.

Quién está en línea

Tenemos 185 lectores conectados
Editorial Editorial Crisis y Navidad

Crisis y Navidad

Escrito por Fusión 24 Diciembre 2009
( 18 Votos )
Imprimir
Crisis y Navidad 4.8 out of 5 based on 18 votes.
Navidad, Natividad, Nacimiento. Los cristianos celebramos el nacimiento de Cristo, del niño Jesús, que luego se convirtió en el Hijo de Dios para mostrarnos a todos, cristianos y no cristianos, el camino hacia el Reino del Padre, o sea, el Amor.
La esencia de la Navidad permanece detrás de todo lo que en estas fechas se celebra, pero está tan tapada por lo banal, por lo superficial, que resulta difícil resaltar algo que tenga que ver con la pureza del acontecimiento.
En esta ocasión, la palabra Navidad va asociada a la palabra crisis. Está en boca de todos y proliferan los comentarios de resignación ante el hecho de no poder, como siempre se hizo, tirar la casa por la ventana y basarlo todo en comer de lo mejor y regalar también de lo mejor.
Sería normal si se trataran de otras fiestas, pero creo que nos hemos olvidado que celebramos el nacimiento del Maestro del Amor, y que éste tuvo lugar en un pesebre, con un claro mensaje de sencillez, de humildad, como si las palabras amor y sencillez fueran inevitablemente cogidas de la mano.
Resulta bastante incongruente, por tanto, que hayamos convertido la celebración del nacimiento de Jesús en una sinfonía de despilfarro, en una fiesta grosera y carente del más mínimo sentido de humildad y también de respeto hacia los millones de seres humanos que se mueren de hambre.
Resulta también significativo que sea precisamente la crisis económica la que “obligue” a recurrir a la sencillez, aunque, por supuesto, sólo en algunos casos. Al resto no le importa el despilfarro porque no asimila una Navidad sin manjares caros y sin regalos, la mayoría absurdos, subidos de tono, porque, además, en estas fiestas los precios se disparan, contando con que los “cristianos” no escatiman gastos con tal de celebrar una “auténtica” Navidad.
Porque, ¿Qué se puede hacer si no se come y se bebe mejor que ninguna otra noche? ¿Qué aburrido, no? ¿Para qué entonces reunirse toda la familia?
Algunas voces se oyen en las que se resta importancia al hecho de no poder gastar mucho y se valora el estar todos juntos. Pero, por desgracia, son los menos.
Hemos convertido el pesebre en una suite de lujo, y hemos hecho del mensaje implícito en esa forma de nacer del niño Jesús, una anécdota para montar un belén que adorne una esquina de nuestro salón repleto de las mejores viandas.
Este año la crisis económica afecta, en determinados niveles sociales, la celebración fastuosa de un hecho humilde. Me temo que en años sucesivos la tsunami irá llegando a todos los niveles, hasta que todo el mundo comprenda y valore que el niño Jesús nació donde nació porque esa era la primera entrega de su mensaje.
Pero si los que se denominan cristianos no entendieron esa primera entrega, ¿cómo iban a entender el resto de su vida?
Bendita crisis si con ella viene la sencillez, la humildad, la pureza y el reconocimiento definitivo de que lo auténtico en la vida no se basa en lo que puedas comprar con dinero, sino en lo que seas capaz de compartir de ti mismo con los demás.
A lo mejor, en estas Navidades de crisis, muchos descubren la esencia del verdadero Amor, aunque sea condicionado por la situación, y a lo mejor se descubren mirando al niño en el pesebre y, por primera vez, comprendiendo su mensaje.
A lo mejor todo consiste en que tenemos que aprender a dar gracias por lo que tenemos y dejar de lamentarnos por lo que no tenemos, sobre todo si lo que tenemos es la consecuencia del Amor que sembramos y del que ahora recogemos sus frutos.
Eso, claro, para quien se dedicó a sembrarlo.
Pero, ¿No es la Navidad la fiesta del Amor? Δ

 

Comentarios   

 
0 #1 Javier Martínez Seisdedos 29-12-2009 12:15
Gracias por recordar el verdadero sentido de las cosas que son sagradas.
Bendita crisis que nos hace reflexionar sobre nuestro modo de vida.
Este año nos vamos a pasar estas fiestas al pueblo,lumbre, tranquilidad y acompañadoS de la buen gente que sigue recuperando tradiciones ancestrales que espero nunca mueran en nuestro maltratado mundo rural. Que este año 2010 el verdadero mensaje del maestro sea comprendido y vivido. Mucho amor y unidad, esa debe ser nuestra bandera, por inteligencia y superviviencia. COMO SIEMPRE GRACIAS POR TODO!Un abrazo muy fuerte para todo el equipo de FUSIÓN...!
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #2 maria jose gamazo 29-12-2009 12:50
Estoy de acuerdo con vosotros en que estas fechas son buenas para hacer un repaso personal, como los balances de las empresas. Y un buen indicativo puede ser echar una mirada alrededor y ver qué cosas auténticas nos rodean, qué hemos sembrado en este tiempo. Leí en algún sitio que cuando uno hace las cosas pensando en los demás, con entrega, estas permanecen y que cuando las hace sólo pensando en sí mismo, se desvanecen, no resisten el paso del tiempo.
Doy gracias por tener a mi lado alguien con quien hablar, a quien abrazar, a quien dar la mano o una palabra de cariño, con quien conversar y tomarme una cerveza, a quien consolar o escuchar.
El saber que puedo contar con ellos -muy pocos- y ellos conmigo, me parece el mejor tesoro que uno puede tener.
Que los regalos, la comida y el champán no nos aparte la vista de lo auténtico. Gracias por recordarlo.
Citar | Reportar al moderador