.

Quién está en línea

Tenemos 69 lectores conectados
Otros Medio ambiente Gestión de huertos ecológicos. Volver a la Madre Tierra

Gestión de huertos ecológicos. Volver a la Madre Tierra

Escrito por Marta Iglesias 18 Diciembre 2008
( 8 Votos )
Imprimir
Gestión de huertos ecológicos. Volver a la Madre Tierra 3.8 out of 5 based on 8 votes.
Hace cuatro años a Nicolau Forns y Margarida Viciana les propusieron poner en marcha un huerto para un particular. En las negociaciones descubrieron que no había empresas que realizaran estos trabajos y fundaron Ecotitot. Tras sus huertos ecológicos, se esconde una nueva manera de pensar...
Gestión de huertos ecológicos. Volver a la Madre Tierra-Ustedes pasaron de tener su huerto, hacer conservas y vender excedentes en el mercado, a crear una empresa...
-Nosotros nos dedicábamos a hacer huertos ecológicos en casas particulares. Hace unos años una paisajista que trabajaba para un multimillonario nos llamó porque su cliente le había pedido un huerto y no acertaba con el proyecto. Al hablar con él vimos que era un señor minimalista, que concebía el huerto como un lugar de meditación y un microcosmos. Entonces nos dimos cuenta simplemente de que había algo que no se podía comprar ni con dinero: que alguien te hiciese un huerto para que tú pudieses coger tus verduras frescas.
-¿Qué cambio de mentalidad hay que dar para que el campo genere empleos diferentes?
-El campo siempre ha sido fuente de riqueza, pero requiere un cambio de mentalidad. Igual que hasta ahora se pensaba que la banca eran los representantes del orden, lo correcto y lo coherente, y resulta que han sido un montón de estafadores, en agricultura la línea técnica oficial -no hablemos ya de transgénicos-, es una gran mentira porque no tienen ni idea de cómo funciona la naturaleza. Debemos hacernos planteamientos profundos, de manera que la gente se dé cuenta de que el alimento es importante y entonces se ocupe de cultivar su huerto o de crear su propia estructura social nueva, de corresponsabilidad con la gente que produce su comida y que le permite dedicarse al trabajo especializado.
“En agricultura la línea técnica oficial -no hablemos ya de transgénicos-, es una gran mentira porque no tienen ni idea de cómo funciona la naturaleza”
-¿Qué busca la gente que desea poner en marcha un huerto propio?
-Acabo de publicar un artículo en un libro, donde hablo del huerto como instrumento de terapia. Yo he realizado durante muchos años laborterapia con toxicómanos a través del huerto, porque en él están los orígenes más atávicos de nuestra experiencia humana. Hay una parte visceral y profunda que hace ver el huerto como una cosa entrañable. Puedes hablar de huertos donde quieras -en la Administración, en universidades...- y para todo el mundo tiene unas connotaciones emocionales importantísimas. La gente desea contactar con algo que sea verdadero y tenga un ritmo que nos recuerde que estamos vivos. Algunos de nuestros clientes quieren cambiar su forma de vida y les parece que el huerto le va a contactar con eso. Así que a veces lo empiezan y luego lo dejan, porque requiere todo un cambio de planteamiento que hay que estar dispuesto a dar.
-¿Llevamos la agricultura en los genes?
-Es obvio si pensamos que nuestro lenguaje está cargado de vocablos agrícolas, empezando por echar raíces, sacar ramas, madurar, brotar, dar fruto... Pero como de genética no sabemos tanto, digamos que a través del trabajo de la tierra recordamos los aromas de cuando eras pequeño, de los abuelos, de toda la cadena generacional a la que uno se debe. Y al final uno ve que pensaba que había descubierto mucho, pero al fin y al cabo lo abuelos sabían más.
“La gente pone en marcha un huerto porque desea contactar con algo que sea verdadero y tenga un ritmo que nos recuerde que estamos vivos”
-¿Por qué está tan infravalorada la agricultura y la gente que trabaja en el campo, si para alimentarnos necesitamos la tierra?
-Si nos basamos en los griegos, en el campo trabajaban los esclavos. Y para los romanos lo mismo. Ese es el principio por el que se sabe poquísimo, porque siempre le ha tocado trabajar al más pringado Gestión de huertos ecológicos. Volver a la Madre Tierraque no ha podido acumular conocimiento. Y por eso usamos técnicas deplorables, aprovechadas de la Revolución Industrial para poner pesticidas y abonos químicos. Son sistemas prehistóricos, no por antiguos, sino por poco evolucionados. Exceptuando algunas líneas agrícolas de la agricultura orgánica o del japonés Fukuoca, por ejemplo, pues se sabe poquísima agricultura.
-¿De qué es guardián el campesino?
-No podemos generalizar porque, ¿quién ha quedado en el campo? Por desgracia, cuando vine a vivir al campo hace unos veinticinco años, esperaba encontrar los conocimientos antropológicos y me dí cuenta de que se había quedado quien había tenido valor para irse.  A lo mejor mientras no se pueda borrar una gran parte de las neotradiciones de esta gente -y con ello me refiero a la costumbre de cargarse todo lo que está vivo, de usar la técnica para ahorrarse el trabajo... -, aquí no hay nada que hacer.
“En el campo usamos técnicas deplorables, aprovechadas de la Revolución Industrial para poner pesticidas y abonos químicos. Son prehistóricas, no por antiguas, sino por poco evolucionadas”
-¿Cómo valoras la asociación entre trabajo en el campo y esfuerzo físico?
-Si seguimos por la línea que vamos, la gente tendrá los brazos mucho más cortos y sólo el índice y el pulgar para apretar botoncitos. Eso de que el trabajo físico está en contra de la cultura, la sabiduría y el bienestar es una de las sandeces más grandes que nos han vendido. Porque claro, quien se esfuerza parece que se acerca más a la esclavitud, a la clase inferior. Si no nos movemos, ¿tendremos que ir luego al gimnasio?  No pasa nada por hacer esfuerzo físico.
-¿Qué puede ofrecernos un huerto doméstico en estos tiempos de crisis?
-Yo también realizo huertos urbanos y he comprobado los beneficios que otorga esta actividad como espacio de encuentro, de entendimiento intergeneracional, de comunicación. También es una despensa de alimentos saludables y un lugar de meditación. De todos modos, yo llevo los últimos quince años esperando esta crisis, que no se va a pasar en los diez años anunciados. Esta crisis requiere introducir cambios fundamentales que pasan por volver a lo local, a estructurar una red social de proximidad con los alimentos, cambiar conceptos como productor y consumidor por colaboradores. Nuestro lema -cogido de los franceses- es que “lo ecológico y lo local, es ideal”. Δ

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar