.

Quién está en línea

Tenemos 163 lectores conectados
Nacional Tema Peligros para la democracia

Peligros para la democracia

Escrito por A.F. 09 Octubre 2009
( 8 Votos )
Imprimir
Peligros para la democracia 5.0 out of 5 based on 8 votes.
El PP con su insufrible Rajoy al frente insiste, insiste e insiste en 'denunciar' ante los españoles lo peligroso que es Zapatero y su gobierno para la democracia.
Insiste tanto que se olvida, si es que alguna vez lo tuvo claro, en qué consisten las bases de la democracia. Por ello confunde los términos 'peligroso' y 'ejercicio democrático'.
Peligros para la democraciaRajoy y los suyos consideran la Ley del aborto, por ejemplo, como un peligro. Sin embargo la Ley del aborto es una Ley que el gobierno crea y somete a la votación del Congreso en el más puro ejercicio democrático. Si la Ley sale adelante significa que una mayoría del Congreso, que es a su vez quien representa al pueblo español, vota a favor de ella. Si no es así, pues sencillamente la Ley no sale adelante. Eso es ejercicio democrático.
En cambio proteger, avalar, disculpar y justificar a delincuentes que, amparándose en sus puestos al abrigo de la democracia, roban a los ciudadanos y cometen todo tipo de fechorías, eso se supone, según Rajoy y los suyos, que no es peligroso para la democracia.
Rajoy dice que Zapatero está haciendo daño, mucho daño, a España. A cambio ofrece una alternativa de gobierno formada por delincuentes o protectores de delincuentes.
Rajoy dice ahora, cuando ya se les ha visto el culo a todos y lo tenían muy sucio, que esos que antes defendía han utilizado al PP para aprovecharse y montar una trama corrupta y muy bien organizada. Rajoy pretende que ignoremos que la mayoría de “esos” son PP. En otras palabras, para justificarse él, ahora resulta que no son PP los que hace pocos días eran PP.
Zapatero puede cometer muchos errores, pero si los comete, y eso el tiempo lo dirá, son dentro del ejercicio democrático. Sin embargo, los delincuentes del PP no sólo cometen muchos errores, sino que lo hacen creyéndose que están por encima de la Ley y del ejercicio democrático. Y ese es el peor error, el más estúpido, el más simple.
Rajoy ha dedicado tanta energía, tanta obsesión, a acosar a Zapatero, que se ha olvidado de vigilar a los suyos. Y ahora se encuentra con que al amparo de su barba han crecido víboras, y que esas víboras también se han aprovechado de su confianza y de su ingenuidad.
La historia puede juzgar a Zapatero como a un demócrata que soñó con cosas imposibles, de momento. Pero a Rajoy lo juzgará como a un obseso del poder que utilizó métodos y compañías antidemocráticas para conseguir el poder. Y eso sí que es peligroso para la democracia.
Zapatero es un idealista que debería ser más realista. Pero Rajoy es un ingenuo que debería ser más realista.
Zapatero es un idealista que lucha y vive para sus ideas. Rajoy nació como una marioneta de Aznar y nunca supo ni pudo cortar los hilos para ser él mismo. Además Aznar se cuidó de rodearle de lebreles que le soplaran el rumbo a seguir al oído.
La historia puede juzgar a Zapatero como a un demócrata que soñó con cosas imposibles, de momento.
Pero a Rajoy lo juzgará como a un obseso del poder que utilizó métodos y compañías antidemocráticas para conseguir el poder. Y eso sí que es peligroso para la democracia. La candidez, la buena voluntad y la inexperiencia, son cuestiones perdonables. Pero lo que hace el PP desde su sillón de la oposición y lo que permite en sus filas, eso está haciendo mucho daño a la credibilidad en los valores democráticos y en los que tienen que juzgar tales comportamientos.
Son ahora los jueces los que tienen en sus manos la posibilidad de que se recupere parte de la confianza en que la democracia puede funcionar. De lo contrario, si no se aplica la Ley contra los delincuentes que han utilizado la democracia para burlarse de todos, mucho me temo que estamos asistiendo al final de algo que pudo ser pero que nunca fue del todo.
A pesar de todo, el problema fundamental radica en qué es más importante para los ciudadanos con derecho a voto, la decencia democrática y personal, aunque se cometan errores, o la indecencia democrática de aquellos que sólo viven para destacar los errores de los que gobiernan y, a ser posible, destruirlos pronto.
Si nos atenemos a los últimos resultados de las europeas, los ciudadanos prefieren la indecencia.
Pues que así sea y sigamos el ejemplo de Berlusconi y de los que le besan el culo. Δ

Foto: Congreso de los Diputados
 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar