.

Quién está en línea

Tenemos 116 lectores conectados
Entrevistas Entrevistas Médicos al borde de la ley. Miguel Jara, periodista

Médicos al borde de la ley. Miguel Jara, periodista

Escrito por Mariló Hidalgo 28 Abril 2011
( 22 Votos )
Imprimir
Médicos al borde de la ley. Miguel Jara, periodista 4.9 out of 5 based on 22 votes.

El periodista Miguel Jara ha viajado al corazón del sistema médico y farmacéutico para investigar la corrupción de numerosos doctores a manos de la industria de la salud. Apoyándose en una rigurosa documentación y testimonios en primera persona, realiza una radiografía del soborno sanitario.
Está todo recogido en el libro que acaba de publicar, "Laboratorio de médicos. Viaje al interior de la medicina y la industria farmaceútica" (Península). Un serio trabajo de investigación donde se narran  aspectos de este lucrativo negocio, el segundo más importante después de la industria de armamento. Un negocio que por ahora sigue siendo rentable y sin cárcel para sus promotores. Jara insiste en que el objetivo de esta investigación no es desacreditar a la profesión médica -donde existen muy buenos facultativos- sino sacar a la luz las estrategias de márketing empleadas por los laboratorios para presionar a los médicos a la hora de elegir un determinado medicamento sobre otro, o recetar más de lo necesario. Y todo ello a costa de la salud de todos los ciudadanos.

Médicos al borde de la ley. Miguel Jara, periodista.-¿Qué aporta de nuevo "Laboratorio de médicos" a la línea de investigación que vienes desarrollando?
-Hasta ahora he publicado tres ensayos que analizaban de una manera integral o general cada tema pero este libro aborda un asunto muy concreto: cómo consiguen muchos laboratorio que los médicos receten sus productos influyendo -de muy diversas maneras-, sobre su voluntad. También hay un cambio de estilo, ya que no se trata de un ensayo sino algo que podíamos catalogar como periodismo narrativo, pues el lector encontrará una investigación profunda sobre el tema pero narrada, utilizando recursos propios de la literatura. Por ello es mucho más divertido de leer, ágil y ameno.
-Todas las denuncias que realizas en el libro, se apoyan en una rigurosa documentación. ¿Cómo accediste a ella?
-En el propio libro lo cuento pues narro el proceso que lleva a cabo un periodista –que escribe en primera persona la historia- para conseguir esos documentos a través, sobre todo, de los visitadores médicos que han corrompido a su vez a médicos, que han protagonizado las prácticas que me explican y que recojo en el libro.
"Tendemos a pensar que la corrupción en el ámbito sanitario es pequeña, que carece de importancia pero no es así".
-Comprar la voluntad de los médicos para que receten un determinado medicamento es una práctica habitual de las industrias farmaceúticas. ¿Cómo se lleva a cabo?
-Como bien dices, por desgracia y pese a ser antiéticas e ilegales, son prácticas habituales. Yo diría que hasta incluso institucionalizadas pues nadie hace nada por atajarlas. Lo hacen a través de sus departamentos de Ventas o Comercial cuya estructura está diseñada para “incentivar” a los médicos a través de los visitadores médicos o comerciales de los laboratorios. Estos departamentos cuentan con un gran presupuesto que reparten entre sus visitadores para que consigan las recetas de los doctores. Los galenos son agasajados con todo tipo de regalos: viajes a congresos en sitios apetecibles en los que van todos los gastos incluidos y a cuenta del laboratorio de turno. Incluso hay empresas que llegan a comprar con dinero la receta, ofreciendo al médico dinero a cambio de un determinado número de ellas.
-¿Qué papel juegan en todo este entramado, los visitadores médicos?
Médicos al borde de la ley. Miguel Jara, periodista-Son imprescindibles para estas tareas. Si no existieran, la mayor parte de los laboratorios no facturarían lo que facturan. Ten en cuenta que de nada sirve tener productos en el mercado farmacéutico si quien ha de prescribirlos, el médico, no lo hace.
"Otra de las consecuencias del “tarugueo” que es como se llama esta práctica de influir en la voluntad de los prescriptores con regalos o dinero, es la sobremedicación de la población".
-¿Qué grado de "intoxicación" existe en nuestro sistema sanitario?
-Tendemos a pensar que la corrupción en el ámbito sanitario es pequeña, que carece de importancia pero no es así. Es mucho mayor de lo que creemos. En Toledo, se realizó el año pasado uno de los escasos estudios sobre la materia. Fue publicado por la Revista Clínica de Medicina de Familia. Sus conclusiones son cuando menos preocupantes: El 98,4 % de los médicos recibe a los delegados de los laboratorios. El 77,8 %, a diario. Los visitadores aparecen como la segunda fuente de
información de los sanitarios sobre medicamentos. Cuando asisten a un congreso, el 60,3 % reconoce hacerlo invitado por la industria. El 61,9 % suele ir a comidas o cenas de los visitadores. El 55,6 % ha recibido alguna vez un regalo de parte de los laboratorios.
-Mientras, las administraciones públicas pagan y consienten. ¿Qué beneficio obtienen con ello? ¿Por qué no quieren abordar este problema?
-Así es. Beneficio ninguno, ten en cuenta que lo que se hace es justificar los regalos y la financiación de actividades para los médicos, con facturas que se admiten en la contabilidad de los laboratorios. Por ejemplo, le ofrecen a un doctor un curso falso, sólo para encubrir una entrega de dinero a cambio de recetas, la tienda le da un televisor, un teléfono móvil y como soporte para el laboratorio tienes una factura de un curso que nunca existió.
Otra cosa es lo que cuenta uno de los personajes del libro, que también existía dinero en efectivo, -negro como el carbón, del que no tributa-, que se utilizaba para este tipo de corruptelas. Médicos al borde de la ley. Miguel Jara, periodistaDicho de otra forma, si tienen dinero negro, de una u otra manera, están engañando al fisco.
"En los últimos años se han creado por parte de estudiantes de Medicina y profesionales sanitarios, entidades como la "Plataforma No Gracias" y "Farmacríticxs" que intentan establecer unas relaciones éticas entre la medicina y la industria".
-Has sacado a la luz algunas de las técnicas que estas multinacionales utilizan para medicalizar cada vez más a la sociedad y los efectos dañinos que tiene para nuestra salud. La Agencia Europea del Medicamento lo corrobora cuando calcula que 197.000 personas fallecen cada año en Europa como consecuencia de efectos adversos de los fármacos. ¿Cómo consiguen "tapar" estas muertes?
-En efecto otra de las consecuencias del “tarugueo” que es como se llama esta práctica de influir en la voluntad de los prescriptores con regalos o dinero, es la sobremedicación de la población con el peligro de muerte o graves daños para su salud. Una práctica que conlleva la ingesta de medicamentos, que no lo olvidemos son productos químicos tóxicos.
-Un estudio independiente ha encontrado que alrededor del 85% de las nuevas especialidades farmaceúticas que salen cada día, no aportan ninguna novedad terapéutica. ¿Quién defiende a los pacientes de tanta mentira encubierta?
-La única manera que tenemos de defendernos es informándonos y responsabilizándonos de nuestra propia salud. Sí es cierto y también aparece en el libro que, en los últimos años se han creado por parte de estudiantes de Medicina y profesionales sanitarios, entidades como la "Plataforma No Gracias" y "Farmacríticxs" que intentan establecer unas relaciones éticas entre la medicina y la industria. Hay asociaciones de pacientes, abogados, profesionales del sector comprometidos con la defensa de la salud pública. Lo que no hay es un clima general, institucional, favorable a la ciudadanía; el enfoque es que primen los intereses comerciales.
Médicos al borde de la ley. Miguel Jara, periodista"Vivimos en un mundo complejo con muchos intereses en juego por lo que debemos gestionar nosotros nuestra propia salud".
-¿Quiénes son los principales beneficiados en este gran negocio?
-Es evidente que los laboratorios y empresas que promocionan este “juego” y sus accionistas, los médicos que aceptan la corrupción.
- Hablas desde hace tiempo de la necesidad de un cambio de paradigma a la hora de gestionar nuestra salud. ¿Cuál es tu propuesta?
-Vivimos en un mundo complejo con muchos intereses en juego por lo que debemos gestionar nosotros nuestra propia salud. Ello implica estar bien informados, cuidar la salud con estilos de vida sanos –una alimentación ecológica y una ecología de vida es fundamental- y, que cuando enfermemos sepamos buscar y recurrir a terapias lo menos agresivas y tóxicas posibles. Δ



 

Comentarios   

 
0 #1 Luis Rebaza Vásquez 28-02-2014 07:10
En los Estados Unidos de Norteamérica según investigaciones realizadas por médicos, la tercera causa de muerte en los pacientes, es la iatrogenia. En Canadá, la doctora Lanctot hizo la denuncia más completa e integral en su libro La mafia médica, que significó la expulsión del colegio de médicos y la retirada de su licencia para ejercer la medicina.En este sistema conviene que haya más enfermos por que significa más negocio. Es indispensable la información útil, que no haga daño. Disponemos de recursos naturales, que a pesar de lo perjuicioso del accionar humano, continúan siendo la mejor opción. Felicito al Sr. Miguel Jara por su valiente trabajo.
Citar | Reportar al moderador