.

Quién está en línea

Tenemos 135 lectores conectados
Reportajes Reportajes Indígenas del mundo, unidos

Indígenas del mundo, unidos

Escrito por Mariló Hidalgo 23 Julio 2009
( 15 Votos )
Imprimir
Indígenas del mundo, unidos 4.7 out of 5 based on 15 votes.
El largo camino recorrido por los pueblos indígenas para ser escuchados y respetados está llegando a su punto álgido. Tras la Cumbre Continental de Pueblos y Naciones Indígenas (Perú), representantes de 400 etnias proponen la creación de una Nación Unida Indígena y un nuevo modelo de convivencia.

Indígenas del mundo, unidos"Amigo mío,
volverán de nuevo.
Por toda la Tierra
vuelven de nuevo.
Antiguas enseñanzas de la Tierra,
antiguos cantos de la Tierra.
Vuelven de nuevo,
amigo mío, vuelven.
Te los doy,
y por ellos
comprenderás,
verás.
Vuelven de nuevo
sobre la Tierra."

(Caballo Loco, lakota oglala)

EL TIEMPO HA LLEGADO

En la raíz de las enseñanzas indígenas de todos los rincones del planeta está viva la reverencia a la Madre Tierra. Esos pueblos dependían por completo de la naturaleza, por eso para ellos la vida, toda la vida, era sagrada. Se sentían unidos a la Tierra y a todo el Universo porque todo formaba parte del Uno. Si se estaba conectado con la naturaleza, la belleza se veía en todos los rincones y por supuesto dentro del corazón de las personas. Hubo un momento en que el hombre, alentado por las ansias de poder, el deseo de riqueza, comodidad y bienes materiales, explotó y acabó con los recursos, alterando el delicado equilibrio natural del planeta. Se desconectó de la Tierra que alimentaba su cuerpo y su espíritu y, como consecuencia, se desconectó de sí mismo.
Las profecías de muchos de estos pueblos indígenas hablan de “la gran purificación” que vivirá la Tierra y de un despertar de la humanidad. Por eso los indígenas recuperan sus orígenes sagrados y retoman una lucha que nunca cesó, simplemente ha hibernado como las semillas bajo la nieve.
”El sacrificio de nuestros antepasados no ha sido en vano, continuamos su sendero en este proceso imparable e irreversible. Sin embargo, todavía nos queda un largo camino. No olvidemos que para la liberación de nuestros pueblos, debemos reconocer que la Tierra no nos pertenece, sino más bien nosotros pertenecemos a la Tierra. Es el momento en que los pueblos indígenas unidos, asumamos nuestro destino como pueblo” (Evo Morales)
Indígenas del mundo, unidosUna muestra de ello es la IV Cumbre Continental de Pueblos y Naciones Indígenas que tuvo lugar a finales de mayo en Puno (Perú), a orillas del Lago Titicaca. La cita congregó a cerca de 6.500 delegados representantes de cuatrocientas etnias del contiene americano (casi 40 millones de personas). El objetivo, unir sus voces, defender sus derechos y asumir su destino como pueblo; defender los valores e intereses de las comunidades indígenas originarias, así como un nuevo modelo de convivencia respetuosa con la naturaleza y en sintonía con la Madre Tierra.
“Para los pueblos indígenas del planeta, la Madre Tierra es la vida misma”, reconocía el Presidente Evo Morales a través de una carta leída en esta Cumbre. “Concebimos al ser humano como parte integral de la naturaleza y hemos sentido y practicado siempre un gran respeto por ella. Durante miles y miles de años hemos convivido con la naturaleza en constante equilibrio con ella y dentro de ella. Hoy en día, sentimos los efectos devastadores del sistema capitalista transnacional neoliberal que destruye aceleradamente nuestro planeta. Intentan imponernos políticas económicas que atentan contra los derechos de las personas, de otros seres vivos y del planeta. Pretenden seguir vendiéndonos oro por baratijas. Nos dijeron que hubo un descubrimiento cuando hubo una invasión; nos dijeron que hubo una conquista cuando hubo un genocidio. Ahora nos dicen que quieren integración e insertarnos en la economía mundial cuando lo que quieren es saquear nuestras riquezas, privilegiando las ganancias en detrimento de la solidaridad. Los humanos estamos siendo prisioneros de las fuerzas de este modelo que pretende colocar al hombre como dueño absoluto del planeta. El sistema capitalista, imperialista y colonial, se basa en formas de vida de dominación, sometimiento y subordinación de unos sobre los otros. Por eso, hermanas y hermanos, para preservar el planeta, la vida y la propia especie humana debemos enfrentar al capitalismo.
Hemos avanzado mucho, por eso ahora podemos decir con seguridad que el sacrificio de nuestros antepasados no ha sido en vano, continuamos su sendero en este proceso imparable e irreversible. Sin embargo, todavía nos queda un largo camino. No olvidemos que para la liberación de nuestros pueblos, Indígenas del mundo, unidosdebemos reconocer que la Tierra no nos pertenece, sino más bien nosotros pertenecemos a la Tierra. Es el momento en que los pueblos indígenas unidos, asumamos nuestro destino como pueblo”.

PROPUESTAS DE LA CUMBRE

Como respuesta al actual modelo económico -actualmente en crisis- que está llevando a toda la humanidad a la destrucción, los indígenas ofrecen “una alternativa de vida que parte de nuestras raíces más profundas para proyectarnos al futuro con nuestros principios y prácticas de equilibrio entre hombres, mujeres, Madre Tierra, espiritualidades, culturas y pueblos, que denominamos Buen Vivir/Vivir Bien”.
Desde esa perspectiva defienden la soberanía alimentaria, priorizando los cultivos nativos, el consumo interno y las economías comunitarias.
Siguiendo el modelo boliviano, proponen la construcción de Estados Plurinacionales Comunitarios, que se fundamenten en el autogobierno, la libre determinación de los pueblos y la reconstrucción de los territorios y naciones originarias. Los pasos dados en este sentido en Ecuador, Bolivia y Venezuela sirven como ejemplo para luchar por nuevas constituciones “en aquellos países que aún no reconocen la plurinacionalidad, para todos los excluidos, en un diálogo intercultural, respetuoso y horizontal” donde los pueblos originarios puedan hacer sonar su voz, desarrollar sus culturas y su diversidad. También exigen ser consultados previamente cuando se estudien proyectos económicos que puedan afectarles, así como leyes y políticas de desarrollo.
Muestran su rechazo más enérgico al Tratado de Libre Comercio (TLC) de EEUU, Europa, Canadá y otros países, por ser “nuevos candados de sometimiento y saqueo de la Madre Tierra”. Denuncian las maniobras de la UE junto a los dictadores de Perú y Colombia para destruir la Comunidad Andina e imponer el TLC.
En otro orden de cosas, proponen la creación de un Tribunal de Justicia Climática que juzgue a las empresas transnacionales y los gobiernos cómplices que depredan la naturaleza, saquean sus bienes y vulneran sus derechos.
La IV Cumbre Continental de Pueblos y Naciones Indígenas que tuvo lugar a finales de mayo en Puno (Perú), congregó a cerca de 6.500 delegados representantes de cuatrocientas etnias del contiene americano (casi 40 millones de personas).
Indígenas del mundo, unidosDan un tiempo y una nueva oportunidad a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a Naciones Unidas para que asuman su responsabilidad fuera del poder imperial. De no ser así, pondrían en marcha una nueva iniciativa, la Organización de Naciones Unidas del Abya Yala (antiguo nombre del continente americano) y del Mundo, una especie de Naciones Unidas Indígenas. La organización sería la encargada de hacer oír su voz en las más altas sedes internacionales, defender sus derechos y tradiciones ancestrales.
Estos colectivos no entienden porqué sus reivindicaciones son con frecuencia criminalizadas por los gobiernos y porqué utilizan los ejércitos y la fuerza contra ellos como si fueran delincuentes. Reivindican un diálogo de igual a igual y exigen la amnistía de sus líderes y dirigentes procesados y encarcelados injustamente.
Por primera vez en la historia, reclaman la celebración de un juicio internacional contra los gobiernos de Colombia, Perú y Chile a los que acusan de persecución y represión de los pueblos indígenas de aquellas zonas.
En la declaración final de esta Cumbre las distintas comunidades indígenas plantearon su respaldo a la lucha de los pueblos del mundo contra los poderes imperiales. En este sentido mostraron su solidaridad Indígenas del mundo, unidoscon los indígenas amazónicos de Perú -en pugna con el gobierno de Alán García-, por “dictar normas privatizadoras y anticonstitucionales que atentan contra la soberanía nacional y los derechos de los indígenas”.

EL 'TIANANMEN' DE PERU

Las comunidades indígenas de la Amazonia peruana que aglutinan a más de trescientas mil personas, se levantaron contra el gobierno el pasado nueve de abril para exigir la derogación de nueve decretos leyes que facilitaban el ingreso en aquellas tierras a compañías petroleras, así como la venta de las tierras indígenas a empresas madereras para la producción de biocombustibles. Como medida de presión, los indígenas cortaron de forma pacífica las carreteras y algunos tramos de abastecimiento de gas y petróleo, lo que provocó problemas de abastecimiento en varias zonas de la Amazonia. El gobierno no sólo se niega a debatir dichas leyes sino que ordena el cinco de junio, el ataque a los indígenas. Primero en la denominada Curva del Diablo, donde había congregados más de cinco mil nativos, para continuar en la ciudad de Bagua donde se sumaron cientos más. Un infierno de gases y balas llega hasta los manifestantes desarmados que se niegan a dar un paso atrás. “Somos los herederos de estos recursos, nosotros, los pueblos amazónicos -advierte uno de sus líderes- y si creemos que la Amazonia es el pulmón del mundo tenemos la obligación de protegerla y no permitir que un gobierno retire nuestros derechos”. Como consecuencia de la redada mueren veinticinco nativos y más de cien resultan heridos por arma de fuego. El gobierno impone el toque de queda en la zona.
Las comunidades indígenas de la Amazonia peruana se levantaron contra el gobierno para exigir la derogación de nueve decretos leyes que facilitaban el ingreso en aquellas tierras de compañías petroleras, así como la venta de las tierras indígenas a empresas madereras para la producción de biocombustibles.
Indígenas del mundo, unidosLa verdad de lo ocurrido en el denominado “Tiananmen de la Amazonia” se va conociendo poco a poco. Hay cuerpos que aún no han sido localizados y un importante número de indígenas sigue desaparecido. Es por ello que organizaciones internacionales y ONG reclaman con urgencia una investigación independiente e imparcial.
“Nosotros estamos luchando por defender nuestras tierras, nuestra vida y nuestros derechos”, denuncia ante los medios de comunicación extranjeros, el líder de los indígenas amazónicos, Alberto Pizango. “No vivimos de un sueldo sino de los recursos de nuestra Madre Tierra. Si nos quitan eso, ¿de qué vamos a vivir?”
Los niveles de contaminación en la zona están poniendo en peligro la caza, la pesca y la recolección de frutos, actividades básicas para la supervivencia de estas comunidades pero también está afectando gravemente a su salud. La Federación de Comunidades Nativas del Río Corrientes afirma que por cada barril de petróleo extraído se contaminan el equivalente a nueve barriles de agua con sustancias químicas tóxicas tales como hidrocarburos y metales pesados como plomo, cadmio, mercurio y arsénico. Sustancias que afectan al sistema nervioso central, pueden producir cáncer y malformaciones genéticas, e incluso causar la muerte.
Después de este sangriento episodio, el Congreso peruano vota a favor de la revocación de las controvertidas leyes. La respuesta de los nativos no se hace esperar. “La lucha y la vida de nuestros hermanos indígenas no ha sido en vano. Hoy se ha demostrado que nuestra lucha es justa y que no ha sido manipulada por nadie”, declaraba en rueda de prensa el vicepresidente de la organización indígena amazónica de Perú, Daysi Zapata Fasabi.
Quinientos años de opresión y dominación no han conseguido silenciar sus voces. Llega el momento en que los casi trescientos millones de indígenas que existen en la actualidad repartidos en setenta países del mundo, continúen con la labor emprendida por sus antepasados, recojan su testigo y lo proyecten al futuro.
Empieza un nuevo tiempo para los pueblos originarios que hablan de una Nación Unida Indígena y el nacimiento de una nueva forma de vida. Δ

 

Comentarios   

 
0 #1 la joya sureña 24-07-2009 20:46
estimados, son tiempos de cambio, nuevas miradas a la historia, vivimos una revolución en democracia, con visiones mas huamanas en convivencia con el medio ambiente según nuestras costumbres y nuestras creencias que son variables dentro de nuestras culturas, hay que dar importancia a nuestras propias culturas, ser nosotros mismos para visualizar nuestra misión a otras mi blog: la joya sureña, gracias
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #2 marcos 27-07-2009 18:41
Me gustaria ver el resurgir de los indigenas y que se le devuelva lo que los españoles les robaron.
Sin embargo mal empezamos si tomamos a socialistas radicales como Chavez de modelo de gestion...
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #3 javier Martinez Seisdedos 17-08-2009 17:43
Por fin los tiempos de cambio han llegado. Nuestros ancestros, lo conocian y nos hablarón de un futuro del cual estamos en estos momentos inmersos. La gran red en la cual estamos todos, debe de ser activada y el único modo de poder lograrlo es a traves de la unidad. Solamente así podremos restablecer los lazos con la Pacha Mama y el Universo. Todo forma parte del Uno... Ellos ya lo sabian. Gracias por el reportaje.
Citar | Reportar al moderador