.

Quién está en línea

Tenemos 92 lectores conectados
Otros ¡Mira que Guay...! 'En casa de herrero…'

'En casa de herrero…'

Escrito por A.F. 15 Mayo 2009
( 8 Votos )
Imprimir
'En casa de herrero…' 4.6 out of 5 based on 8 votes.
En su viaje a Oriente Próximo, concretamente en Jordania, Benedicto XVI defendió ante la multitud que se respetara la dignidad de la mujer.
Entre otras cosas dijo…'Desafortunadamente, la dignidad y misión dada por Dios a la mujer no ha sido siempre comprendida y estimada'.
¿Era una confesión pública? ¿Era un reconocimiento de los errores cometidos por la Iglesia? ¿O era simplemente otra salida de tono?
Claro que… ¿Dónde considera Benedicto que tiene la dignidad la mujer? ¿A qué se refiere con eso de “la misión dada por Dios a la mujer”?
Creo que si explicara de qué se trataba esa misión, ni Dios, ni la mujer, ni muchos hombres estaríamos de acuerdo, porque la Iglesia siempre ha colocado a la mujer en un segundo plano, servil al hombre y siempre dispuesta a ser fecundada por él para llenar este mundo de lindos retoños.  Según la filosofía del Opus, “los que Dios quiera”, como si Dios fuera un ganadero, con agenda electrónica, que llevara la cuenta de los corderitos que debe tener cada pareja para mantener el equilibrio del rebaño.
Lo curioso es que Benedicto vaya a Jordania a pedir la dignidad de la mujer, cuando tiene a su lado a Berlusconi, a quien le venía muy bien un cursillo acelerado de cómo reprimir el machismo.
Y no digamos ya cómo se valora dicha dignidad entre los muros del Vaticano y en sus sucursales esparcidas por el mundo. ¿Alguna vez han tenido en cuenta, los que se esconden tras esos muros, la dignidad de la mujer? ¿Qué opinarían las que fueron quemadas, acusadas de brujería, por la Inquisición, que en su versión moderna fue dirigida por Benedicto antes de ascender a Papa?
Resulta de una hipocresía del tamaño del Vaticano ir por el mundo dando consejos de ética precisamente, en aquellas cuestiones en las que el Papa y sus acólitos podrían dar cursos de graduación. Su historia les ha dado mucha experiencia, sobre todo en cuestiones relacionadas con el respeto a la dignidad de los seres humanos.
Si yo fuera Dios, y estuviera de acuerdo con la reencarnación, le prepararía una próxima vida a Benedicto en la que fuera mujer, formara parte de un harén con otras veinte mas, y donde tuviera un hijo cada año.
Seguro que así comprendería eso tan ambiguo para él como es la dignidad de la mujer.
Quién sabe, a lo mejor era bastante más feliz que en esta oscura vida que lleva.
Por lo menos podría conocer de cerca la verdadera naturaleza de la mujer.
Y, de paso,  algunas otras cosas más.
Mira qué guay. Δ
 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar