.

Quién está en línea

Tenemos 115 lectores conectados
Otros ¡Mira que Guay...! Mentirosos compulsivos

Mentirosos compulsivos

Escrito por A.F. 20 Octubre 2009
( 15 Votos )
Imprimir
Mentirosos compulsivos 4.5 out of 5 based on 15 votes.
Propongo la formación de una ONG que lleve por nombre el de “mentirosos compulsivos” y que tenga como objetivo reagrupar, estudiar y clasificar a esta creciente oleada de individuos que han convertido la mentira en su forma de vida, en su particular “dios”, a quien adoran, sirven y engordan sistemáticamente.
Propongo que se nombre como presidente a Rajoy y que los demás cargos se distribuyan entre sus cercanos del PP, porque están demostrando un arte increíble en el manejo de la mentira, y porque también están demostrando eso de que la mentira acaba poseyendo, de posesión, al mentiroso, y convirtiéndole en un zombi.
Propongo que se nombre, en paralelo, un equipo de expertos para estudiar a dichos individuos en su propio hábitat, y poder así profundizar más en el origen y posterior evolución de la mentira, puesto que tales individuos están infectados hasta la médula del virus de la mentira y, dado el lugar que ocupan en la sociedad, pueden representar un serio peligro de pandemia simplemente por el hecho de que cunda el ejemplo y se dispare la práctica indiscriminada del acto de mentir como nueva moda, sobre todo porque, como sucede en el caso del PP, no parece que cause daños colaterales.
Propongo que se estudie también, por lo que puede tener de aportación a las relaciones humanas, el hecho de la convivencia basada en la mentira, del afecto basado en la mentira, de la confianza basada en la mentira, en fin, de todo aquello que suponga mentir, saber que te están mintiendo, saber que el otro sabe que le estás mintiendo, mentir juntos en la misma dirección, etc, etc. Todo un ejercicio multidimensional de la mentira y sus diferentes usos y enfoques.
Propongo, por último, que se nombrara presidente de honor a Aznar, puesto que él fue, con aquello de la guerra de Irak, el inspirador de toda su pandilla de mentirosos, el “maestro”, el “mentor”.
Y pienso que se debería de empezar a trabajar en la vacuna, pronto, porque mucho me temo que esta pandemia sí que va en serio.
De momento, los mentirosos son jaleados por las multitudes, son reverenciados como si de dioses se trataran, son, y esto es lo más peligroso, imitados. Seguro que ya hay niños que les dicen a sus padres… “yo quiero ser como Camps” o “Si miento mucho ¿me vas a comprar un reloj como el de Costa?”, y también… “Papá, de mayor quiero ser político para robar y mentir”.
En cualquier caso, no deberíamos tomarlo a broma. Ya ven lo que pasa en Italia. Berlusconi considera incluso que su posición de poder le da derecho a mentir, que es un privilegio implícito en su cargo político. Es más, arremete con saña contra aquellos que denuncian sus mentiras. Es un caso claro de posesión por el “espíritu” de la mentira. También es un caso perdido.
Aquí, en España, también existen poseídos y casos perdidos. Pero aún estamos a tiempo si, como ciudadanos, exigimos que se limpie, desinfecte y ventile el circo político. Se ponga en cuarentena a los “poseídos” e infectados, y se elabore un código ético que sea algo así como una vacuna contra la pandemia de la mentira. No es difícil, sólo hay que tener voluntad de hacerlo.
La otra alternativa es crear otra ONG que se llame “Mentirosos compulsivos al poder”.
O mejor un partido político con ese nombre y que reagrupe a todos los mentirosos que están infiltrados en los cargos públicos de la democracia. Y que se presente a las elecciones, claro.
A lo peor ocurre que ganan por goleada, como le pasó a Berlusconi. Bueno, y a Camps.
¿A ver si resulta que ya hemos superado a Italia?
Mira que guay. Δ
 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar