.

Quién está en línea

Tenemos 122 lectores conectados
Otros ¡Mira que Guay...! Indignante

Indignante

Escrito por A.F. 22 Junio 2011
( 19 Votos )
Imprimir
Indignante 4.8 out of 5 based on 19 votes.
Un tal Esteban Pons, comunicador del PP, dice que la solución a las reclamaciones de los indignados es su partido, y que cuando su partido gobierne España se acabó la indignación. Dice también que comprende la indignación contra el presidente del gobierno, Zapatero, por el tema de la crisis, pero que pronto cambiará todo.
Yo no sé si este señor es tonto o simplemente practica para serlo. Lo que está claro es que nos está llamando tontos a todos los demás, a todos los que se manifiestan y exponen su hartura con los políticos, en primer lugar, y con los banqueros y el sistema financiero como autores y valedores de la crisis.
Me asalta la duda de si el Sr. Pons no se entera de nada, algo muy probable y típico en todo aquel que se droga con sus creencias, o si por la inercia estúpida de los políticos simplemente trata de arrimar el ascua a su sardina.
En cualquier caso, la táctica de desmarcarse de las críticas, de los dedos acusadores, funcionó otras veces, pero no esta ocasión. Los políticos son los únicos responsables de la calidad de la democracia, del cumplimiento de sus “promesas” electorales, de los chanchullos entre ellos para repartirse el poder y de la permisividad con sus delincuentes internos.
Dice también Pons que “frente a la indignación los políticos deben mantener la dignidad”. ¿De qué dignidad habla...? ¿Acaso se pueden considerar dignos por su actitud como oposición en los últimos años? ¿Es un comportamiento digno el que están teniendo los políticos españoles después de las últimas elecciones? ¿Están respetando la voluntad de los votantes?
Sr. Pons, no tiene Vd. puñetera idea de lo que es la dignidad, sobre todo porque se ha olvidado de que Vd. y todos los demás son servidores, empleados, del pueblo español, no los “dioses” que se creen ser, no los que hablan y actúan con la chulería que Vd. lo hace.
Los políticos cobran del pueblo y al pueblo se deben. Todo lo demás es basura, degradación democrática, dictadura camuflada bajo falsas promesas y sonrisas hipócritas. Ahora mismo tiene ya mucha más dignidad el movimiento 15-M que todos los partidos políticos juntos, y esto no hizo más que empezar.
Zapatero dice también que “no hay alternativa a los partidos políticos, al sistema de partidos”. Esas cosas siempre se dicen cuando los sistemas vigentes se están muriendo, cuando ya caducaron. Si no existieran, desde siempre, alternativas a todo lo que existe, hace ya mucho tiempo que la humanidad habría desaparecido. Además, no olvidemos que la democracia es relativamente reciente en la historia de la humanidad, y si no es susceptible de ser mejorada, mejor seria emigrar a otro planeta que vivir la degradación progresiva que los políticos están ofreciendo y permitiendo.
En cualquier caso, sí hay alternativa a las normas, a las reglas, al control que se somete a los partidos políticos. Cambiando unas pocas cosas bastaría para dar un giro absoluto a la clase política, para que esta fuese vocacional y no un próspero negocio donde cualquier tonto del culo encuentra solución económica para su presente y para su futuro y el de su familia.
La política se convirtió en un circo donde abundan los payasos sin gracia alguna, y donde todos se bajan los pantalones al unísono frente al poder de los banqueros, que son sus amos y señores.
Los políticos son los protagonistas a diario de la vida. Los telediarios, todos los medios de comunicación dedican horas y horas a sus desbarres, a sus peleas, a sus miserias y a su falta de cultura y de educación. Son los bufones del reino.
Pero los verdaderos gestores no hacen ruido. Hacen su trabajo y pasan desapercibidos. Todo aquel que necesita “gloria” y que habla mucho, hace y dice muchas tonterías.
Pero mientras sean adorados como “dioses”, mientras haya zombis que aplaudan sus “gracias”, sus insultos y descalificaciones, y mientras se les pase la mano cuando descienden de su “nube” y caminan entre los mortales, mientras eso ocurra, no hay nada que hacer.
Se podría empezar por someterles a leyes mucho más estrictas, tanto de cumplimiento obligatorio de sus programas como de transparencia en sus ganancias, y también de rendir cuentas al pueblo, que para eso se les paga.
Quitémosles a los políticos su aura de “dioses”, convirtámoslos en simples ciudadanos y permitamos así que accedan a la política los que de verdad quieren servir a los ciudadanos, teniendo los mismos derechos y deberes que todos los demás, cobrando lo mismo que ciudadanos normales. Y echemos a todos los demás, que para eso somos el pueblo soberano.
Basta ya de mentiras, de permisividad, de considerarles superiores y permitir que las leyes les amparen, les protejan y les den un trato diferencial.
El Sr. Pons no puede hablar de dignidad cuando ahora mismo, en su partido, hay un montón de corruptos, de imputados, que están cobrando del erario público y gozando de privilegios. Eso es una indecencia y una auténtica burla a la democracia y a la gente que cree en la honestidad y en la justicia.
La realidad es que son unos chorizos indignos y sin vergüenza. Y la llegada del PP, con sus huestes de corruptos, sólo va a multiplicar por mil la corrupción y las diferencias sociales.
Mientras, los demás partidos discuten entre ellos, colaboran con la basura y se agarran a su poltrona para seguir chupando del bote.
Si alguno tuviera un mínimo de dignidad habría dimitido hace ya tiempo.
Pero no hay huevos. Δ

 

Comentarios   

 
+1 #1 Jose Maria 27-06-2011 16:41
Muy buen artículo, que subscribo desde la primera, a la última letra. Si en eso que llaman la caja tonta, cada vez que un politico apareciese diciendo tonterias, y sacando pecho, saliera un peridista en los informativos, tapandole la boca con un articulo como este, se cuidarian muy mucho de lo que dicen, y de hablar para la galeria . Eso seria un buen indicio de recuperación de la salud democrática, en este pais. Ciertamente, palabras tan hermosas y profundas como Libertad, Amor, Dignidad, hoy dia tan sobadas y desvirtuadas, deben recuperar todo el sentido,todo el el significado, y todo el respeto que les corresponde.
Citar | Reportar al moderador