.

Quién está en línea

Tenemos 83 lectores conectados
Nacional Tema Existen casi ochocientas balsas tóxicas en España

Existen casi ochocientas balsas tóxicas en España

Escrito por Fusión 08 Octubre 2010
( 12 Votos )
Imprimir
Existen casi ochocientas balsas tóxicas en España 5.0 out of 5 based on 12 votes.
La rotura de una balsa de la refinería Ajkai Aluminia al oeste de Hungría, ha provocado la muerte de cuatro personas, seis siguen desaparecidas y hay más de cien heridos. Un millón de metros cúbicos de "barro rojo tóxico" cargado de metales pesados, altamente corrosivos, circula por la cuenca del Danubio. En España existen casi ochocientas balsas que amenazan el territorio.
Foto: © Waltraud Holzfeind/ Greenpeace
Greenpeace recuerda que en España existen, diseminadas por toda la geografía, cientos de balsas mineras, de las cuales más de una decena superan el millón de metros cúbicos, como la de Hungría.
Casos como la catástrofe de Aználcollar están todavía muy presentes. Cuando en el año 1998, la ruptura de uno de los muros de una balsa de residuos de pirita descargó cinco millones de metros cúbicos de lodos y aguas tóxicas en la comarca de Doñana que afectó, no sólo a los pueblos ribereños del Guadamar, sino también a los Parques Natural y Nacional de Doñana y al esturario del Guadarquivir. Ochenta kilómetros de cauces afectados, 4.600 hectáreas de nueve municipios envenenadas, caladeros cerrados por contaminación de cadmio, cinc, cobre y arsénico, siete millones de metros cúbicos de lodo retirados, treinta toneladas de animales muertos, acuíferos contaminados, récord mundial de concentración de metales pesados en aves acuáticas y cinco mil puestos de trabajo hipotecados. A día de hoy,  no existen responsables penales del accidente, por lo que los costes han tenido que ser sufragados con dinero público.
En varias ocasiones, la organización ecologista Greenpeace ha denunciado la dejadez y permisividad de las administraciones en lo relativo al control y clausura de las balsas mineras en nuestro país. Además de Aználcollar, en los últimos años Greenpeace ha denunciado el peligro que suponen explotaciones como son la mina de Las Cruces en Sevilla, Cerro Colorado y Aguzaderas en la comarca de Río Tinto, Aguas Blancas en Badajoz o algunas de las balsas de estériles de la industria minera del oro en Asturias.
Foto: © Waltraud Holzfeind/ GreenpeaceDespués del vertido de Aznalcóllar, se localizaron 743 balsas de residuos en España. Muchas de ellas están abandonadas, nadie las controla y se desconoce si han contaminado o no suelos y acuíferos.
Desde WWF España, Eva Hernández, Responsable de aguas continentales se lamenta de que "a pesar de la aprobación en 2005 de una directiva europea que regulaba las medidas de seguridad en estas instalaciones, apenas ha habido cambios y quedan aún muchas balsas abandonadas sin restaurar. Además, en el escenario de cambio climático en el que el agua será cada vez más escasa, poner en riesgo también su calidad es absurdo. Desde WWF deseamos que estos desastres al menos sirvan para controlar todas las balsas de residuos tóxicos que se acumulan por el campo europeo”.
Las escenas que llegan hasta nosotros son estremecedoras. Expertos de Greenpeace y de WWF están trabajando en la zona para evaluar de forma independiente el impacto ambiental del vertido. Gabor Figeczky, Director General de WWF Hungría relata que "el lodo tóxico baja por el río alcanzando una altura de dos metros. El agua llegó con tal fuerza que arrancó vallas y árboles. El vertido está bajando por la ribera del arroyo Torna. Por aquí todo el mundo lleva máscaras y guantes para protegerse del tóxico. El aire también está contaminado y es prácticamente imposible respirar. Además, se están recogiendo muchos cadáveres de animales. Por el momento, es imposible determinar el impacto ambiental de este vertido tóxico”.
Después del vertido de Aznalcóllar, WWF inventarió 743 balsas de residuos en España. Muchas de ellas están abandonadas, nadie las controla y se desconoce si han contaminado o no suelos y acuíferos. El mayor problema que existe en este momento, según fuentes de la organización, es la falta de control y sobre todo la permisividad de las administraciones. Δ

Con información de: Ecologistas en Acción, Greenpeace y WWF España.
Fotos: © Waltraud Holzfeind/ Greenpeace


 

Comentarios   

 
0 #1 Roberto Carlos S.M. 12-10-2010 00:26
Primero quería daros las gracias por dicha información, ya que en otros medios de comunicación, pierden el tiempo con información basura o manipulada.
¿Tendremos que tropezar dos veces con la misma piedra,para que empiecen a tomar medidas y soluciones?
Gracias a Revista Fusion, asociaciones y personas que se preocupan por que vivamos en un mundo mejor.
Un cordial saludo
Citar | Reportar al moderador