afuera siguen ocurriendo milagros todos los días, sigue habiendo mucho Amor, también alegría y belleza.
La parte humana de la especie está ocupada en vivir, sólo en Vivir. Ello implica situarse dentro de las reglas o normas de la Vida, que, entre otras, son la generosidad, la sencillez, el altruismo, el respeto a la Vida, la comprensión y, sobre todo, tratar a los demás como a ti te gustaría que te trataran.
Lo que ocurre es que eso apenas sale en las noticias, sencillamente porque los medios de comunicación se interesan más por los movimientos de lo inhumano que de lo humano. Tal vez sea porque son creaciones de la parte inhumana y a ella sirven.
La humanidad humana se ocupa de vivir y, por tanto de aprender.
La humanidad inhumana está “ocupada” en salvar al mundo del caos económico, algo que ellos inventaron, desarrollaron y ahora se vuelve contra ellos.
La humanidad humana confía en la Vida y sabe que ésta tiene recursos para reciclarse, para desparasitarse y para continuar con su objetivo, que es la evolución. Mientras tanto se dedica a vivir, y vivir es sinónimo de experimentar, de confiar, de compartir, de ayudar…
-Entonces... ¿es posible vivir sin preocupaciones, sin problemas?
“Los pájaros lo hacen, y comen todos los días.”
-Si, pero ellos no tienen otras necesidades, tampoco ambiciones...
“Porque no necesitan más que lo que la Vida les da”.
-¿Puede un humano hacer eso...?...
“Sólo será humano si lo hace. La única diferencia entre un ser humano y un pájaro, es que el primero posee una mente que puede comprender la Vida y la razón por la que ésta le da todo lo que necesita, mientras que el pájaro no, tan sólo vive en la corriente de la Vida.
Claro que, también con su mente, el ser humano puede distorsionar la realidad y crearse problemas. Y si lo hace perderá su humanidad y se convertirá en algo inferior al pájaro y su vida pasará a no tener sentido”.
-Pero el ser humano es superior a todas las especies...
“Sólo si es verdaderamente humano, es decir, si utiliza correctamente aquello que le diferenció en su origen y le convirtió en humano. Si no lo hace es el más vulnerable de todas las especies. Y eso es evidente”.
-Entonces… ¿Se podría decir que el problema radica en que el ser humano perdió su humanidad?...
“Una parte de la humanidad perdió su naturaleza humana, su condición humana, pero otra parte la conserva. Aparentemente la que más ruido hace es la inhumana, pero sus creaciones, sus conflictos, su egoísmo, su avaricia, sus guerras internas, están condenadas a la destrucción, a la desaparición, porque están fuera del diseño original, de la razón de ser de la especie humana. Nacen condenadas a su desaparición. Así fue en la historia del planeta y así será por algún tiempo aún”.
-¿Y luego...?...
“Luego triunfará la parte humana, porque la Vida, en su propio desarrollo y evolución no admite interferencias. Todo es parte de un programa que se está desarrollando y que va a llegar a su fin. Mientras, existen infinitas posibilidades para que los seres humanos atrapados en su “inhumanidad” puedan despertar y darse cuenta de su error, porque sólo están “funcionando” en contra de sí mismos. A la auténtica Vida no la afectan. Al futuro de la especie tampoco.
Somos humanos por diseño original. Utilizar nuestras capacidades superiores para ir en contra de la especie tan sólo nos aporta destrucción, enfermedad, dolor.
La compresión de ello está cada día más despierta.
La necesidad de unidad, de cuidarnos todos a todos, avanza en la medida en que lo humano se impone a lo inhumano.
La observación de las consecuencias del comportamiento inhumano activa más la necesidad de potenciar lo humano.
Lo humano gana terreno día a día, a pesar de la obsesiva y machacona actitud de tratar de imponernos aquello que es fruto de la actitud inhumana. Pero eso también es un síntoma de decadencia, porque lo que Es, -lo auténtico, lo natural-, no necesita publicidad y no se apoya en la mentira ni en la desinformación.
Miremos en la dirección correcta. Busquemos en la sencillez. Resaltemos la belleza, la alegría, las cualidades de lo humano. Confiemos en la Vida y, como los pájaros, dejémonos en ella.
También, como los pájaros, podemos cantar como símbolo de agradecimiento a la Vida.
Estar vivos es un regalo, y también un maravilloso milagro.
Saber apreciarlo, saber aprovecharlo, nos ayuda a no caer en la parte inhumana y a no desperdiciar la posibilidad que la Vida nos da para conocer y comprender la Creación, el auténtico sentido de la Vida.
No es difícil. Es sencillo. Estamos capacitados para hacerlo, porque somos hijos de la Vida, un diseño de la Vida. Δ


 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar