.

Quién está en línea

Tenemos 72 lectores conectados
Firmas Federico Mayor Zaragoza Los racistas no caben en la democracia

Los racistas no caben en la democracia

Escrito por Federico Mayor Zaragoza 17 Febrero 2010
( 5 Votos )
Imprimir
Los racistas no caben en la democracia 4.8 out of 5 based on 5 votes.

'No cabemos todos', ha manifestado en un momento infausto, la líder del Partido Popular de Cataluña.
0808_firmas_mayor_zaragoza.jpgLos que no deberían caber son quienes a estas alturas, a principios de una nueva era, de un “nuevo comienzo”, se expresan así. Si profundizamos un poco en nuestros antecedentes resulta casi siempre que, un día, “nosotros” fuimos “ellos”. Todos hemos sido emigrantes, inmigrantes, hasta originar estas comunidades plurales, mestizas, de gran diversidad cultural, que son garantía del respeto a la igual dignidad humana, piedra angular de todos los Derechos y principios éticos.
Es una vergüenza que los mismos que motivaron –a menudo con míseras retribuciones- la llegada de emigrantes en momentos de “expansión económica” El gran desafío para el futuro que anhelamos es com-partir mejor. Y para ello no hace falta más que echar un vistazo al mundo en su conjunto, para apreciar lo que tememos comparativamente.favorezcan ahora su regreso, con severos e irrespetuosos comentarios a su condición.
Mientras algunos sigan aferrados a un sistema económico especulativo y con grandes inversiones militares, con deslocalización productiva hacia el Este –todo vale, sin reparar en condiciones laborales- y deslocalización directiva e innovadora hacia el Oeste, que favorece sólo al 20% de la humanidad y amplía los desgarros sociales, seguirán afluyendo emigrantes desesperados, a riesgo de su propia vida.
Con un gran plan de desarrollo global sostenible se proporcionarían las condiciones adecuadas de habitabilidad y progreso, lo que permitiría que la emigración fuera una decisión libremente adoptada, beneficiosa para todos.
Los necesitamos. Los necesitaremos, sobre todo, en un futuro, porque la baja natalidad y la mayor longevidad así lo requieren. Vean si no -los que mantienen el “ya no cabemos más”- las previsiones sobre emigrantes de las Naciones Unidas, y las de España concretamente.
Cabemos todos y todos somos iguales en dignidad.
El gran desafío para el futuro que anhelamos es com-partir mejor. Y para ello no hace falta más que echar un vistazo al mundo en su conjunto, para apreciar lo que tememos comparativamente.
Es cuando “miramos” al mundo cuando, súbitamente, nos sentimos hermanos (como establece, por cierto, el artículo 1º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos). Δ

Federico Mayor Zaragoza. Presidente de la Fundación Cultura de Paz.