.

Quién está en línea

Tenemos 150 lectores conectados
Otros ¡Mira que Guay...! EEUU: Héroes y villanos

EEUU: Héroes y villanos

Escrito por A.F. 23 Marzo 2010
( 13 Votos )
Imprimir
EEUU: Héroes y villanos 4.5 out of 5 based on 13 votes.
Obama consigue sacar adelante la reforma sanitaria. La votación fue reñida y ajustada, 219 votos a favor y 212 en contra. Es decir, por 7 votos Obama va a conseguir dar cobertura sanitaria a 32 millones de ciudadanos que tenían que pagarse hasta las tiritas. Es un decir.
Mientras, y en paralelo, la TV yankee está transmitiendo la serie más cara de la historia, “The Pacific”, basada en el desarrollo de las batallas del Pacífico durante la 2ª Guerra Mundial. En ella, una vez más, los marines son héroes, héroes que defienden una isla del ataque japonés, héroes que luchan por la libertad de su país, héroes que mueren por la patria, o sea, para que el sueño americano siga vivo. Y todo ello ocurrió en el siglo pasado. Ahora sigue ocurriendo en Afganistán.
Hoy, los descendientes de esos héroes, y de los de Vietnam, y más reciente de Irak y de Afganistán, están entre esos 32 millones que no son considerados dignos, por la mitad de los ciudadanos norteamericanos, de tener derecho a la sanidad.
La mitad de los congresistas no sólo no quiere la ley sino que prometieron guerra para evitar o entorpecer su cumplimiento. Son los mismos que viendo “The Pacific” en sus casas se sienten orgullosos de ser yankees y de sus héroes caídos. Son los mismos que aprueban partidas millonarias para la guerra, para sus guerras, y ponen el grito en el cielo porque la reforma sanitaria va a salir muy cara.
EE.UU, desde su fundación, fue un país marcado por la dualidad. Vivieron una terrible guerra civil con la abolición de la esclavitud como epicentro. Básicamente todo gira en torno a los republicanos y los demócratas, y el país se bambolea y gira en diferentes sentidos si gobiernan unos u otros.
La que presume de ser el ejemplo a seguir para las democracias del mundo, se permite el lujo de tener a 32 millones de ciudadanos sin derecho a ser atendidos de sus enfermedades. Exportan “libertad” y en su casa hay represión. También exportan patriotismo.
Pero son el más claro ejemplo de cómo la dictadura se puede disimular con ropajes de democracia, porque en el terreno de la sanidad, y es uno más, los ciudadanos vivían y viven la dictadura de las aseguradoras, que son una extensión de los Bancos, que son los verdaderos vampiros de toda esta historia y de todas las historias que se viven en el planeta.
Una democracia no puede permitirse que los bancos gobiernen, porque es lo que hacen desde la sombra apretando con una mano las pelotas de los gobernantes “democráticamente” elegidos. La otra la dejan libre para robar a los ciudadanos.
Los 212 congresistas que votaron no a la ley de Obama, seguro que se consideran ciudadanos de primera, servidores de la patria y dignos exponentes del sueño americano. Me pregunto qué conciencia hay que tener para sentirse digno, para dormir bien, para vivir bien, cuando la gente, mujeres, niños, ancianos, de tu país, conciudadanos tuyos, se mueren por no tener recursos para pagar su curación, su tratamiento médico.
EE.UU no es la mayor ni la mejor democracia del mundo, es la mayor mentira, la mayor hipocresía del planeta.
Obama, de momento, intenta darle un sentido lógico a todo, intenta que sean normales, intenta que todos los ciudadanos sean considerados seres humanos. Pero la dualidad está muy fuerte, existe desde su nacimiento como nación y no parece dispuesta a ceder.
Lo siguiente que tendrían que ver y solucionar es que sus enemigos no están fuera, en cualquier parte del mundo, sino en su propia casa, en su propio país, en su propio congreso, en sus propios cerebros.
Pero, ya sabemos aquello de la viga en ojo ajeno y la paja en el propio.
En cualquier caso, los 32 millones de ciudadanos que ahora podrán ir al médico, seguro que dicen que su país es maravilloso y que los muertos que les vayan llegando de Afganistán son héroes.
Pero es que la reforma sanitaria nunca podrá curar la estupidez. Esa es una enfermedad crónica.
Y no sólo en EE.UU. Δ

 

Comentarios   

 
0 #1 dani 29-03-2010 07:44
El artículo no me ha iluminado nada.

Se ponen como ejemplo de dualidad ¿remontándose al S XIX? más bien hoy por hoy son ejemplo de integración ideológica del país con zonas del país como la capital con voto demócrata del 90%.

Decir que en su casa hay 'represión' habría que definirlo. Si el autor A.F. se refiere a la reforma sanitaria, las encuestas entre la población, han estado a favor o en contra de la misma rondado 40-50%.

¿Apretar las bolas a los ciudadanos? digna referencia.

En fin, no me gusta la sociedad norteamericana (son un peligro para ellos mismos y para el mundo) y están lejos de ser un ejemplo de democracia, por el bipartidismo, el presidencialismo de elegidos por poderes fácticos, los lobbies, las campañas electorales multimillonarias necesarias... pero el artículo no arroja luz.
Citar | Reportar al moderador