.

Quién está en línea

Tenemos 154 lectores conectados
Otros Ciencia Amor y oxitocina

Amor y oxitocina

Escrito por José M. López 29 Abril 2009
( 22 Votos )
Imprimir
Amor y oxitocina 4.6 out of 5 based on 22 votes.
Durante siglos el hombre ha buscado el elixir del amor. Ahora los científicos saben que esta sustancia la produce nuestro propio cuerpo y se llama oxitocina. Estudios confirman que las personas que más aman tienen niveles más altos de esta molécula. La cuestión es, ¿la producción de oxitocina es la consecuencia de amar o podemos amar gracias a que tenemos oxitocina? Quizá sean las dos cosas.
Amor y oxitocinaEl amor, dicen, es pura química. Y esta idea, que no podía ser más acertada, hace tiempo que está siendo objeto de estudio. En realidad, los biólogos ya conocen algunos de sus ingredientes, como la vasopresina o la oxitocina.
La oxitocina es una hormona que tradicionalmente se ha relacionado con el parto y con la estimulación de la producción de leche. Pero estudios recientes apuntan a que también es responsable de reforzar los vínculos afectivos entre las personas, la pareja y entre padres e hijos. Además, parece tener un importante papel en la excitación sexual. El vínculo de la oxitocina con las relaciones amorosas, parece estar demostrado, tanto en animales como en humanos.
Hace tres años, Paul Zak, biólogo y fundador y director del Centro de Estudios Neuroeconómicos de la Universidad de Claremont (California), probó con voluntarios que cuando inhalaban oxitocina, aumentaba la empatía y la confianza entre ellos. Zak publicó sus estudios en Nature, donde concluía que "la oxitocina es el pegamento de la sociedad, tan simple y tan profundo". También recientemente se publicaba otro estudio de Larry Young, investigador del Centro Nacional de Investigación de Primates Yerkes de la Universidad de Emory, Atlanta (EEUU). En él comparaba los niveles de oxitocina y vasopresina -hormona similar a la oxitocina-, de dos grupos de roedores de pradera (Microtus ochrogaster) muy similares, pero con un comportamiento familiar opuesto. Young detectó que uno de los grupos, de naturaleza monógama, tenía muchos más receptores de oxitocina y vasopresina que otro grupo de comportamiento promiscuo, en el que los machos descuidaban la prole.
"La oxitocina es el pegamento de la sociedad, tan simple y tan profundo" (Paul Zak, biólogo)
Se sabe que el mero contacto físico entre dos personas hace que el cerebro fabrique oxitocina. Por otra parte, uno de los momentos en los que se libera más cantidad de esta hormona es, en las mujeres, el momento inmediatamente posterior al parto. El contacto con su bebé, su olor, sus llantos, hacen que el cerebro de la madre libere todo un torrente de hormonas del amor. Cuando el bebé chupa el pezón de la madre activa la formación de oxitocina, responsable de que nazca y se refuerce el vínculo de amor entre madre e hijo. De este modo el amor materno empieza a forjarse, no es consecuencia de un tiempo de relación, y eso es posible gracias a las hormonas. En ese primer momento, dicen los investigadores, es cuando nace la impronta en el niño, cuando se fija el vínculo con su madre. Hoy se sabe incluso que estas moléculas del amor moldean el cerebro y dejan su sello en la vida adulta. El desarrollo de redes neuronales depende en una gran medida de las relaciones con el exterior y todo apunta a que el afecto de padres y cuidadores tiene un papel fundamental en ello.
Paralelamente, hace casi una década también se descubrió que los hombres que conviven con mujeres embarazadas incrementan sus niveles de oxitocina en torno a un 20% más de media respecto de los niveles que tenían con anterioridad. Y no sólo eso, cuando un padre coge y acaricia a un bebé, sus niveles de oxitocina aumentan en ese momento y su cerebro también cambia.
El vínculo de la oxitocina con las relaciones amorosas, parece estar demostrado, tanto en animales como en humanos.
De igual forma, los neurobiólogos han estudiado las relaciones de pareja, en las cuales la oxitocina actúa como una bomba de reacciones positivas. Los besos, las caricias y los juegos durante las relaciones sexuales liberan la oxitocina. Las caricias en los pechos de la mujer liberan la oxitocina -de igual modo que se produce cuando mama un bebé-, lo que según apuntan algunos investigadores puede ser el origen del sentimiento maternal que tienen muchas mujeres hacia sus compañeros.
Larry Young, de la Universidad de Emory, Atlanta, reconoce en un artículo en Nature que “El amor y otras manifestaciones del comportamiento humano son fruto de la actividad cerebral, y el cerebro funciona a través de sustancias químicas y actividad eléctrica”. Young también valora el actual estado de las investigaciones en este terreno: “Los científicos están intentando aislar e identificar los componentes neurales y genéticos de esta aparentemente exclusiva emoción humana. De hecho, es posible que pronto los biólogos sean capaces de reducir a una cadena de sucesos bioquímicos ciertos estados mentales relacionados con el amor”.
El vínculo entre la oxitocina y el amor es un ejemplo más de la interdependencia que existe entre nuestra mente, nuestras emociones y nuestro cuerpo. Es un camino de ida y vuelta: cada uno de nuestros pensamientos afecta a nuestro cuerpo, a la vez que las moléculas que genera nuestro cuerpo pueden activar determinados pensamientos. Y de la misma manera, amar libera la oxitocina y otras hormonas similares; pero también cuanta más oxitocina tenga nuestro cuerpo, tendremos más propensión a amar y a confiar en los demás. Δ

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar