.

Quién está en línea

Tenemos 95 lectores conectados
Opinión Opinión Mejor reciclar que edificar

Mejor reciclar que edificar

Escrito por María José Atienzar 28 Mayo 2010
( 2 Votos )
Imprimir
Mejor reciclar que edificar 5.0 out of 5 based on 2 votes.
Con el sector de la construcción paralizado, es momento para impulsar la rehabilitación de viejos inmuebles. Es mejor “reciclar” la ciudad que verla crecer como una metástasis. Al ensanchar barrios periféricos el mercado se suele olvidar del centro y los cascos antiguos se degradan.
El sector de la construcción español está casi paralizado por la crisis económica, pero aprovechar esta situación para arreglar las casas antiguas no sólo mejorará el centro de las ciudades, sino que se abren oportunas perspectivas para el empleo.
La rehabilitación figura ahora en todos los planes gubernamentales. No puede suplir la actividad de la obra nueva, pero puede contribuir a la mejora del mercado laboral y considerarse como una actividad de “economía sostenible”, dentro de los posibles pactos contra la crisis. También los ayuntamientos y las comunidades están recurriendo a la rehabilitación para impulsar sus planes de empleo.
En los cinco años del boom de la construcción -del 2003 al 2007- se construyeron casi 3 millones de nuevas viviendas. Crecieron sin cesar los barrios y nuevas urbanizaciones, pero el mercado olvidó la regeneración de las viviendas de los centros urbanos. El Gobierno pretende que dentro de dos años la rehabilitación suponga el 35% de la inversión inmobiliaria. Para ello se van a incorporar incentivos fiscales, como una reducción del IVA al 8% para todo tipo de rehabilitación durante los próximos dos años.El famoso boom de la construcción se basó en construir edificios nuevos y olvidarse de los antiguos. Pero resulta mejor “reciclar” la ciudad que ir viéndola crecer como una metástasis.
Más de la mitad de las viviendas en territorio español requiere de una intervención. Nada menos que 18 millones de casas. Junto a la creación de pisos sociales, la rehabilitación es la prioridad para el Ministerio de Vivienda, que se ha fijado para los próximos dos años 470.000 actuaciones articuladas a través de un plan Renove. Ya se han identificado 900 barrios desfavorecidos necesitados de una buena mejora de sus edificios. En ciudades como Madrid, aún quedan restos de poblados chabolistas con pésimos o nulos servicios de alcantarillado, luz o escuelas. Es el sur del norte, la cara menos amable, los excluidos del estado de bienestar. Por eso, están previstas 2.500 acciones que permitan erradicar zonas de infraviviendas y chabolas. Se necesitarán ayudas e incentivos públicos, pues el poder adquisitivo de estos habitantes es muy bajo.
Una rehabilitación integral es costosa, aunque las comunidades de vecinos suelen pedir subvenciones públicas, que pueden llegar a cubrir hasta la mitad del importe en algunos casos. Pero también hay pequeñas reformas en cada vivienda privada, como las del baño o la cocina. O cambiar la red eléctrica o de tuberías que se han quedado obsoletas.
El Gobierno pretende crear 350.000 empleos con ese nuevo plan de rehabilitación, y ello supondría absorber más de la mitad de los 600.000 parados de la construcción. Además del retorno que se produce en estas inversiones, se valora que un 17% de esa cantidad proviene del dinero ahorrado en pagos por desempleo, en prestación de paro. Existe un cálculo de que por cada millón de euros de inversión inicial se crean 56,5 empleos.
El famoso boom de la construcción se basó en construir edificios nuevos y olvidarse de los antiguos. Pero resulta mejor “reciclar” la ciudad que ir viéndola crecer como una metástasis. Al ensanchar barrios periféricos el mercado se suele olvidar del centro, los cascos antiguos se van degradando. Muchas ciudades han sabido remodelar y mejorar su centro, pero otras lo han visto degradarse desde el punto de vista urbanístico, social y económico. No faltan ciudades en las que la zona más céntrica está llena de infraviviendas y acaba por convertirse en una especie de gueto donde se concentra la población inmigrada. Evitar la degradación del corazón de las capitales es un reto para las administraciones. No se trata sólo de hacerlo con la remodelación de las calles, promocionar zonas comerciales atractivas y rentables y la dotación de equipamientos, sino también entrando en los edificios, y mejorarlos, proporcionándoles ascensores y mejorando su eficiencia energética. Hay muchas viviendas en malas condiciones que hay que arreglar.
Si se apuesta por mejorar la calidad del patrimonio construido se puede evitar que el ciudadano se lance a comprar una casa nueva. En época de crisis hay una elevada incertidumbre laboral y los precios de la vivienda se reducen, pero es difícil conseguir un crédito para la hipoteca. De ahí que las familias prefieran destinar sus recursos a reformar viviendas y no a comprarse otra. España tiene un stock de más de un millón de pisos sin vender, por eso, en lugar de construir más pisos es más inteligente rehabilitar. Δ

María José Atienzar. Periodista. CCS.


 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar