.

Quién está en línea

Tenemos 102 lectores conectados
Otros ONG's Únete a la Caravana por los Refugiados 2010

Únete a la Caravana por los Refugiados 2010

Escrito por ACNUR 30 Diciembre 2010
( 4 Votos )
Imprimir
Únete a la Caravana por los Refugiados 2010 4.5 out of 5 based on 4 votes.
ACNUR pone en marcha su segunda Caravana Virtual por los Refugiados. El objetivo es mejorar las condiciones de vida de millones de niños en los campos de refugiados de África Subsahariana, y facilitar el acceso a bienes esenciales para su supervivencia.
Campamento en Chad. ACNUR/ Chad_H.Caux


¿Qué vamos a conseguir con La Caravana por los Refugiados 2010?

El objetivo de esta campaña es hacer llegar a los campos de refugiados de África Subsahariana la mayor cantidad posible de ayuda humanitaria para cubrir las necesidades básicas de nutrición, agua potable y refugio del millón de niños refugiados y desplazados que todavía no tienen garantizado el acceso a estos bienes necesarios para una supervivencia digna.
  • El total de personas bajo el amparo de ACNUR en África Subsahariana es de 8.883.803.
  • Más del 40% -alrededor de 3.642.370- son menores de edad, entre los que 1.092.711 siguen teniendo un acceso insuficiente al suministro de comida, agua o refugio.
  • El 98% de todos ellos llevan más de cinco años desplazados y viven en asentamientos de larga duración. Los continuos conflictos en estos países africanos han hecho aumentar la cantidad de desplazados internos y el número de refugiados en los países vecinos.

Países donde se destinará la ayuda:

Sudán

Con 2,6 millones de desplazados internos en Darfur. Problemas de suministro de artículos de nutrición complementaria, agua e infraestructuras de refugio y saneamiento, tanto para los desplazados internos de Darfur como para los campos de refugiados de la zona este del país.

Chad

Que acoge a 350.000 refugiados, procedentes de Sudán y República Centroafricana, y tiene 170.000 desplazados internos. El índice medio de desnutrición aguda se sitúa en el 12% de la población, el suministro medio de agua potable es de 13 litros por persona y siete campos de refugiados de un total de doce siguen careciendo de letrinas suficientes.

República Democrática del Congo (RDC)

Con casi dos millones de desplazados internos y retornados. El problema fundamental al que se enfrenta ACNUR es el suministro de refugio de emergencia y acceso al agua potable para miles de familias, en un entorno especialmente volátil en el este del país.

Somalia

Actualmente hay 1.600.000 desplazados internos. ACNUR se ha propuesto cubrir las necesidades básicas de refugio y nutrición de, al menos, el 80% de todos los desplazados internos del país.

Kenia

Donde viven más de 300.000 refugiados, la mayoría somalíes, en los campamentos de Dadaab. El nivel de desnutrición aguda general alcanzaba el 17% y el de desnutrición aguda severa era del 2.6% de la población, siendo la principal causa de mortalidad entre los menores de cinco años. La asignación de agua potable estaba en los 13 litros por persona y el porcentaje de población con acceso a instalaciones de saneamiento mínimas apenas si alcanzaba el 50%.

El objetivo principal de ACNUR en esos países es asegurar que las personas bajo su amparo -especialmente los grupos altamente vulnerables como niños, mujeres, ancianos, enfermos y discapacitados- reciben la asistencia y protección necesarias hasta que se alcancen soluciones duraderas.

Niñas refugiadas sudanesas buscando agua. Campamentos del este de Chad. ACNUR/ Chad_H.CauxNecesidad de agua

Para las personas que han perdido sus hogares y que han tenido que trasladarse a asentamientos provisionales para refugiados saturados de gente -a menudo situados en zonas inhóspitas con escasos recursos-, mantener las condiciones de salud e higiene supone una lucha diaria. El elevado índice de pérdidas entre los refugiados durante los primeros días del desplazamiento se debe en gran parte a la falta de agua potable y de las medidas sanitarias adecuadas. Cuando el agua escasea, los refugiados tienen derecho a una única ración de agua al día que deben ir a buscar ellos mismos. No pueden permitirse derrochar ni una sola gota.

Para cubrir las necesidades de la población refugiada y desplazada, ACNUR emplea las donaciones que recibe en perforar pozos, construir depósitos, instalar fuentes de agua y garantizar su pureza. Para ello se realizan análisis de agua periódicos evaluando su calidad, se distribuye y raciona el agua en los puntos protegidos, se construyen letrinas y baños, se purifican las aguas estancadas, se distribuyen contenedores higiénicos para el transporte y la conservación del agua y se educa a quienes se benefician de estas operaciones sobre el buen uso del agua.

Con el 80% de la mortalidad en los campos de refugiados provocada por enfermedades originadas por el consumo de agua no potable y siendo ésta una de las mayores causas de conflicto con las poblaciones locales de acogida, la disponibilidad de este bien tan escaso y preciado en la zona es uno de los condicionantes básicos a la hora de elegir los emplazamientos de los campos de refugiados y desplazados.

Por eso, una de las principales preocupaciones de ACNUR es garantizar el suministro de suficiente agua potable que cumpla unos estándares mínimos de calidad a todas las personas bajo su amparo en los campos de refugiados, especialmente a los menores de edad y las mujeres en fases reproductivas.

Cumplir los criterios en cuanto a ubicación y cantidad de usuarios por punto de suministro de agua es fundamental para reducir los episodios de violencia sexual, el absentismo escolar y los conflictos interétnicos en los campos de refugiados.

Necesidades de nutrición

Una parte vital del trabajo de ACNUR es la de garantizar alimentos a los refugiados. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) comparte con ACNUR la responsabilidad de detectar, tratar y prevenir la malnutrición en los campos de refugiados.

La desnutrición es la primera causa de muerte infantil en niños y niñas menores de cinco años. Las campañas para luchar contra la malnutrición se están viendo afectadas en todo el mundo por la caída de la producción y la subida del precio de los alimentos. Esta crisis se ve incrementada en África por la sequía y los conflictos armados. ACNUR lanza una ofensiva para garantizar alimentación y seguridad en los campos de refugiados africanos.

Es necesario tomar medidas para identificar en un campo de refugiados a las personas desnutridas y a las más vulnerables – los lactantes, niños y niñas, mujeres embarazadas, madres lactantes, enfermos y ancianos-. La desnutrición trae consigo secuelas físicas y psíquicas. En primer lugar, debemos detectar la causa, porque no todos los casos de malnutrición se deben a la carencia de alimentos; otro de los motivos pueden ser los parásitos y bacterias presentes en el agua. También las enfermedades como la malaria o el sida provocan la pérdida del apetito y frenan la absorción de nutrientes.

A partir de los dos años de edad, las enfermedades que afectan a la salud, crecimiento y desarrollo mental de los niños malnutridos se vuelven irreversibles. Muchos de estos niños necesitan leche con alto valor energético –F75 o F100- y preparados alimenticios como Plumpynut o mantequilla de cacahuete.

Campamento de desplazados en Kivu Norte (RDC) ©ACNUR/ F. FontaniniNecesidades de refugio.

El refugio identifica uno de los trabajos fundamentales de ACNUR que se encarga de habilitar y gestionar los asentamientos provisionales de emergencia y los campos de refugiados de larga duración. Para ello, ACNUR pone a disposición de las personas bajo su amparo los materiales necesarios para la construcción de infraestructuras para el refugio, desde los alojamientos personales o familiares, hasta los recintos colectivos como escuelas u hospitales.
El procedimiento más habitual de construcción es comenzar por la infraestructura de sustentación y techado (preferiblemente con materiales conseguidos en la propia zona de acogida) para realizar el precinto inicial con las lonas multiuso de plástico reforzado, las cuales serán paulatinamente sustituidas por ladrillos o bloques de materiales disponibles en la zona.
Además de las tiendas de campaña familiares estándares -de 15m2 y con una esperanza de duración media estimada en tres años-, ACNUR pone a disposición de los refugiados y desplazados artículos básicos para el refugio como lonas multiuso de plástico, mantas, esterillas, mosquiteras, cubos, bidones para transporte de agua potable y juego de utensilios de cocina.

Objetivos de ACNUR con el proyecto:

  • Reducción de la desnutrición aguda para niños entre 6 y 59 meses de edad al 5% de la población de cada campo de refugiados.
  • Reducción de la desnutrición aguda severa para niños entre 6 y 59 meses de edad al 1% de la población de cada campo de refugiados.
  • Reducción de la desnutrición crónica para niños entre 6 y 23 meses de edad por debajo del 20% de la población de cada campo de refugiados.
  • Reducción de los niveles de anemia para todos los niños, menores de 18 años y mujeres, por debajo del 20% del total de la población de cada campo de refugiados.
  • Reducción del número de recién nacidos con peso inferior a los 2.500 grs. por debajo del 15% del total de partos en el campo de refugiados.
  • Conseguir que el 80% de los recién nacidos sean amamantados de forma natural hasta los 6 meses en cada campo de refugiados.
  • Conseguir que el 100% de los recién nacidos que no puedan ser amamantados de forma natural tengan acceso a los tratamientos suplementarios de Fórmula 75 y Fórmula 100.
  • Suministro de complementos vitamínicos (vitamina A) al 90% o más de la población de mujeres embarazadas y/o en periodo de lactancia y niños de 6 a 59 meses.
  • Asegurar el suministro de alimentación complementaria al 100% de las mujeres embarazadas y/o en periodo de lactancia de cada campo de refugiados.
  • Suministro de raciones alimenticias de 2.100 Kcal. a un mínimo del 80% o superior de la población de cada campo de refugiados. Δ
Más información en: http://www.eacnur.org/03_05_01.cfm?id=56
Vídeo: http://www.youtube.com/user/eACNUR