.

Quién está en línea

Tenemos 158 lectores conectados
Otros ¡Mira que Guay...! Rojos y creyentes

Rojos y creyentes

Escrito por A.F. 13 Mayo 2010
( 17 Votos )
Imprimir
Rojos y creyentes 4.9 out of 5 based on 17 votes.
Dice el Sr. Pons, del PP, que “Zapatero es el presidente rojo que representa a los no creyentes”.
Dicen los indios norteamericanos que la vida es un círculo que hay que cerrar para abrir otro superior. Si no se cierra se vuelve a vivir lo mismo.
Digo yo que muy mal les deben funcionar los interiores a los del PP para tener que acudir a argumentos del franquismo, del círculo anterior que todavía no se cerró del todo, para intentar envenenar más un ataque persistente, correoso, bajo, sucio y maloliente contra ZP y como consecuencia, contra todos los que le votaron y confían en él.
Recuperar del cubo de la basura los conceptos “rojo y creyente” para tratar de ganar adeptos, es un recurso carente de la más elemental inteligencia y de una bajeza política que asusta. Sobre todo porque a estas alturas todos sabemos cuáles son las motivaciones de los políticos, sus intereses y su incansable obsesión por el poder.
Por tanto, cualquiera puede deducir que al Sr. Pons le importan un carajo los creyentes, y los no creyentes, y también los rojos, los verdes y los amarillos. A él, como a todos los suyos, les importa el poder, y si para llegar a él hay que resucitar fantasmas del pasado, pues se saca a colación la Pasionaria, por ejemplo, y sus influencias desde el más allá en la mente de Zapatero.
Pero estas cosas tienen su parte buena, y es que nos deja claro, clarísimo, en qué piensan algunos, cuáles son sus “problemas” mentales en los tiempos que corren y su preocupación por lo que de verdad importa.
Además, tales declaraciones implican un desfase, un fuera de juego, absoluto, porque la población española ya no se divide en creyentes o no creyentes, y mucho menos en rojos y azules. Los españoles sólo se acuerdan de eso cuando tipos como el Sr. Pons se lo recuerdan, y eso los más viejos, porque las generaciones nuevas no saben ni de qué se habla, porque su interés está centrado en otras cosas más importantes para sus vidas. Resucitar la España de los rojos y los masones es resucitar a Franco y sus paranoias, porque si Franco atacaba a los masones era porque no lo admitieron en sus filas.
Habrá que ver que le escuece al Sr. Pons en sus neuronas para que eche mano ahora del contubernio franquista.
En cualquier caso, cuando el mundo está como está, cuando en todas partes se le está viendo la oreja al lobo, cuando no se da abasto para solucionar los problemas derivados del absurdo y estúpido comportamiento humano, hay quien se empeña en pensar que la solución a todos los males está en desenterrar a la inquisición y purgar a los “malvados” que con sus actos y sus palabras siembran el caos en la siempre católica, romana y apostólica sociedad española.
Mientras existan mentes tan lúcidas como la del Sr. Pons, difícil será encontrar el equilibrio que se necesita en este país para poder afrontar los cambios que se experimentan en el planeta y que no han hecho más que empezar.
Pero todo sea y todo valga con tal de agarrarse a la poltrona del poder. Tan enfermiza ansia es un síntoma evidente de lo que él y los suyos harán con España si cae en sus manos.
Que el señor nos libre a los creyentes y no creyentes de tal pandemia.
Y que los rojos, que por cierto se han vuelto más bien rosas, no lo lleguen a ver.
Amén. . Δ

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar