.

Quién está en línea

Tenemos 77 lectores conectados
Otros Medio ambiente El Ártico se derrite. Carlos Duarte. Unidad de Tecnología Marina del CSIC

El Ártico se derrite. Carlos Duarte. Unidad de Tecnología Marina del CSIC

Escrito por Mariló Hidalgo 26 Agosto 2009
( 8 Votos )
Imprimir
Es uno de los oceanógrafos más prestigiosos del mundo. Acaba de regresar de una campaña de investigación en el Ártico y advierte que una masa de agua cálida está provocando la fusión rápida del hielo en el Océano Glaciar Ártico así como el desplazamiento de especies propias de esta zona hacia el norte.

El Ártico se derrite. Carlos Duarte. Unidad de Tecnología Marina del CSICSe trata de la primera campaña oceanográfica en el Ártico del proyecto Artic Tipping Points (ATP, Cambios bruscos en el Ártico). Proyecto financiado por la Unión Europea que cuenta con la colaboración del BBVA y del que forman parte, -además de Carlos Duarte, responsable del equipo del CSIC- investigadores noruegos, daneses, rusos, polacos, portugueses, franceses, británicos, suecos y españoles. La campaña realizada a bordo del buque oceanográfico noruego Jan Mayen tiene como objetivo determinar a partir de qué nivel de calentamiento pueden producirse cambios bruscos en la zona. Y también estudiar el alcance de la presión humana a partir de las proliferación de actividades económicas como el turismo, la pesca, la explotación petrolífera o el transporte marítimo en aquel lugar. “Ver el deshielo en directo es algo abrumador”, alerta el científico.
-”El océano polar Ártico sufre un envenenamiento masivo” ha declarado. ¿Qué está ocurriendo exactamente en este lugar?
-A pesar de su relativa lejanía de las emisiones de contaminantes, el Océano Ártico es una de las zonas más contaminadas del planeta porque la mayor parte de estos contaminantes se producen en el hemisferio Norte y porque el equilibrio de concentración entre atmósfera – el medio por el que se transportan – y la superficie está desplazado hacia esta última en el caso de superficies frías, como el hielo. Además, estos contaminantes se han ido acumulando en el hielo, que al fundirse por el calentamiento climático, liberan grandes cantidades de contaminantes que pasan a la cadena trófica, acumulándose en los niveles superiores, incluyendo los humanos (los inüit, aún cazadores).
”Posiblemente la pérdida de hielo en los polos sea un punto sin retorno con el que tendremos que acostumbrarnos a lidiar”.
-¿A qué velocidad se están derritiendo los polos y qué influencia tiene este hecho para el resto del planeta?
-Mucho más rápido de lo que podemos explicar. El Océano Glacial Ártico perdió una cuarta parte de la superficie de hielo que quedaba en verano en el año 2007, y la tasa de fusión de hielo se ha acelerado claramente. Mientras que la Antártida parecía estar en equilibrio hasta hace poco, el esfuerzo de investigación realizado durante el Año Polar Internacional ha revelado que el deshielo también se ha iniciado allá, y que al considerar el problema del deshielo ahora hemos de mirar a ambos polos. Las consecuencias para el resto del plantea incluyen, cambios en el balance de calor, cambios en la circulación oceánica y, según los casos, aumento del nivel del mar.
-El calentamiento que sufre el Ártico (0,4ºC cada decenio) y el acelerado deshielo está alcanzando un nivel sin precedentes que supera todas las predicciones. Los científicos proponen varias hipótesis para explicarlo pero el puzzle está incompleto. En opinión de Duarte, Premio Nacional de Investigación 2007, “hay algo que se nos está escapando”.
-¿Cuál es la pieza que falta?
-Los modelos de que disponemos son modelos lineales, que no consideran la posibilidad de fenómenos no lineales de autoaceleración superado un umbral de calentamiento. Lo que estamosEl Ártico se derrite. Carlos Duarte. Unidad de Tecnología Marina del CSIC. Fotos: Cedidas por Carlos Duarte. viendo podría ser el inicio de un fenómeno a cambio abrupto sustentado por una dinámica no lineal. El problema es que es muy difícil, sino imposible, predecir dónde se encuentran esos umbrales de forzamiento por encima de los cuales se disparan estas dinámicas no lineales.
“Lo que más me impactó fue la experiencia vivida de ver como el hielo se derretía frente a mí a un ritmo increíble de 18 Km diarios”
-¿Hemos traspasado el denominado punto de no retorno? ¿Con qué consecuencias?
-En cierta medida sí lo hemos hecho, dado que la pérdida de hielo en ambos polos será muy difícil -si no imposible- que se revierta a una escala de tiempo -la de unas pocas generaciones humanas-, relevante. Posiblemente la pérdida de hielo en los polos sea un punto sin retorno con el que tendremos que acostumbrarnos a lidiar.
-¿Cómo ve el tema del turismo en zonas polares, ahora tan de moda?
-Por un lado es positivo que las personas -aunque sea una minoría de alto poder adquisitivo-, conozca de primera mano estas zonas del planeta, para que aumente su disposición a actuar frente a las causas de los cambios que están ocurriendo; por otro lado, la intensificación del turismo polar aumenta los riesgos, por ejemplo de episodios de contaminación, para estos frágiles ecosistemas. Es un balance delicado.
-Hábleme del proyecto ATP, objetivos y herramientas de las que disponen.
-El objetivo es predecir qué factores pueden desencadenar mecánicas de cambio abrupto en el ecosistema del océano glaciar Ártico y comprender las consecuencias de estos cambios, incluyendo el incremento de actividad económica en la zona. Disponemos de modelos avanzados que utilizamos con fines predictivos y la capacidad de realizar experimentos de gran escala que nos permitan verificar las predicciones de los modelos.
-El impacto del calentamiento no tiene las mismas consecuencias en el Ártico que en la Antártida, ¿Por qué?
-Básicamente sí, aunque el Ártico es mucho más vulnerable que la Antártida a este impacto, porque la Antártida es un continente helado con una altura media muy importante, mientras que el hielo del Océano Glaciar Ártico se sitúa al nivel del mar, donde las temperaturas máximas son mucho más altas.
“A pesar de su relativa lejanía de las emisiones de contaminantes, el Océano Ártico es una de las zonas más contaminadas del planeta”.
-Sus predicciones y observaciones levantan a menudo polémica, ¿A qué cree que es debido?
-La polémica se sitúa, quizás en los medios de comunicación pero no en el seno de la comunidad científica, donde mis artículos científicos no levantan polémica alguna, porque sustento mis afirmaciones y conclusiones en un cuidadoso análisis de evidencias científicas. En los medios de comunicación no se trabaja con las reglas de juego de la ciencia, de forma que cualquiera puede opinar sin tener que demostrar sus opiniones. La crítica es un motor de progreso en ciencia, pero solo cuando se ejerce con las reglas de juego del método científico. Lo otro son brindis al sol.
-¿Qué fue lo que se le pasó por la cabeza cuanto tuvo en sus manos los primeros datos que hablaban de esta aceleración del deshielo en el Ártico?
-Más que los primeros datos, lo que me impactó más fue la experiencia vivida de ver como el hielo se derretía frente a mí -en el año 2007 de deshielo récord- a un ritmo increíble de 18 Km diarios… nos costó mucho dar crédito a la que veían nuestros ojos y leían nuestros instrumentos. Es importante compartir esta experiencia con la sociedad, no podemos seguir con la estrategia del avestruz.El Ártico se derrite. Carlos Duarte. Unidad de Tecnología Marina del CSIC. Fotos: Cedidas por Carlos Duarte. Ya el pasado año, Carlos Duarte advertía que en un mes se había perdido “la cantidad de hielo equivalente a lo perdido en los quince últimos años juntos. Esta caída llevó a situar la extensión de hielo del Ártico a 4,1 millones de kilómetros cuadrados, frente a los ocho que eran los mínimos que se habían registrado hasta el momento. Era una previsión que apuntaba como escenario de finales del siglo XXI”. Los récords parecen superarse cada año.
-¿Entiende a los científicos que siguen negando las evidencias del cambio climático?
-No conozco ningún científico que niegue estas evidencias, ni he leído ningún artículo científico – i.e. publicado en una revista científica – que aporte evidencias para apoyar estas posturas.
-De vuelta en casa, ¿sigue pensando en el mar? ¿Es también su pasión?
-Sí claro. Acabo de escribir un libro sobre la relación entre la humanidad y el mar en el que intento dar respuestas a porqué sentimos esa fascinación por el mar.
-¿Cuál es la aventura más apasionante que ha vivido o que le gustaría emprender?
-En breve dirigiré una campaña de circunnavegación, la exploración a escala global es un reto apasionante.
-¿Qué le atrajo del mar para que decidiera dedicarle su vida?
-Su color, su movimiento, su sonido, la vida que encierra. Mi alma portuguesa, debe ser… Δ
Carlos M. Duarte es profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) en Esporles (Mallorca). Ha trabajado en temas de ecología marina y oceanografía, desde los trópicos hasta los polos. Además ha participado en tres campañas en la Antártida, ha dirigido la campaña ATOS al Ártico en el año 2007, y está involucrado en otros cuatro proyectos del Año Polar Internacional.
Fotos: Cedidas por Carlos Duarte.

 

Comentarios   

 
0 #1 Rafael Lomena 10-09-2009 16:10
Para complementar la lectura de este interesante artículo, les invito a que lean esta otra, también interesante:

http://www.cubanuestra.nu/web/article.asp?artID=15784
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #2 camino a Gaia 15-09-2010 21:51
No hemos aprendido de la historia. Es la inacción la que nos lleva a las peores desgracias.
Citar | Reportar al moderador