.

Quién está en línea

Tenemos 108 lectores conectados
Otros Medio ambiente Las orcas salvajes y los delfinarios

Las orcas salvajes y los delfinarios

Escrito por Ecologistas en Acción 19 Marzo 2010
( 7 Votos )
Imprimir
Las orcas salvajes y los delfinarios 3.6 out of 5 based on 7 votes.
Los delfinarios son auténticas cárceles para los cetáceos. Los animales han de acostumbrarse a moverse en piscinas muy pequeñas en proporción a su tamaño y nadar continuamente en círculos. En el caso de las orcas, si la vida media de una de ellas ronda los 80 años, en cautiverio apenas llegan a los diez.
Las orcas salvajes y los delfinariosEn este contexto, Ecologistas en Acción llama la atención sobre el delfinario Loro Park de Tenerife (Canarias) y la presencia de “Tillikum”, un macho de orca salvaje (Orcinus orca) capturada en la década de los 90 y que ya ha matado a dos de sus cuidadores desde que inició su cautiverio.
Tillikum ha vuelto a matar como ya lo hizo en 1999 a una de sus experimentadas cuidadoras. En aquel momento la orca se encontraba en el parque SeaWorld de Orlando (México), ahora en el Loro Park de Tenerife, lo ha vuelto a hacer.
Ecologistas en Acción denuncia que estas instalaciones son responsables de las muertes de sus cuidadores y, responsables también del sufrimiento animal de esta orca salvaje. Las orcas son animales nómadas y migratorios que realizan más de 400 millas para cumplir sus funciones vitales de vida, la alimentación y reproducción. Además estos mamíferos marinos, tienen unas características anatómicas y fisiológicas que requieren de espacios abiertos para su supervivencia. Su complejo sistema de biosónar, por el cuál se localizan y mantienen relaciones sociales trasmite unas frecuencias que le harían enloquecer en un recinto tan pequeño como un delfinario.
Estos mamíferos marinos, tienen unas características anatómicas y fisiológicas que requieren de espacios abiertos para su supervivencia.
La Directiva 1999/22/CE relativa al mantenimiento de animales salvajes en parques zoológicos, dice textualmente, que los alojamientos de los animales deben estar en condiciones que persigan la satisfacción de las necesidades biológicas y de conservación de cada especie. Los “delfinarios” no lo cumplen. Los delfines, en su medio natural, acostumbran a nadar hasta 40 millas al día y bucear a grandes profundidades de más de 500 metros. En los delfinarios son obligados a nadar en círculos en sus pequeños estanques o simplemente flotando.
La Ley 31/2003 sobre Conservación de la Fauna Silvestre, establece, en su artículo 3, que los zoológicos están obligados al cumplimiento de las medidas de bienestar animal. En su apartado a) establece que los animales deben estar en condiciones que permitan la satisfacción de sus necesidades biológicas y de conservación; en el apartado b) establece la necesidad de proporcionar a cada una de las especies un enriquecimiento ambiental en sus instalaciones.
Existen estudios que demuestran que estos animales en cautividad están muertos en vida. Son animales que no tienen ningún otro propósito que el divertimento de los espectadores que no se dan cuenta de su situación física y psicológica. Viven en una piscina de hormigón y saltan a cambio de comida. Se ven obligados a desconectar una de sus principales cualidades, “el biosónar” -sistema que utiliza para cazar, orientarse, comunicarse- para evitar que los continuos rebotes en las paredes les vuelvan locos.
Existen estudios que demuestran que estos animales en cautividad están muertos en vida. Son animales que no tienen ningún otro propósito que el divertimento de los espectadores que no se dan cuenta de su situación física y psicológica.
Existe un total de cuarenta y dos orcas en cautividad en todo el mundo (ocho en Japón, una en Sudamérica, veinticinco en Norteamérica, ocho en Europa -cuatro en España-). De esas cuarenta y dos, trece han sido capturadas en el mar y veintinueve han nacido en cautividad. ¿Qué sentido tiene la tenencia de estos animales en cautividad? Ecologistas en Acción solicitará al Gobierno de España que no vuelva a gestionar el certificado CITES, a animales salvajes destinados a la industria de los delfinarios, pues las condiciones de vida de estos animales son fatales y, los programas de recuperación de especies son nulos.
Desde Ecologistas en Acción exigimos una acción clara del Gobierno para acabar con este negocio bárbaro y cruel. Los delfinarios no son educativos ya que, el comportamiento animal que allí es mostrado no existe. Además se hace alarde de superioridad de la especie humana cuando los estudios de etología de cetáceos demuestran todo lo contrario.
Ecologistas en Acción solicita el cierre progresivo de los delfinarios, buscando la salida menos traumática para los animales capturados y, esterilizando a los animales nacidos en cautividad. Por otro lado, recomienda al Gobierno de España que regule la industria del avistamiento de cetáceos y centros de interpretación del mar, como medida de desarrollo turístico y como medida de divulgación y conservación. Δ
Las orcas  salvajes y los delfinarios

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar