.

Quién está en línea

Tenemos 209 lectores conectados
Reportajes Reportajes Luces y sombras de las redes sociales

Luces y sombras de las redes sociales

Escrito por Marta Iglesias 29 Mayo 2009
( 14 Votos )
Imprimir
Luces y sombras de las redes sociales 4.2 out of 5 based on 14 votes.
Doscientos setenta y cinco millones de personas son asiduas a las redes sociales, webs donde se intercambia información, la mayoría de ella de carácter personal. Son un gran centro de intercambio, pero también una oportunidad de negocio y un riesgo potencial en lo que a manipulación de datos se refiere.
Luces y sombras de las redes socialesLas más empleadas están en boca de todos: Facebook con 175 millones de usuarios, MySpace con 120 millones, Twitter, Youtube o Tuenti. En ellas se conectan grupos de gentes, amigos para compartir pensamientos, confidencias, vídeos caseros, fotos personales... El objetivo es comunicar, entretener y compartir. La inmediatez es su seña de identidad más característica. Me siento ante el teclado y escribo cómo me ha ido el día, vuelco una foto y al momento recibo un comentario de un amigo. Se calcula que el 58% de los usuarios de Internet del mundo participan en ellas.
Para remontarnos al origen de estas redes sociales digitales, podemos consultar el último estudio del INTECO y la Agencia de Protección de Datos, que señala como fecha de nacimiento 1995 cuando aparece classmates.com. Esta web pretendía poner en contacto a antiguos estudiantes miembros del mismo colegio, universidad, instituto... El salto se produce en 2002 cuando aparecen sitios web que promocionan las redes de círculos de amigos en línea. Al año siguiente nace MySpace, cuyo valor añadido es que además de comunicarte con tus amigos, permite colgar canciones propias, sirviendo de plataforma a los nuevos artistas.
De sus páginas han salido músicos como Lily Allen y hoy es la segunda red social del mundo, con 2,5 millones de usuarios en nuestro país. En febrero de 2004 aparece Facebook -hoy la red social con más número de usuarios- y a finales de 2005 Youtube, en cuya página se ven cada día más de 100 millones de vídeos y cada minuto se suben 13 horas de vídeo. En 2006 nacieron Twitter, es un servicio de microblog donde cada usuario pone un pequeño escrito personal que va actualizando, y Tuenti es la preferida de los jóvenes españoles. Según la wikipedia, “Tuenti es una red social virtual dirigida a la población joven española. Permite al usuario crear su propio perfil, subir fotos y vídeos y contactar con amigos. Tiene otras muchas posibilidades como crear eventos y etiquetar amigos en fotos. Se caracteriza también por su potente buscador”.
Se calcula que en nuestro país el 46% de internautas utiliza las redes sociales, también conocidas como social media. Trece millones de personas forman parte de alguna comunidad virtual, y la cifra crece a un ritmo del 20% De cada diez usuarios, siete son menores de 35 años, aunque el grupo de personas que tiene entre 35 y 45 años ha crecido el pasado año un 20%. Este dato ha hecho que las empresas se froten las manos, puesto que este grupo de edad constituye una fuente de clientes potenciales para las empresas. Para Antoni Gutiérrez, asesor de comunicación y gran conocedor del tema, “es lógico que sean mayoría de jóvenes los que están en redes sociales porque son los más versados en las nuevas tecnologías. Han aprendido de pequeños y en muchos casos han visto usar ordenadores a sus padres. Pero tampoco debemos de olvidar que cada vez másLuces y sombras de las redes sociales personas de cualquier edad ingresan en alguna red. Un reciente estudio europeo aseguraba que para 2013 el 100% de los menores de 50 años estarían en una red social”
Se calcula que en nuestro país el 46% de internautas utiliza las redes sociales. Trece millones de personas forman parte de alguna comunidad virtual, y la cifra crece a un ritmo del 20%

POR QUÉ EL AUGE DE LAS REDES SOCIALES

Muchos se preguntan qué hace la gente en las redes sociales por qué pasan tanto tiempo en ellas, de qué hablan, qué les atrae, por qué han sustituido el salir de paseo con amigos por hablar con ellos mediante un ordenador... En fin, ¿por qué su éxito?
En primer lugar conviene señalar que el funcionamiento de las social media se basa en la teoría de los “6 grados de separación”. Según ella, toda la gente del planeta está conectada a través de no más de seis personas. En muy pocos pasos es posible que en una de estas redes encuentres a alguien conocido: puede ser alguien de clase, un compañero del colegio o una antigua novia. Así que las relaciones personales pueden ser uno de sus usos. El último informe del INTECO señala que la utilidad que se da a las redes sociales se reparte del siguiente modo: mayoritariamente se emplean para compartir o subir fotos, algo que hace el 70,9% de los usuarios. El 62,1% envía mensajes privados, el 55% comenta las fotos de los amigos y el 46,2% confiesa que se conecta para cotillear. No parecen actividades muy atractivas ni diferentes. Se impone seguir buscando una respuesta... Para la psicóloga Lurdes Nadal, de Isep Clinic de Granollers, la explicación está en que “a los jóvenes les gusta inventarse entidades, experimentar identidades, hablar mucho sobre cualquier cosa y crear una contracultura propia de experimentación identitaria. Las redes sociales facilitan extraordinariamente estas actividades”.  Antoni Gutiérrez también encuentra explicación en el atractivo que ejerce la interacción social. Para él el éxito se relaciona con que los usuarios “encuentran una comunidad y una manera de relacionarse y de interactuar, de comunicarse, con una red cada vez más amplia de amigos y amigas. Las nuevas tecnologías se han extendido. Hoy en día sin no estás en una red social difícilmente podrán encontrarte en la red. Hace unos años si no tenías correo electrónico muy a menudo ya no te comunicabas con la gente a la que no solías ver. En la actualidad las redes sociales están adoptando esa regla”.
Un estudio de Universal McCann afirma que el 44,6% de los internautas emplea estos servicios para relacionarse con amigosLuces y sombras de las redes sociales o familiares cercanos, así que para muchos es otra forma de conversar y mantenerse en contacto, abriendo poco el círculo de sus relaciones.
“A los jóvenes les gusta inventarse entidades, experimentar identidades, hablar mucho sobre cualquier cosa y crear una contracultura propia de experimentación identitaria. Las redes sociales facilitan extraordinariamente estas actividades”. Lurdes Nadal, de Isep Clinic de Granollers.

LUCES DE LAS REDES SOCIALES

Las redes sociales -así como los foros, portales de agregación y valoración de noticias y artículos, los wikis, o los portales de anuncios y servicios clasificados- son ejemplos de la Web 2.0. Es la evolución de la Web 1.0, donde los webmaster o editores de páginas digitales generaban los contenidos para que los usuarios los leyeran, consultaran o los descargaran. En la Web 2.0 la mayoría de los contenidos los generan los usuarios y visitantes del portal, que enriquecen el sitio con sus aportaciones. En las redes, la información corre como la pólvora y el boca a boca digital produce que en un día se descarguen millones de veces un vídeo de youtube o se hunda en cartel una película recién estrenada.
Para corroborar el éxito de resultados que se pueden extraer de estos sistemas hay que mirar a la Casa Blanca. En sus inicios, Barack Obama no podía competir con el resto de candidatos. En un país de mastodónticas campañas presidenciales, él tenía menos dinero, pero más imaginación y recursos digitales. Llegó a tener un millón de amigos en MySpace, tres millones en Facebook y 160.000 seguidores en Twitter que recibían puntualmente sus mensajes enviados desde su famosa Blackberry. Ello le impulsó hasta poder competir como candidato del partido con la prevista Hillary Clinton, y siguió creciendo hasta llegar a la presidencia.
Sin duda las social media son una fuente de comunicación única para transmitir inmediatamente mensajes urgentes, convocatorias... Como amplía la psicóloga Nadal, “Las tecnologías de la información y de la comunicación también posibilitan las transformación de muchas redes sociales como es la acción colectiva, en nuevas formas de protesta, movilización y organización del cambio social. La sociabilidad en Internet se basa en comunidades de personas basadas en intereses individuales y el de afinidades y valores. Asistimos a una crisis de las organizaciones tradicionales estructuradas, tipo partidos, y hay una emergencia de actores sociales. Por ejemplo, los movimientos sociales son movimientos de valores, por tanto dependen de la capacidad de comunicación”. Inteligentemente empleada es una herramienta barata y sencilla de utilizar para grupos sociales con pocos recursos y muchas ideas, que pueden movilizar a sus asiduos. Algo parecido a lo que sucedió las elecciones de 2004 con el Pásalo a través del móvil, pero más perfeccionado.
Luces y sombras de las redes sociales
Debido a esta interacción, muchas empresas han visto una oportunidad de negocio, ya que pueden recoger las opiniones de sus consumidores para adaptar sus productos.
Otra de sus ventajas es que las social media permiten a los ciudadanos conocer lo que sucede en países que censuran la información, aunque normalmente esos lugares tienen también Internet limitado o vigilado. Y además, la cantidad de información volcada permite ayudar en determinados casos policiales, como cuando a principios de este año la policía neozelandesa pudo detener a un hombre tras mostrar su imagen en Facebook.
Para Gutiérrez, “Internet, y expecialmente la web 2.0, nos ofrece un nuevo modelo de comunicación horizontal y descentralizada, en el que es tan fácil ser emisor como receptor. Las posibilidades que puede ofrecer una tecnología así para el diálogo y la comunicación, el compartir ideas y experiencias, es enorme. Nos permite generar comunidades de personas con ideas o intereses afines, y compartir todos esos conocimientos. Una nueva manera de entender la organización, la creación y la comunicación”.
Aunque no nos equivoquemos: la gran participación en estas redes no implica necesariamente que sus usuarios tengan conciencia democrática. De hecho Facebook remodeló sus normas y las puso a disposición de sus usuarios para que votaran. Pero sólo lo hicieron el 0,3% de ellos. Sin embargo, la estructura de las social media son un buen punto de partida para convertir una democracia en una idea totalmente factible, porque permitiría comunicar de forma rápida a gobernantes y ciudadanos. Dejemos hablar a Antoni Gutiérrez, acostumbrado a lidiar en política, “las maneras de comunicarse se multiplican, pero es decisión de los gobiernos y de los partidos políticos el abrirse para poder recibir esa comunicación por parte de la ciudadanía. La política 2.0 no es sólo una cuestión de activistas digitales o de redes sociales “de partido”. Hay mucho recelo a lo nuevo, a lo abierto. Si bien las nuevas tecnologías permiten ya el e-voto, aumentando la rapidez y la seguridad a la hora de votar, no sucede lo mismo en la política deliberativa, donde deberían de buscarse herramientas -ya hay alguna- que permita generar un debate útil y sano, con la mayor participaciónposible”.
Luces y sombras de las redes sociales“Internet, y especialmente la web 2.0, nos ofrece un nuevo modelo de comunicación horizontal y descentralizada, en el que es tan fácil ser emisor como receptor. Permite generar comunidades de personas con ideas o intereses afines, y compartir todos esos conocimientos. Una nueva manera de entender la organización, la creación y la comunicación”. Antoni Gutiérrez, asesor de comunicación.

SOMBRAS DE LAS REDES SOCIALES

Lo primero a señalar es sin duda la cantidad de información que se está volcando, hasta tal punto que el ejército israelí ha advertido a sus soldados que no pueden facilitar información e imágenes comprometidas, como estaba sucediendo en una red social. Esta cantidad de información que circula alcanza también la intimidad de muchas personas, ya que las encuestas confirman que muchos usuarios tienen entre 14 y 16 años y publican información personal y familiar.
Pero el mejor ejemplo lo ilustra a la perfección lo acaecido en Facebook cuando a principios de febrero de 2009 anunció que cambiaba sus condiciones de uso. A partir de entonces nombre, apariencia e imagen del usuario pasaban a pertenecerle. La red social podía emplearlos para lo que quisiera, incluso con fines comerciales y publicitarios. De hecho, se indicaba que la red social quería vender la gran base de datos de sus usuarios a empresas, lo cual le iba a reportar grandes beneficios. Para más inri, aunque el usuario borrara su perfil, la red podía emplear las copias archivadas. La guerra no se hizo esperar y se crearon grupos de protesta dentro del propio Facebook, el más popular con 88.000 miembros. Bajo presión, el 19 de febrero de 2009 el portal anunciaba que Facebook volvía a las antiguas condiciones de uso. El hecho sirvió para poner sobre la mesa lo que en España venían alertando desde la Agencia de Protección de Datos (AEPD) y el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) y que se resume en que “hay que aumentar la privacidad y la seguridad en las redes sociales”. No es entonces de extrañar que el nuevo informe conjunto elaborado por estas dos instituciones haya despertado tanta expectación. Avalado por múltiples datos y comprobaciones, el informe alerta de tres momentos críticos para la privacidad y la protección de datos. El primer momento en el que conectar las alarmas es en la fase inicial de darse de alta en las social media, puesto que piden rellenar amplios cuestionarios. Aunque algunos de los campos son de relleno voluntario, preguntan sobre orientación sexual, profesión religiosa o ideología política. Además hay que comprobar la configuración, ya que por defecto está activado el grado más alto de publicidad del perfil, lo que permite ser visto por cualquier persona. Esta circunstancia hace que el 43% de los usuarios de redes sociales tengan su perfil de manera accesible a todos. Otro momento en el que prestar atención es en la llamada fase de participación, en la que se ha constatado que se publica mucha información personal y relativa a terceras personas.Luces y sombras de las redes sociales El INTECO y la AEPD también alertan en este punto de la suplantación de identidad, la instalación de cookies sin conocimiento del usuario que permite almacenar información sobre él y sus hábitos de navegación y la generación de spam a otros usuarios al acceder a su libreta de direcciones.
Al acceder por primera vez a una red social hay que comprobar la configuración, ya que por defecto está activado el grado más alto de publicidad del perfil, lo que permite ser visto por cualquier persona. Esta circunstancia hace que el 43% de los usuarios de redes sociales tengan su perfil de manera accesible a todos.
Independientemente del uso que hagan los internautas, otro peligro es que las social media son objeto de ataques para instalar programas espía para recopilar información sobre las actividades de los usuarios y la obtención de datos. Y otro momento para estar alerta es a la hora de darse de baja, ya que es difícil lograr la baja efectiva porque parte de sus datos pueden seguir alojados en los perfiles de otros usuarios. Y además no hay constancia de cuanto tiempo estas webs guardan los datos de sus usuarios, una vez que se dan de baja.
En otro apartado totalmente diferente, se encuadran los estudios del neurólogo portugués Antonio Damasió, que en un trabajo reciente analiza si procesamos de igual manera las emociones cuando nos llegan en un formato digital. El estudio realizado por su equipo ayuda a saber si la falta de relaciones personales directas, de tú a tú, influirán en el desarrollo personal. De sus análisis, el científico, ha deducido que los sentimientos relacionados con cuestiones morales y psicológicas, tardan más en activarse en el cerebro cuando llegan a partir de lo digital que si suceden físicamente, por ejemplo en un accidente con heridos. Si estamos viviendo “in situ” una situación, tardamos décimas de segundo en reaccionar, si la escena o el mensaje es digital, el cerebro tarda entre seis y ocho segundos, aunque luego las conexiones permanecen durante más tiempo. Debido a estos datos obtenidos, los autores del estudio temen que muchas personas no sean capaces de experimentar plenamente emociones relacionadas con los demás, ya que para la construcción de valores se necesita un tiempo adecuado para pensar y reflexionar. Quizás nuestro cerebro no esté emocionalmente preparado para la inmediatez y la rapidez de las nuevas tecnologías, aunque nosotros pensemos que sí.
De todo lo expuesto hasta ahora puede deducirse que las redes sociales abren un amplio campo de comunicación interpersonal, aunque en ningún modo sustituye las relaciones de “tú a tú”. Su uso ha de hacerse precavidamente, siempre teniendo en cuenta que una vez volcada la información probablemente escape de nuestro control. Requiere una reflexión por parte de los usuarios, un análisis de lo que buscan o desean conseguir, a fin de dirigir las herramientas pertinentes en esa dirección. Y en el caso de los menores de edad, una orientación por parte de los adultos. Las ventajas son muchas, los peligros también. Porque las redes sociales no están exentas de manipulación, al igual que cualquier campo de la vida cotidiana. Δ

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar