.

Quién está en línea

Tenemos 140 lectores conectados
Otros Deportes Deportes La sociedad evoluciona

La sociedad evoluciona

Escrito por Ramón Mulet Pacis 05 Febrero 2010
( 3 Votos )
Imprimir
La sociedad evoluciona 4.7 out of 5 based on 3 votes.
La sociedad evoluciona. Un reflejo de ello es el estudio de la normativa que, muchas veces, nos pauta las conductas sociales. Es evidente que diferentes leyes y/o decretos, órdenes ministeriales u ordenanzas nos van marcando los ritmos y usos sociales.
La sociedad  evolucionaHace años la triste lacra social conocida como violencia de género no tenía muchas herramientas para ser combatida. Hoy por hoy, hasta tenemos una Ley Orgánica específica de protección integral contra la violencia de género y la sociedad ya no mira hacia otra parte cuando se detecta un caso. La conciencia colectiva reprocha cualquier tipo de violencia contra la mujer, y se crean campañas de concienciación y se destinan medios para acabar con esta triste realidad. En un par de décadas se ha avanzado mucho en esta lucha y hemos pasado de los típicos comentarios machistas de ”¡hago lo que quiero porque es mi mujer!” a otro tipo de comentarios como “¡no insultes a tu mujer! o "vas a ir a la cárcel” . Poco a poco se consigue la conquista de la igualdad y el respeto a la dignidad humana, y se establecen medidas de sensibilización e intervención en el ámbito educativo para acabar con lo que se llegó a conocer como el “delito invisible”.
Cambiando de realidad y de temática, podemos comentar que ha cambiado mucho el abuso que ejercían los fumadores sobre los no fumadores. Antes se podía fumar en cualquier sitio. Nos inundaban con anuncios a todas horas, y los no fumadores sufríamos las consecuencias de quienes fumaban y fumaban sin respetar la salud de los que no lo hacíamos. Se estima, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que el consumo de tabaco es responsable del 90 por ciento de la mortalidad por cáncer de pulmón, del 95 por ciento de las muertes por enfermedad pulmonar obstructiva crónica, del 50 por ciento de la mortalidad cardiovascular y del 30 por ciento de las muertes que se producen por cualquier tipo de cáncer. En España fallece cada año como consecuencia del consumo de tabaco un número de personas que representa el 16 por ciento de todas las muertes ocurridas en la población mayor de treinta y cinco años. Asimismo, hay evidencias científicas de que el humo del tabaco en el ambiente (consumo pasivo o involuntario de tabaco) es causa de mortalidad, enfermedad y discapacidad. Después de años de levantar la voz, la LEY 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco prohíbe totalmente fumar, además de en centros de trabajo públicos y privados( salvo en los espacios al aire libre), en centros y dependencias de las Administraciones públicas y entidades de Derecho público; en centros, servicios o establecimientos sanitarios; en centros docentes y formativos, independientemente de la edad del alumnado y del tipo de enseñanza; y un largo etcétera. Además, para prevenir el consumo, queda prohibido el patrocinio de los productos del tabaco, así como toda clase de publicidad y promoción .
Al igual que lo hicieron las mujeres víctimas de la violencia de género y que lo hicieron los no fumadores en sus campañas antitabaco, hoy somos los árbitros de fútbol, y todos aquellos aficionados que nos apoyan, los que nos posicionamos en contra de cualquier insulto.
¡Qué Curioso! Hemos pasado de fumar donde sea a no poder fumar en casi ningún lugar, y de tener que ver anuncios y anuncios de tabaco a prohibirlos tajantemente; y ese cambio se ha producido sólo en cuestión de unos cuantos años gracias a la denuncia de aquellos que sufrían las consecuencias de actos que habitualmente se producían y que hoy por hoy no se toleran. ¿Quién toleraría hoy en día que un profesor fumara en clase o un médico le atendiera fumando?
Las cosas cambian; nada es eterno. Por ello, quienes estamos convencidos de que esto es así debemos levantar la voz; debemos denunciar las injusticias, romper la espiral del silencio, para conseguir cambiar las actitudes contrarias a lo más elemental, que es el respeto a nuestros semejantes.
Hoy por hoy es habitual escuchar insultos en los eventos deportivos. Es habitual comprobar que existen numerosos episodios violentos en dichos espectáculos, y son los árbitros quienes más padecen tanta sinrazón y locura. La campaña NO AL INSULTO ha levantado la voz y poco a poco vamos a conseguir cambiar la situación que padecemos todos los árbitros cuando saltamos a un campo de fútbol. Al igual que lo hicieron las mujeres víctimas de la violencia de género y que lo hicieron los no fumadores en sus campañas antitabaco, hoy somos los árbitros de fútbol, y todos aquellos aficionados que nos apoyan, los que nos posicionamos en contra de cualquier insulto a cualquier persona en cualquier acto deportivo, ya que el insulto, violencia verbal por excelencia, es la antesala de la violencia física, y no debemos, por el bien de nuestros hijos, consentir que en un ambiente deportivo se escuchen expresiones malsonantes que atenten contra la dignidad de las personas a las que van dirigidas. ¡Con la ayuda de todos, el cambio es posible!
Campaña de concienciación NO AL INSULTO. ¡ Súmate! Δ

Ramón Mulet Pacis. Arbitro de fútbol, colaborador de www.deportesininsultos.com y uno de los promotores de la campaña NO AL INSULTO.

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar