.

Quién está en línea

Tenemos 107 lectores conectados
Otros Aventura y Viajes El inconformista. Antonio de la Rosa, aventurero

El inconformista. Antonio de la Rosa, aventurero

Escrito por Marta Iglesias 26 Febrero 2010
( 25 Votos )
Imprimir
El inconformista. Antonio de la Rosa, aventurero 4.7 out of 5 based on 25 votes.
No hay deporte que se le resista, ni límite que no se plantee pulverizar. Antonio de la Rosa busca la aventura que supone la superación personal, como hemos visto en los múltiples raids que ha ganado. Acaba de culminar con éxito su viaje a Canarias '8 islas, 8 cumbres, 8 días'.
El inconformista. Antonio de la Rosa,  aventureroEs imposible seguir la conversación con Antonio de la Rosa si no te has informado mínimamente de su trayectoria, porque lo mismo te habla de su participación en los famosos raids internacionales Eco-Challenge como da un salto en el tiempo y te comenta de su futura participación en el Iditarot que tiene lugar cada enero en Alaska.
-¿Cómo te definirías como aventurero? ¿Qué características te distinguen?
-Provengo del mundo de la competición. He competido muchos años, primero en piragüismo, duatlón, cuadratlón con buenos resultados, y luego corriendo los mejores raids de aventura del mundo. Así que ahora al realizar expediciones busco hacer cosas diferentes -me gusta la montaña pero no me planteo subir ochomiles porque ya hay un montón de gente haciéndolo-, y si puede ser relacionadas con los deportes de aventura en los cuales llevo practicando muchos años, como la piragua, la bicicleta de montaña e incluso estoy pensando en hacer algún reto de larga distancia en patines. En mis desafíos compito conmigo mismo, poniéndome límites de tiempo para obligarme a exprimirme un poco más. Parece que en España los únicos aventureros que hay son los que hacen alta montaña, el resto parece que no contamos, cuando hay grandes aventureros de los que no se conocen las hazañas que están realizando.
" La diferencia entre lo posible y lo imposible está en nuestra mente. Efectivamente el límite físico está ahí, pero el más difícil de vencer es el límite mental"
-¿Qué te impulsa a someter a tu cuerpo y a tu mente a semejantes retos?
-Eso va en las personas. Para un ejecutivo que pasa el día en la oficina ya puede ser un desafío salir el sábado a dar una vuelta por el monte a coger setas. Cada uno nos planteamos nuestros propios retos. Tampoco es que busque nada, simplemente me apetece hacer cosas diferentes, salir un poco de la rutina -que tampoco la tengo porque por suerte mi trabajo está también vinculado con este mundo-. Pero siempre he sido muy inquieto, y la manera de equilibrar esta inquietud es realizar este tipo de retos.
-Lo mismo pedaleas, que corres, nadas, vas en patines, cortas troncos, tiras al arco, remas, practicas submarinismo... ¿hay alguna disciplina que se te resista?
-Hay que saber hacer de todo en esta vida, aunque la piragua es lo que menos me cuesta y correr cada vez me supone más, por los años y porque siempre se va ganando algún kilito. Me cuesta menos irme con la bici cuatro horas que una a correr, pero como sé que es mi peor disciplina pues me obligo un poquito más. En vela he intentado ponerme las pilas, aprender a hacer windsurf, pero al final me resulta un poco aburrido. Es más porque me resulta aburrido que porque se me resista.
-¿Qué te han enseñado de ti mismo estas competiciones?
-Que, como decía hace años un amigo mío expedicionario, la diferencia entre lo posible y lo imposible está en nuestra mente. Efectivamente el límite físico está ahí, pero el más difícil de vencer es el límite mental. Cuando el cuerpo parece que no puede, si la cabeza dice "tira para delante", pues tiras. Hay que tener cuidado con eso también, porque tirar de cabeza puede meterte en un problema, cuando las fuerzas te están abandonando. Pero yo si me meto a hacer algo es porque estoy plenamente convencido de que voy aEl  inconformista. Antonio de la Rosa, aventurero poder lograrlo.
"El tramo de Fuerteventura a Gran Canaria fueron doce horas y media remando sin parar, con viento, olas grandes, con complicaciones debido a una caída que había tenido en bici. Este fue el único momento donde pensé que no iba a conseguirlo, pero al final le eché un poco de coraje y lo logré"
-El objetivo de los raids es ganar, ¿puede llegar la competitividad a anular los mensajes de peligro que te envían tu cuerpo o tu mente?
-Puede llegar, pero cuando ya llevas muchos años compitiendo sabes que lo primero es la seguridad. De hecho ha habido pruebas en las que hemos tenido que perder puestos porque nos planteamos que la inseguridad no merecía la pena. Muchos accidentes deportivos tienen que ver con la idea de querer llegar el primero, así que hay que saber encontrar el punto justo, sin que llegue a peligrar tu salud o tu vida, sin tampoco ser demasiado seguro, porque entonces no llegas a nada.
-¿Qué te ha hecho abandonar competiciones?
-Puedes abandonar por un problema físico, porque tengas una enfermedad o vinieras enfermo de antes, o porque el objetivo del equipo es estar en la punta y te han salido mal las cosas, has perdido horas en orientación y al final no te merece la pena el sufrimiento que te queda para el resultado que vas a tener. De todas formas, en las carreras de aventura es difícil que el equipo abandone, porque sabemos que hasta que no cruzas la línea de meta no está todo decidido. A lo mejor en un momento de la prueba estás a doce horas del primero, pero al día siguiente te colocas el primero porque los demás han tenido un problema. Pero muchas veces ves que el camino que queda es sencillo para todos y no va a plantear dificultad y te planteas para qué continuar si lo mejor es guardar energías para la siguiente competición.
" En los raids de aventura se llega a crear un vínculo casi familiar, porque son pruebas muy largas, en las que duermes poco, aparecen muchas tensiones entre el equipo, o hay diferencia de opiniones de estrategias"
El inconformista. Antonio de la Rosa,  aventurero-Los raids y pruebas extremas ponen a prueba el cuerpo y la mente de cada persona, ¿hasta qué punto despiertan el espíritu de equipo?
-Al cien por cien, porque los originales raids de aventura, que se inventaron en Nueva Zelanda, son pruebas multidisciplinares, en medios naturales no motorizados, donde utilizas sistemas tradicionales de navegación -mapa y brújula-. Todas las pruebas a nivel internacional son equipos mixtos. El espíritu de equipo tiene que ser total y entre nosotros tenemos que ayudarnos. Normalmente en las carreras el que mejor va ayuda al peor, lleva más peso en la mochila, en bicicleta llevamos unas piezas para tirar el más fuerte del más débil, en kayac nos mezclamos... Siempre vas intentando combinar las energías y así ayudar. Se llega a crear un vínculo casi familiar, porque además son pruebas muy largas, en las que duermes poco, aparecen muchas tensiones entre el equipo, o hay diferencia de opiniones, de estrategias.
-¿Qué ingredientes tiene que tener una competición para que te motive a participar?
-Ahora mismo que sea en un sitio diferente, porque he recorrido casi todo el mundo haciendo pruebas de estas. O ir a un sitio que me interese para promocionar el Raid Bimbache que organizo y que es una de las pruebas del Campeonato Mundial.
-Hablemos ahora de tus retos de 2009. Quedaste tercero en el Rock and Ice Ultra, una prueba individual en la que cada participante recorre 200 km con esquíes y pulka. ¿Las prisas por ganar impiden disfrutar de la impresionante naturaleza que te rodea?
-Lo ves de otra manera. Por supuesto que no te recreas, siempre tienes tiempo para echar una mirada pero yo soy una persona que sería incapaz de ir de paseo por un acantilado mirando los pececitos. A mí me atraen otro tipo de cosas. Estando en el Rock and Ice tengo tiempo de echar un vistazo a la aurora boreal, lo que no voy a estar es media hora mirándola porque yo no soy así, pero no lo haría aunque no estuviera en la competición. Es una visión que me gusta, la veo y en dos minutos la disfruto.
"Al realizar expediciones busco hacer cosas diferentes, y si puede ser relacionadas con los deportes de aventura en los cuales llevo practicando muchos años, como la piragua o la bicicleta de montaña. En mis desafíos compito conmigo mismo, poniéndome límites de tiempo para obligarme a exprimirme un poco más"
-También el pasado año conseguiste el reto "8 islas, 8 cumbres, 8 días", recorriendo las ocho Islas Canarias habitadas. ¿Qué te supuso la prueba?
-Me planteé esta historia con Urku Mendiburu, un amigo que conocí en la isla de El Hierro. Siempre lo tuvimos ahí, pero hace dos años él murió de muerte súbita y entonces me decidí a hacerlo en su memoria. Me supuso mucho esfuerzo, sobre todo en las secciones de agua, porque en tierra puedes parar,El  inconformista. Antonio de la Rosa, aventurero comer si tienes hambre y dormir si tienes sueño. El tramo de Fuerteventura a Gran Canaria fueron doce horas y media remando sin parar, con viento, con olas grandes, con complicaciones debido a una caída que había tenido en bici. Este fue el único momento donde pensé que no iba a conseguirlo, pero al final le eché un poco de coraje y lo logré. Llevaba un velero de apoyo de seguridad por si tenía algún problema, pero el agua es peligrosa, tienes un error y te vas, desapareces del mapa, ahí no hay vuelta atrás.

Raid Bimbache, final del Campeonato Mundial

-Eres el organizador del Raid Bimbache desde sus inicios en 2003, ¿qué novedades tendrá este año, aparte de recorrer Ávila y Salamanca?
-El Raid Bimbache es una de las once pruebas del circuito mundial y cada año una de las pruebas organiza la final. El año pasado el organizador vio el lugar y cómo lo organizábamos y nos concedió organizar el Campeonato Mundial de 2010. Será la prueba final, donde se determina el campeón del mundo. Por esa razón podremos ver muchísimos equipos -unos 60-, la prueba será más larga -sobre 700 Km- y estará lo mejor de cada país, porque al ser Campeonato Mundial pues todos los equipos van a estar aquí.
Otra novedad es que este año al Bimbache lo hemos declarado como evento libre de gases de efecto invernadero, de CO2. Es una mentalidad con la que llevo toda la vida y es el momento de poner las cartas boca arriba. Todos tenemos que tomar conciencia, y eso que mira de qué deporte estamos hablando, que emplea medios no motorizados. Pero sin querer tenemos un movimiento de 15-20 vehículos para la logística, helicóptero... al final sin querer mandas un montón de toneladas de CO2 a la atmósfera. Nuestra idea es la emisión cero, pero como no podemos prescindir de coches y helicóptero nos hemos planteado el hacer la compensación con una fundación que hay en Zaragoza. El dinero que resulte de esa compensación, que en nuestro caso no va a ser mucho -unos 3.000 €-, lo destinaremos a una acción medioambiental o incluso a alguna acción humanitaria.
-¿Para qué deportes habrá que estar preparado?
-Bajo la orientación, que es la base, vamos a tener bicicleta de montaña, trekking, piragüismo de aguas bravas y aguas tranquilas, patines en línea, descenso de barrancos, espeleología, y luego rapel y varias actividades de cuerdas. Y siempre habrá alguna sorpresa, siempre tenemos algún invento.
"Este año el Raid Bimbache será la prueba final, donde se conozca al campeón del mundo. Por esa razón podremos ver muchísimos equipos -unos 60-, la prueba será más larga -sobre 700 Km- y estará lo mejor de cada país"
-¿Qué supone la orientación en estas pruebas?
-Si no llevas un buen orientador, no consigues nada. Y lo ideal es tener por lo menos dos, porque si la misma persona lleva durante tantas horas seguidas la orientación al final se cansa y puede cometer errores. Tienes que saber dónde vas y cómo, el tiempo que tardas en llegar a los sitios, todo eso utilizando simplemente un mapa normal de escala 1:25.000 o 1:50.000. Este año los equipos llevan un GPS para que a través de internet se sepa siempre la posición exacta de los equipos. El GPS manda una señal vía satélite con un botón que se puede pulsar si tienen un problema y nosotros mandamos un helicóptero o similar, pero ellos no tienen pantalla, no pueden consultarlo.
-Sólo me queda preguntarte por tus próximos retos...
-Quiero este verano hacer las islas Baleares, igual que hice las Canarias y el reto sería "4 islas, 4 cumbres, 2 días" porque están más próximas y son más pequeñas. Empezaré en Menorca, y seguiré por Mallorca e Ibiza, para terminar en Formentera. Este año, como estoy muy liado con el Campeonato Mundial, sólo me plantearía ese reto. Y luego ya para enero de 2011 el Iditarot; en primavera-verano de ese año quiero hacer las 55 cumbres de España en 55 días. Salir en bicicleta y no emplear ningún vehículo de motor. Pasar por todas las cumbres pedaleando o a pie. Y por último quiero ir en otoño de 2011 de la Península a las Canarias en un kayac, de modo autosuficiente, tipo embarcación polinesia. Probablemente el próximo año me tomaré un año sabático con el Bimbache para centrarme en estos proyectos. Δ
El  inconformista. Antonio de la Rosa, aventurero
 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar