.

Quién está en línea

Tenemos 134 lectores conectados
Actualidad Los ricos también lloran

Los ricos también lloran

Escrito por Alberto Montero 03 Abril 2009
( 3 Votos )
Imprimir
Los ricos también lloran 5.0 out of 5 based on 3 votes.
Estoy de lo más apenado. La revista Forbes acaba de publicar su listado anual de las personas más ricas del mundo y acabo de enterarme, no ya de que no me encuentre entre ellas, que eso ya lo sabía, sino de que los ricos también están pasando lo suyo con esta crisis.
De entrada, este año la lista es más corta que los anteriores: tan sólo hay en el mundo 793 milmillonarios (el equivalente en español del billonario inglés, esto es, la persona que posee más de mil millones de, en este caso, dólares) cuando hace un año había 1125, es decir, este año contamos en el mundo con un 30% menos de ricos. Y no es porque todos ellos hayan muerto –de hecho, sólo lo han hecho 18 (para quien tenga dudas, los ricos también mueren y eso es una de las pocas cosas en la que se parecen al resto de mortales)- sino porque mientras que 355 milmillonarios han dejado de serlo sólo han alcanzado esa cifra mágica 41 aspirantes de años anteriores.
Algo tiene que ir muy mal en el capitalismo para que los pobres sean cada vez más pobres y los ricos cada vez menos numerosos y menos ricos tanto en conjunto como individualmente.Además, es la primera vez desde el año 2003 que la lista de milmillonarios no crece sino que mengua. Como también es la primera vez que, desde ese año, disminuye la riqueza acumulada por estas personas.
Así, nos encontramos con que los ricos no sólo son menos numerosos sino que también son un poco más pobres: se ha reducido tanto el valor neto de su riqueza colectiva, que ha disminuidos en 2 billones de dólares, como el valor medio de su riqueza neta, que se sitúa ahora en torno a los 3 mil millones de dólares tras experimentar una caída del 23%.
Algo tiene que ir muy mal en el capitalismo para que los pobres sean cada vez más pobres y los ricos cada vez menos numerosos y menos ricos tanto en conjunto como individualmente.
Pero, además, la crisis ha vuelto a poner algunas cosas en su sitio: India, tras el colapso de su mercado bursátil y la devaluación de la rupia, ha tenido que ceder su puesto como primer país asiático en número de milmillonarios a China. Moscú, que era la ciudad que hace un año concentraba el mayor número de ricos del mundo, superando sobradamente a Nueva York (74 frente a 71), ha visto como su condición de capital de los milmillonarios le volvía a ser arrebatada por la ciudad de los rascacielos (55 frente a 27). Y, sobre todo, los Estados Unidos vuelven a convertirse en el país del mundo que mayor número de milmillonarios y más riqueza de éstos acumula: el 44% de la riqueza y el 45% de los milmillonarios residen en aquel país.
Además, la crisis financiera ha hecho desaparecer de la lista a muchos de los directivos de los grandes fondos de inversión y bancos que habían acaparado, ya sabemos que por esa excelente gestión de la riqueza ajena, fortunas astronómicas y que ahora, tras haber hundido a miles de personas en la ruina sienten en su orgullo, porque su patrimonio aunque mermado sigue siendo ingente, el peso de la crisis.
En definitiva, que los ricos también lo están pasando mal, como usted y como yo… bueno, igual no tan mal. ¿No es como para que a uno se le parta el alma? Δ

Alberto Montero. Profesor de Economía Aplicada. Universidad de Málaga.

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar