.

Quién está en línea

Tenemos 159 lectores conectados
Opinión Opinión No se pone vino nuevo en 'odres viejos'

No se pone vino nuevo en 'odres viejos'

Escrito por Roberto F. Bertossi 31 Mayo 2011
( 3 Votos )
Imprimir
No se pone vino nuevo en 'odres viejos' 3.7 out of 5 based on 3 votes.
La indignación en los millones de jóvenes españoles `parados´ supone e implica su irrepetible dignidad. No es que quieran cambiar el sistema democrático sino, ser incluidos cabalmente en el mismo.
Todos ellos traducen fuertes afinidades con Sábato, con Saramago y,  seguramente se vienen interrogando en el ardor de sus ascuas  ¿dónde está la democracia?
Casi todo se puede discutir en este mundo. Hay una única cosa que no se discute:  La democracia.
Como decía Saramago, la democracia esta ahí como si fuera una especie de santa en el altar de quien ya no se esperan milagros, una referencia, eso, una buena referencia pero, no se repara que solo poseemos y vemos una democracia eclipsada, secuestrada, condicionada y amputada por doquier.
El poder del ciudadano, el poder de esos jóvenes como el de cada uno de nosotros se limita sólo a la esfera política (no a las otras) para retirar un gobierno que no nos gusta por otro que nos pueda llegar a gustar en el futuro. Nada más.
Pero, todos ionsabemos que las grandes decisiones de incidencia colectiva que afectan a todos se toman en otra esfera y también, ¡todos sabemos cual es!
Es otra esfera, no es política ni democrática.
Es una esfera distinta y distintiva de las diferentes organizaciones financieras internacionales (los FMI´s), las organizaciones mundiales de comercio (las OCDE), los bancos mundiales y más, pero,  ninguno de esos organismos es democrático.
Entonces, ¿cómo poder continuar hablando de democracia si los que finalmente gobiernan al mundo no son democráticos?
¿Quiénes son hoy los representantes de nuestros países en esas organizaciones? ¿los elige democráticamente el pueblo? ¡No!
Todos esos muchachos y muchachas abogan por un cambio en el gobierno y en la conciencia social, demostrando que la sociedad no se ha dormido sino que ha despertado en el `grito mudo de su arenga´ en búsqueda de la democracia.Por ende ¡no son democráticas!
Por eso está bien que desde su exclusión se pregunten: ¿dónde está la `democracia´?; por eso esta muy bien que traten de reencontrarla, de recuperarla, de restaurarla y de consolidarla  particularmente en España,  en donde Rodríguez Zapatero se llenaba la boca ensalzando al director del FMI Strauss Kahn en la última rueda de prensa conjunta de La Moncloa con el ahora exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional.
Ahí este singular francés Dominique Straus-Kahn expresó que el acuerdo con el FMI había supuesto un balón de oxígeno a las medidas adoptadas por el Ejecutivo en esos últimos días y que la reforma laboral española "iba absolutamente en la buena dirección" añadiendo: "Zapatero está asentando las bases para dos décadas de crecimiento" en España.
Así pues, todo eso fue gestando este ya famoso repudio español juvenil expresado como nadie por una manifestación tiesa y multitudinaria, por la gallardía de todos y cada uno de los indignados y de las indignadas; indignaciones espontáneas encarnadas en su mayoría por jóvenes españoles y alimentadas desde las redes sociales, hartas y asqueadas de tanta corrupción política y de modelos económico-financieros de exclusión, conservadores e  importados.
Estos jóvenes `garrafiñados´  -víctimas de semejantes verdugos- sin nada de `gilipollas ni gilipoyas´ corporizan como nadie con `su resistencia pacífica, digna y neutral´un clamor europeo que bien interpreta, revela y comunica uno de sus más recientes manifiestos: `Queremos una sociedad nueva que brinde prioridad al bien común y a la vida buena por encima de los intereses económicos y políticos sectoriales´.
Finalmente, todos esos muchachos y muchachas con  más gloria que réquiem, abogan por un cambio en el gobierno y en la conciencia social, demostrando que la sociedad no se ha dormido sino que ha despertado en el `grito mudo de su arenga´ en búsqueda de la democracia … en cuanto tal, una democracia nueva realmente inclusiva capaz de capitalizar indignación y protestas con intereses propositivos y de mayor alcance pero ya sin grietas ni espacios para estas enormes e inaceptables asimetrías y externalidades democráticas escandalosas.
Sostenemos pensamientos y conocimiento fuera de los convencionales convencidos de que pueden servir más y mejor a la gente cuya dignidad y derechos al desarrollo, adelanto, bienestar y libertad sean el objetivo final de una democracia reaparecida, vigorosa, solícitamente solidaria, una democracia capaz de exaltar a todos los todos del todo social,  a cada uno y a cada cual.
En el actual proceso de expansión del capital a escala mundial y en un contexto de grave retroceso de las políticas sociales es imprescindible una nueva democracia rearticuladora de la ética con la economía y de esta con la equidad, el ambiente y la justicia social para que, ahora si  ¡primero la gente!
Entonces, ¡¡¡ a vino nuevo, odres nuevos …  vale!!! Δ

Roberto F. Bertossi es docente e investigador universitario. Experto de la CONEAU.

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar